5o Informe Semanal COVID-INDUSTRIAL: Efectos en la economía, la industria y el empleo

La   presentación   del   Quinto   Informe   del   COVID-INDUSTRIAL   que   organiza     la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), considerado el instrumento de la industria mexicana para expresar sus opiniones, propuestas y preocupaciones en la contingencia sanitaria por el Covid-19, fue coordinada por su presidente Francisco Cervantes Díaz, Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la Oficina de Presidencia, José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos y los vicepresidentes y voceros Raúl Picard, Alejandro Malagón y José Cohen.

En esta ocasión se contó con la participación de los representantes de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA), la Cámara de la Cerveza (CERVEMEX) y del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de la Exportación (INDEX).

Manuel Pérez Cárdenas reconoció que las propuestas que hicieron al Gobierno Federal hace unas semanas para que se integraran mesas sectoriales de trabajo que avanzaran en la definición compartida de programas de acción para garantizar un regreso seguro, gradual y cauto a la “normalidad operativa” se concretaron, y fueron integradas por las secretarías de Economía, Trabajo y Previsión Social, Relaciones Exteriores, el IMSS y diversos sectores industriales.

Manifestó que el resultado fue dado a conocer en los acuerdos adoptados por el Consejo de Salubridad General, que ampliaron la lista original de actividades esenciales agregando a la construcción, la minería y la fabricación de equipo de transporte, “industrias de enorme impacto transversal a toda la economía y parte estratégica de cadenas globales de proveeduría”.

“Las industrias recién incluidas en el listado de actividades esenciales están integradas básicamente por empresas de carácter global, sujetas a los más estrictos estándares en distintas áreas, incluida por supuesto la del cuidado de la salud. Estas empresas saben que el regreso a la denominada ‘normalidad operativa’ será un proceso gradual, concertado, ordenado, cauteloso, porque nadie quiere que termine en ‘rebrotes’ que nos llevarían de regreso al cierre”, enfatizó Manuel Pérez Cárdenas.

Destacó que la coordinación entre las autoridades federales, estatales, municipales  y con la sociedad será el factor principal que ayudará a construir una nueva realidad socioeconómica en el nuevo orden mundial que emergerá de esta crisis.

Para finalizar, Pérez Cárdenas  expresó  que  se  deben  concentrar  los  esfuerzos  con  base en los siguientes puntos: 1) el impulso a lo hecho en México, para que las compras del gobierno  privilegien  los  insumos  intermedios,  bienes  de  capital  y  servicios  generados  en el país; 2) financiamiento de la Banca de Desarrollo para promover el sistema productivo nacional; 3) que los sectores esenciales cuenten con la proveeduría garantizada de insumos; 4) alinear los sectores esenciales de México con los de sus principales socios económicos, y 5) promover una política industrial en América del Norte que permita  avanzar  en  la  sustitución  de  insumos  intermedios  que  hoy  llegan  de Asia.

Francisco  Cervantes  Díaz,   Presidente de  CONCAMIN,  resaltó  que   esta  última semana fue de gran intensidad, informando que:

  • Se participó en las mesas sectoriales con las secretarías de Economía, Trabajo, Relaciones Exteriores y el IMSS, para avanzar en la definición de las mejores vías para emprender el reinicio de la normalidad operativa a partir de estrictos criterios de seguridad sanitaria, interna y externa a los centros de
  • Se dio seguimiento a algunas decisiones relativas al mercado eléctrico, que afectan su normal operación en los términos de la
  • Se atendieron numerosas reuniones para informar a los actores industriales y  a  los diversos agentes de los mercados

Se dijo satisfecho con los acuerdos que   el pasado martes 12 adoptó el Consejo de Salubridad General y que anunció el Presidente López Obrador, en relación con la lista de actividades esenciales, en la que ahora también se incluyen construcción, minería y fabricación de equipo de transporte.

Enfatizó que “el  tema  de  las  cadenas  de valor es indispensable para poder mantener o ser amortiguador en la caída de la economía y agregó que las medidas de distanciamiento, según la Organización Mundial de Comercio (OMC), han interrumpido cadenas de valor a nivel mundial por el equivalente a 5 trillones de dólares, “que es aproximadamente cinco veces la economía mexicana” y alertó que si México no  atiende  las  cadenas  de  valor globales, los compradores buscarán proveedores en otras latitudes. Por lo que nuevamente sugirió al gobierno formar una mesa lateral, un “cuarto de junto” para seguir atendiendo la salud financiera.

Aseveró que en México, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, se estima que al cierre de este año la actividad económica va a registrar una caída superior al 6.7%, haciendo énfasis en el segundo trimestre, que tendrá una caída hasta del 11%. En este sentido, advirtió  que  postergar  la  reapertura  de  los sectores ligados a las industrias de equipo de transporte, construcción y minería ocasionará mayores afectaciones al país, por lo que hizo un llamado al gobierno a no posponerla.

“Ayer fue dicho por el Presidente de la República que se reabran tres ramas importantes de la industria que abrazan muchas cadenas de valor, que es la industria de equipo de transporte, la minería y la construcción; en la noche fue corregido. Hacemos un llamado a que se reaccione nuevamente a la apertura, de no ser así seguirán los desempleos, ya cercanos a los 700 mil”, comentó Francisco Cervantes.

Referente al regreso seguro desde el punto de vista sanitario, indicó que se ha platicado con las empresas que pronto regresarán a las actividades para exhortarlos a entender “que éste no es un regreso a una fiesta, sino el principio de un difícil camino hacia lo que se tenía hace un par de meses”.

Finalmente, Cervantes Díaz expresó su reconocimiento al Presidente López Obrador y al Consejo de Salubridad General, por haber escuchado las propuestas del sector industrial. “Nos espera una página histórica llamada la Gran Reconstrucción Nacional. Estoy seguro de que habremos de lograrla, y de hacerlo bien”.

José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la CONCAMIN, hizo hincapié en tres elementos básicos que son la situación del empleo, sus implicaciones para el futuro en el corto plazo y los elementos por los que atraviesa el sector industrial.

Basándose en información del Consejo  Nacional  de  Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) estimó que en el segundo trimestre de este año (al cierre de junio) podría haber 10.7 millones más de personas en pobreza laboral.

Explicó que, desde su punto de vista, coincide con la información del Coneval porque la pérdida de empleos entre marzo (130,593)  y abril (555,247) acumuló 685,840 sólo en la parte formal, lo que demuestra que en abril se tuvo la mayor disminución de empleo formal, que implica una afectación directa para dos millones de mexicanos.

En lo que   refiere a la tendencia de los trabajadores afiliados  al IMSS durante la última década, explicó que es preocupante porque se ve claramente una inflexión a la baja en el número de trabajadores afiliados, afirmó que se está viviendo un nivel de desempleo que no se había observado desde junio de 2018, y que la tendencia señala que seguirá igual.

Planteó que en mayo se podrían perder hasta (-) 285 mil empleos formales ante el IMSS y en junio otros (-) 215 mil porque no toda la economía se va a reactivar en ese mes; en este punto señaló que habrá sectores que reactivarán hasta julio o septiembre, lo que significa que la pérdida de empleos también ocurrirá por la inviabilidad de continuar operando (quiebre de empresas).

Indicó que desde su perspectiva entre los meses de marzo y junio se van a perder (-) 1,186,000 empleos formales, lo que calificó como un retroceso no antes  visto  que  podría  llegar  a  afectar  a  más de cuatro millones de mexicanos.

En lo que se refiere al empleo informal, estimó que en los mismos meses se esperaría una pérdida de (-) 675 mil empleos en ese sector, en el que la gente ha visto a la informalidad como una válvula de escape ante la crisis para generar un ingreso cuando no hay programas de reactivación económica integrales.

 

En total, afirmó que el impacto de la crisis sobre el empleo formal e informal en México sería de una pérdida de (-) 1.8 millones de empleos, lo que implicaría tres años para poder recuperarlo, es decir alrededor de 650 mil empleos por año para poder recuperar lo que se está perdiendo en sólo cuatro meses.

Compartió la gráfica del Coneval que representa la pobreza patrimonial (por ingresos). Abarca del año 1992 al 2012, en       la que se indica que el peor año fue 1996 donde la pobreza patrimonial llegó a casi 64 millones de mexicanos.

 

Expresó que para finales de 2020 podrán existir 68.5 millones de mexicanos en pobreza por ingreso, es decir más de siete millones adicionales que se tenía en 2018 (61 millones) y esto justamente es el elemento que se ve dañado cuando no hay empleo y cuando no hay una normalización de la actividad productiva.

En este sentido, dijo que la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), reflejó el 13 de mayo de este año una caída en sus ventas de abril de casi 23% en términos nominales, aún sin descontar el efecto de la inflación. Para tiendas totales la caída fue de casi 20%, respecto al mismo mes, de 2019.

En su siguiente gráfica demostró que entre los años 2018 y 2020 se acumularon 18 meses de contracción en la actividad industrial, es decir, de tasas negativas, lo que ya igualó a lo ocurrido en las crisis de 1995 y de 2008-2009, pero sin coronavirus. Afirmó que esta situación va a seguir creciendo por lo menos entre tres y seis meses más.

En su última gráfica agregó que la tendencia del ciclo industrial de México al igual que el de EUA es a la baja, lo que muestra el desafío de reactivar la economía, por lo que sugirió la necesidad de generar un programa de reapertura, de reactivación económica, rápido y eficaz, que cumpla con todas las medidas sanitarias y en donde los calendarios queden bien establecidos, porque desafortunadamente la situación ya llegó al mercado laboral y podría llegar a una situación de pobreza.

En cuanto al Reporte del COVID-INDUSTRIAL, el vocero Alejandro Malagón informó que la encuesta fue aplicada del 6 al 12 de mayo y que básicamente son pocos los cambios, en comparación con la semana pasada.

Puntualizó que, en cuanto al tamaño de los centros laborales, el 95% de las empresas encuestadas está conformado por micro, pequeñas y medianas; casi el 37% de los encuestados son empresas de 2 a 10 personas, otro 30% tienen 11 a 50 y el 13% de más de 250 personas.

Respecto al principal mercado, dijo que más del 90% de las empresas encuestadas se enfoca en el mercado nacional  y  que a diferencia de las pasadas encuestas, donde una buena parte se enfocaba en la zona centro, hoy ya se diversificó en prácticamente todas las regiones del país.

En la estadística de ingresos e impactos, mencionó que el 95% de las empresas encuestadas tienen un problema de liquidez    y como se indicó la semana pasada, 6 de cada 10 empresas tienen reducidos sus ingresos en más del 50% y 3 de cada 10 empresas han perdido el 76% de sus ingresos y otras ya tienen ingreso cero.

Del impacto en las ventas afirmó que cerca de 58 de cada 100 empresas han sufrido deterioro en sus ventas, en más del 50%.

Del impacto en la cobranza mencionó que la recuperación de  la cartera continúa afectando a los empresarios, 55 de cada 100 empresas está recibiendo menos del 50% de la cartera  que tenían planeada. Los ingresos del 37% de las empresas  encuestadas se ha reducido entre el 76 y el 100%.

De la reactivación de operaciones, informó que como resultado de los trabajos entre la CONCAMIN con las diferentes dependencias, hasta días recientes, el 87% de las empresas no tenía claro cuándo reiniciarían actividades, mientras que el 55% sabían que estarían arrancando a más tardar la primera quincena de junio. Destacó que lo más importante con esta reapertura es la aplicación de protocolos de salud, seguridad e higiene.

En cuanto a la viabilidad del negocio, dijo que 3 de cada 10 empresas dijeron que no operarán después del 15 de junio.

Por su parte, José Cohen, vocero del COVID-INDUSTRIAL, enfatizó que el 64% de las empresas señaló que la principal problemática que enfrentan es la caída en la demanda, el 58% de las empresas tienen un problema serio de liquidez, lo que representa ya un problema de viabilidad. Coincidió con Alejandro Malagón en el sentido de que si la situación se prolongara hasta después del 1º de junio ya se estaría hablando de pérdida de empleos por cierre de empresas.

En lo referente a la problemática del personal, dijo que cerca del 42% de las empresas redujo su plantilla, en comparación con el 45% reportado hace una semana. Así mismo indicó que casi el 36% de las empresas una vez que reinicien actividades consideran recortar personal. De ese porcentaje, el 68% lo hará entre 1 y 30% respecto al total de su plantilla laboral.

De la liquidez y del flujo de efectivo, afirmó que, igual al dato de la semana anterior, 9 de cada 10 empresas siguen teniendo problema de flujo de efectivo y recordó que en el tema de la devolución del IVA, y de manera particular para el caso del sector minero, se tiene un atraso de unos 25 mil millones de pesos por parte del SAT.

Otra de las problemáticas son los costos fijos; refirió que, pese a la emergencia, casi el 97% de las empresas continúa pagando cargos fijos por servicios lo que genera un problema de solvencia.

Otros indicadores son la delincuencia, en donde 55 de cada 100 empresas reportó un incremento de ésta, lo que piensan que irá aumentando conforme se siga deteriorando la situación, y la extorsión que reportó que el 13.7% de las encuestas reflejó que ha sido víctima de dicho delito, ya sea por crimen organizado (8.1%) o por autoridades gubernamentales (5.5%).

Sobre la solicitud de apoyos, dijo que son prioritarios para las empresas los siguientes: que se difiera el pago de impuestos; que se pueda operar, con la garantía del debido cuidado sanitario; apoyos para mantener el empleo y un esquema de fácil acceso a créditos competitivos o preferenciales.

En cuanto a los apoyos gubernamentales, dijo que el 95% de las empresas reporta no haber recibido apoyo alguno de parte del gobierno federal; 10.5% ha recibido apoyo de su gobierno estatal y 7.4% del municipal.

En cuanto a los apoyos de la Banca, la encuesta se divide en dos: el apoyo de la banca de desarrollo y el de la comercial. El 96.5% reportó no haber recibido apoyo alguno de la banca de desarrollo, mientras que el 25% dijo haber recibido apoyo de la banca comercial.

Por parte de los sectores invitados, Felipe Sandoval, presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial  (FEMIA), compartió algunas reflexiones y realidades sobre la pandemia del Covid-19 y el cómo convivir con el virus. Opinó que la pandemia no termina a finales de mayo ni en junio y que es seguro que en 2020 no habrá vacuna contra el virus por lo que “tendremos que adaptarnos a operar y vivir con su presencia”.

Por lo que han trabajado en conjunto con diversas agrupaciones a nivel internacional y con los clústers aeroespaciales más importantes del país, y como resultado elaboraron un manual de operación conjuntando las mejores prácticas de la industria a nivel global para operar de la manera más segura posible, disminuyendo potencialmente el contagio en las empresas.

Otra realidad que destacó fue la advertencia de especialistas de sanidad mundial, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la CDC en EUA, quienes coinciden en que el riesgo natural de contagio es en otoño-invierno donde generalmente hay brote de influenza, gripe estacional, entre otros, aunado ahora al Covid-19, lo que puede generar un problema mayor.

En lo referente al impacto económico en el sector, explicó que hubo una disminución en el tráfico aéreo en el occidente de un 90%, no obstante en Asia ya se están recuperando con un 40 o 45% de restauración en los vuelos.

Afirmó que la recuperación del sector sería en 2021, pero dependerá del restablecimiento del nivel de confianza y del desarrollo de una vacuna o tratamiento efectivo.

Manifestó que el impacto en el sector industrial es del 35%, todas las aerolíneas o cancelaron o movieron sus pedidos a  dos o tres años, lo que implica una reducción de la demanda del 30% en el sector industrial a nivel global y obviamente en México. “La industria aeronáutica es de las más afectadas y su recuperación va a depender mucho del nivel de restablecimiento de la confianza”, aseguró Felipe Sandoval.

De las oportunidades para su sector, reveló que actualmente se importan 6,600 millones de dólares, la FEMIA ha hecho un inventario de capacidades industriales   en los últimos dos años visitando más de 800 empresas y perfilando las capacidades del país, con base en este análisis, estiman que 5 mil millones de dólares se pueden producir en el país.

“Hoy tenemos sólo el 3% de integración nacional, aquí hay una oportunidad de oro, vamos a suponer que esos 5 mil mdd se reducen a un 30%, de todas maneras es mucho, 3,500 mdd que hoy no estamos fabricando, los están fabricando en otra parte del mundo”, advirtió.

Enlistó las oportunidades siguientes:

  • El grupo de empresas tractoras de FEMIA acordaron hace dos años hacer un concilio de compra para desarrollar la cadena en México y conjuntaron una bolsa de mil 500
  • Hay una mega tendencia a relocalizar la cadena de proveeduría en México para disminuir el riesgo de dependencia del sector de
  • Consolidación de México como socio estratégico confiable para EUA y Canadá en T-MEC, México se consolida en la cadena de valor más sólida para integrarse al mercado de Norteamérica.
  • Aceleración de relocalización de operaciones de Tier Ones de países de alto costo operativo a México.

En su participación, Marco Antonio Mascarúa, presidente de la Cámara de la Cerveza, expresó su preocupación por el futuro de esta industria, señaló que en este mercado el consumidor es muy sensible y cambia sus hábitos rápidamente.

Destacó que al ser México el mayor exportador  de   cerveza   en   el   mundo y no ser considerados como una  industria esencial en la reactivación de actividades, además de enfrentar una creciente presencia de importaciones de baja calidad, es “algo que duele” a los industriales de la cerveza, pues existe el riesgo de perder consumidores y reducir producción.

“México exporta más cerveza que potencias como Bélgica y Alemania; somos el cuarto productor y una de las industrias más pujantes, en el resto del mundo toda la actividad agroindustrial siguió trabajando, pues son considerados esenciales, y por esto el impacto en nuestro sector es muy fuerte”, expresó Mascarúa.

Añadió que la agroindustria  cervecera  es una de las cadenas de valor más integradas en México, ya que conecta con el campo mediante la siembra de cebada, la producción en las fábricas cerveceras

la distribución y la venta en los miles de puntos para ello en el país y resaltó que la cadena genera 650 mil empleos directos e indirectos.

Aseguró que durante la pandemia han realizado acciones de apoyo como el cumplir el compromiso que se tenía con los agricultores de recibir la cosecha de cebada en el mes de abril, aun estando paradas las operaciones; la producción de gel antibacterial hecho con el alcohol que se extrae de las cervezas, donaciones de despensas, equipo médico y apoyo a restaurantes para aminorar el impacto, entre otras acciones.

Como conclusión, Marco Antonio Mascarúa aseveró que ya se encuentran listos para reanudar operaciones, con un regreso escalonado y progresivo. Afirmó que ya tienen planeada la implementación de mejores prácticas internacionales en materia de seguridad e higiene, tomando como base la experiencia en sus operaciones en Europa y Asia donde la industria no cerró.

Luis Aguirre, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de la Exportación (INDEX) compartió que el programa IMMEX es uno de los programas de gobierno que es controlado por la Secretaría de Economía y que actualmente tiene presencia en 25 entidades.

Indicó que buscan representar a las empresas -automotriz, aeroespacial, médico, agroindustria, textil, joyería, etcétera- con profesionalismo mediante acciones y servicios de calidad para lograr que México sea líder en competitividad en un entorno global.

Compartió que IMMEX hoy genera más de 3 millones de empleos directos (3’018,728) que representan el 17% del empleo formal en el país; afirmó que están pagando un promedio de sueldos mensuales de 19 mil 891 pesos; contribuyen con 276,932 millones de dólares en exportaciones (55% de exportaciones totales de México que incluyen petróleo); son el principal motor generador de divisas, y externó que “INDEX es el mejor vocero de México en el extranjero para promover nuestro talento, creatividad innovadora y la gran capacidad industrial”.

Los voceros del COVID-INDUSTRIAL anunciaron las cinco propuestas de la CONCAMIN para enfrentar la crisis por el Covid-19:

 

  • Impulsar lo “hecho en México”, ya que es sinónimo de creación de empleo y de impulso al bienestar de las familias mexicanas, es decir, que la inversión pública y las compras de gobierno privilegien los insumos intermedios, los bienes de capital y los servicios generados en el país.
  • Financiamiento de la banca de desarrollo, se requiere que  recupere  su   función   de   promover   el crecimiento y el fortalecimiento del sistema productivo
  • Que los sectores esenciales cuenten con la proveeduría garantizada de insumos, es decir, avanzar en    la    normalización    de     operaciones en las cadenas de valor que hacen posible el funcionamiento de los sectores
  • Terminar de alinear los sectores esenciales de México con los de sus principales socios económicos.
  • Promover una política industrial en América del Norte que permita avanzar en la sustitución productiva y competitiva de insumos intermedios que llegan del este de Asia.

Agradeció el apoyo de la CONCAMIN por la estrategia de alinear a los sectores esenciales de México con los principales socios comerciales y por seguir incrementando el trabajo de contenido nacional de las exportaciones, así como el fortalecer las cadenas de valor y de servicio de la industria nacional vinculada con la industria de exportación.

Dijo que es urgente considerar no dañar las cadenas de valor internacionales de productos esenciales de otros países, porque México debe seguir siendo un socio confiable.

Afirmó que en marzo se redujeron las exportaciones en 2,500 millones de dólares y se estima que en abril sean 10 mil millones de dólares menos, concluyó.

El vocero Raúl Picard expresó su preocupaciónporeldocumentoquecirculó al interior de la Secretaría de Energía en el que se pretende prohibir la construcción de nuevas centrales eléctricas en regiones en donde los elementos de transmisión y transformación estén congestionados y también limitar los permisos a sitios en donde exista demanda.

Afirmó que el limitar la generación de energías limpias en el país atenta contra el Estado de derecho, contra lo pactado en acuerdos comerciales y contra la salud del mundo.

“No puede ser que por cuestiones comerciales o aspectos políticos, la CFE y la Secretaría de Energía puedan dar preferencia a quemar fósiles en vez de darle prioridad a la energía limpia. Eso es un ataque al mundo”, dijo Picard.

Recordó que desde hace seis meses están atorados 95 mil millones de dólares (dos millones de millones más 300,000 millones de pesos) que el sector privado está interesado en invertir en proyectos de energía -sobre todo  limpias-,  pero  que no lo ha podido hacer porque el gobierno no ha cumplido con su mínima parte, que consiste en otorgar los permisos, garantías o concesiones que por su naturaleza estos proyectos requieren. Si a estos proyectos sumamos el valor de la inversión correspondiente a los que fueron anunciados en noviembre como proyectos de infraestructura CON FINANCIAMIENTO SOLAMENTE  DEL  SECTOR  PRIVADO,  resulta  que,  por  razones desconocidas e incomprensibles, se están impidiendo inversiones privadas en proyectos de desarrollo superiores a los TRES MILLONES DE MILLONES DE PESOS (12.5 puntos del

PIB), equivalentes a la mitad del total del PEF de 2020, que no requerirían recursos públicos y generarían empleos, crecimiento y desarrollo con bienestar para todos.

Por su parte, Alejandro Malagón secundó a su antecesor y dijo que el tema involucra en primer lugar la falta de Estado de derecho hacia los acuerdos comerciales que se tienen con los países del norte; en segundo lugar, está el tema de la salud y la contaminación; y en tercero, el económico con las inversiones comprometidas que suman 3 billones de pesos para invertir   en infraestructura y energía. “La inversión son las piernas del juego para llegar a donde queremos llevar a nuestro país, a esta recuperación económica”, apuntó.

Finalizó el tema José Cohen, quien mencionó que lo complicado del entorno no elimina las oportunidades que también hay y para que éstas se materialicen se requiere Estado de derecho.

En seguimiento a la sesión de preguntas, cuestionaron a Marco Antonio Mascarúa, presidente de la Cámara de la Cerveza su opinión sobre el hecho de que no se haya tomado en cuenta a su industria como esencial, su impacto económico por el cierre del sector y el mercado “negro” de importación.

Al respecto, Mascarúa primeramente hizo un reconocimiento a las autoridades de salud, señaló que la realidad del coronavirus es un evento inédito y las pandemias pasan cada 100 años,       y «entiendo los dilemas y las complejidades de la toma de decisiones de las autoridades de Salud, pero lamento que la industria no haya sido considerada como esencial».

Dijo que el haber cerrado la industria cervecera en México, fue una excepción a nivel mundial, prácticamente cuatro o cinco países fueron los únicos que cerraron, incluso países severamente golpeados por la pandemia no cerraron operaciones.

Respecto al impacto económico comentó que la afectación  más fuerte es en la cadena “nos preocupan los agricultores, los comercios, los restaurantes, su capacidad de sobrevivir”. En el caso de Heineken “nuestra gente es nuestra prioridad”.

En cuanto a las importaciones, admitió que el no tener el producto en mercados internacionales pone en riesgo que se pierdan otros consumidores que durante años han tomado sus marcas. Las cervezas mexicanas son las de más alta calidad en el mundo”, dijo Mascarúa.

También señaló que se han elevado las importaciones de bebida en pet de baja calidad, “las vemos en autoservicios, a título personal me duele ver cervezas de importación de baja calidad en los mercados», dijo.

Por otro lado, a Luis Aguirre de INDEX le cuestionaron

¿cuántas maquiladoras se reactivarían a partir del 1º de junio y a cuánto ascienden las inversiones que se tienen que hacer para implementar medidas sanitarias para el regreso a las operaciones?

Respondió que en el sector transporte a partir del primero de junio retornan a laborar 1,080 maquiladoras de la industria automotriz y aeroespacial, que generan 978,883 empleos directos, para lo cual ya se preparan con medidas de protección sanitaria y ajustes de operaciones laborales de sana distancia.

Añadió que se realizan las adecuaciones bajo las buenas prácticas internacionales desde el mes de abril. “Entre contratación de personal del sector médico para llevar acabo monitoreo exacto de cada persona al entrar y salir de la planta a través de      la toma de temperatura, equipos de trabajo que se deben implementar de manera aleatoria, adecuaciones a las líneas de producción y áreas de esparcimiento, equipo de protección sanitaria, mascarillas, cubrebocas, tapetes sanitizantes, etcétera, estimamos que se estará invirtiendo en promedio por empresa o planta alrededor  de 25 a 30 millones de pesos, dependiendo del tamaño, más gastos del transporte”.

Otra de las preguntas fue con relación a la impresión que hay acerca de que no se haya arrancado el 18 de mayo con las operaciones, como se había planteado.

Alejandro Malagón manifestó que no hay ruptura ni distanciamiento con las autoridades, lo que está pasando es el cuidado para una reapertura correcta “pues todo se está viviendo cada minuto y puede cambiar”.

Francisco Cervantes reafirmó que la relación con las dependencias es buena, y como en toda relación hay diferencias. Planteó a la Secretaría de Salud la instalación de  una mesa de trabajo para que pueda conocer los protocolos y definir la reapertura de los nuevos sectores esenciales (automotriz, aeroespacial, minería y construcción), y que la iniciativa privada sea tomada en cuenta, porque de lo contrario “estaríamos perdiendo lo que en muchos años se ha ganado”.

“Hemos insistido que haya una mesa lateral, un “cuarto de junto” como le llamamos para que la Secretaría de Salud pueda conocer nuestros protocolos, vamos bastante adelantados, hemos contrastado con los protocolos que tienen China, EUA y Canadá y estamos al mismo nivel. Podemos tener a los trabajadores de manera segura y trabajando”, dijo Cervantes.

Advirtió que no pretenden enfrentamientos e insistió “queremos que nos dejen trabajar”, e hizo un llamado a la solidaridad para impulsar al sector productivo, quien ya se encuentra preparado con medidas sanitarias para proteger a los trabajadores del coronavirus.

“Tenemos que ir cuidando nuestras cadenas de valor, hay mucha presión porque México ha jugado un rol relevante en el ranking de los 10 países más importantes del mundo en proveeduría y podemos perderlo; lo más importante son los pedidos que tenemos, y de no atenderlos van a cambiar de origen y eso sería muy lamentable”, aseveró.

La última pregunta se refiere a que estaba estimado un posible arranque el día 18 de mayo y ahora se va al 1º de junio de manera escalonada, ¿cuál es la previsión acerca de las exportaciones y el abasto a EUA y si esto podría poner en riesgo a las cadenas de valor?

En su respuesta, José Cohen afirmó que la alineación con el principal socio comercial de México debe ser una prioridad. “No podemos darnos el lujo de perder lo que durante tantos años  hemos  construido y terminar siendo sustituidos por los productos de otros países. La afectación real que tiene suspender cadenas de suministro es muy costosa”, comentó.

Mencionó que en caso de una reincidencia del virus a finales de año, la industria se debe preparar para sacar los pendientes que se tienen. “Debemos tener un plan a largo plazo con una perfecta coordinación entre las secretarías de Salud y Economía”, subrayó.

Finalmente, Francisco Cervantes agradeció la participación a los invitados y voceros, y reafirmó que “para que  haya salud en México se necesita que haya  salud  económica”.  Puntualizó   que la CONCAMIN mantiene una comunicación fluida con los sindicatos, con las confederaciones obreras,  y  con el gobierno, en estos momentos de pandemia debe prevalecer la solidaridad por el bien de México”.

“Somoslaséptimapotenciamanufacturera del mundo, estamos dentro del ranking del top ten a nivel mundial y jugamos roles importantes en exportación, por eso tenemos que cuidar esta industria mexicana que ha generado millones y millones de empleos”.

 

Los comentarios están cerrados.