7o Informe Semanal COVID-INDUSTRIAL: Efectos En La Economía, La Industria Y El Empleo

La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), llevó a cabo la séptima edición del COVID-INDUSTRIAL, encabezado por su presidente Francisco Cervantes Díaz, y el jefe de la Oficina de Presidencia, Manuel Pérez Cárdenas; asimismo, estuvieron presentes José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos y los voceros Raúl Picard, Alejandro Malagón y Guillermo Funes.

En esta ocasión se tuvo como invitados a los embajadores de la  CONCAMIN,  Joachim Elsaesser (Alemania); Alfred Rodríguez (Francia) y Larry Rubin (EUA),  quienes compartieron experiencias desarrolladas por los países en donde ostentan la representación de la CONCAMIN en los aspectos sanitario y económico para mitigar la crisis originada por el Covid-19.

Al iniciar la reunión, Manuel Pérez Cárdenas hizo una reflexión sobre la existencia de la Confederación y de las diversas etapas históricas por las que ha atravesado, siempre como actores de la construcción de la nación mexicana “La CONCAMIN y sus representados no han sido solamente acompañantes, han sido parte activa de la construcción del México que hoy conocemos y que las actuales generaciones heredaron”.

Destacó que el tema de la transformación industrial en México ha sido impresionante,   ya que ubica al país como potencia industrial de América Latina. “En ese largo tránsito transformador, empresas y empresarios han debido ajustarse a los cambios mundiales para poder alcanzar el lugar que hoy tiene nuestro país entre las mayores economías,  con capacidad para consolidarse y ser una de las  diez  mayores  potencias  globales  hacia finales del siglo XXI”.

Comentó que dicha transformación ha sido posible gracias a  factores  diversos  como la riqueza de recursos de que dispone el país, el espíritu emprendedor de       su gente, el continuo mejoramiento de la infraestructura y también el tener como vecino a los Estados Unidos de América, el país con la mayor economía mundial. Pero México también ha sabido ajustarse a los cambios paradigmáticos impuestos por la política global y nacional, que en su momento significaron retos, desafíos y grandes oportunidades que se pudieron superar y aprovechar, razonablemente.

Refirió que derivado de la expansión económica de las tres últimas décadas, lo más grave son los márgenes de desigualdad y pobreza. “Esos saldos son inaceptables desde todo punto de vista, y significan riesgos sociales con potenciales consecuencias devastadoras”, situación que debe cambiar, sobre todo para modernizar la economía y posicionar al país en la “cancha” del desarrollo tecnológico.

Para ello es necesario recuperar la capacidad productiva, acelerar el crecimiento, balancear el desarrollo en las regiones, mejorar la educación y realizar un esfuerzo de inversión. Exhortó a los industriales a asumir la vanguardia del cambio nacional, con sentido de solidaridad y responsabilidad social.

En este sentido,  reconoció  el  esfuerzo  y trabajo del presidente de la Confederación, Francisco Cervantes, quien generó  y  puso  sobre  la  mesa una propuesta de política industrial y desplegó un acercamiento y colaboración con organizaciones similares y empresas estratégicas en países clave, que derivó en la creación de una red de embajadores de la CONCAMIN en los países europeos de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España y Países Bajos, ante los Emiratos Árabes Unidos en Medio Oriente, ante Japón, Taiwán y Singapur en Asia y ante Estados Unidos, Perú, Colombia y Chile en América.

Esta plataforma de diplomacia permite contar   con   relaciones   estratégicas  que  significan  un   diálogo   continuo con  empresarios   de   distintas   ramas   y sus organizaciones, con centros de investigación y desarrollo y con sus gobiernos, para promover a México como país destino de inversiones asociadas a alta tecnología que refuercen las cadenas de valor globales.

De esta manera, agradeció  la  presencia en  el  COVID-INDUSTRIAL  de los  embajadores  de  CONCAMIN en Alemania y  Francia…  “Naciones  a la cabeza de la construcción de una nueva Europa que nos han concedido  el carácter de socio estratégico y tienen una añeja, fuerte e influyente presencia en México tanto en términos de comercio como de inversión”; agradeció también la presencia del embajador ante los Estados Unidos de Norteamérica, socio estratégico de nuestro país.

Francisco  Cervantes  Díaz,  presidente  de la  Confederación  agradeció  el  apoyo de  los  voceros,  equipo  técnico  y de investigación y de todos los que participaron en la realización del COVID- INDUSTRIAL desde su inicio (15 de abril).

Destacó que en el transcurso de los días ha habido importantes desarrollos relacionados con la economía, la energía y el ataque a la crisis sanitaria por el Covid-19, por lo que la CONCAMIN ha sido un importante actor, aportando tranquilidad y confianza para que las inversiones fluyan y resaltó que en tiempos de crisis es cuando más se necesita talento, experiencia, apertura, tolerancia y claridad para lograr que el país resulte fortalecido, a pesar de los inevitables costos que de ella deriven.

Dijo que después de diez semanas de obligado confinamiento, las economías comenzarán a reactivarse y por ende a recuperarse, por lo que recordó que es de vital importancia el cuidado sanitario en los centros de trabajo y puntos de obra. “No olvidar que el regreso a la normalidad no es a lo que había antes de la crisis; es al inicio de una nueva realidad. Evitemos riesgos, tomemos precauciones”.

Recordó el encuentro que apenas el miércoles 27 tuvo la CONCAMIN con el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del partido Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, en el  que éste, a invitación de la CONCAMIN, dio a conocer su propuesta de Estado de Bienestar, misma que cuando fue publicada semanas antes provocó inquietudes entre los empresarios.

Manifestó que “En la CONCAMIN creemos en la democracia, en el respeto recíproco, en la tolerancia y el diálogo, en la suma de esfuerzos. Y también creemos que toda nación, para guiar el camino a su futuro, debe contar con una base de consistentes políticas públicas, con instituciones sólidas y eficaces y con un marco de sólido respeto al Estado de derecho”.

 Por ello, aseveró que los empresarios coinciden en que para que haya un verdadero Estado de Bienestar tiene que haber complementariamente un Estado Desarrollador Industrial. Además, dijo que llegó la hora de construir un pacto nacional para la recuperación, en el que se dé solución a los problemas del presente y se definan las bases para la construcción de un mejor futuro.

Para describir la situación económica del país, José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la CONCAMIN, afirmó que el país está enfrentando los costos de NO tener una política económica contracíclica, entendiéndose como un paquete integral de inversión y de gasto público, mecanismo que se aplicó en la mayor parte de las naciones.

 

Refirió las consideraciones que dio el Banco de México, en donde en respuesta al Covid-19 se graficaron las medidas fiscales aplicadas en varios países, en proporción del PIB. En este caso, se apreció que en México se aplicó una política de No Intervención del Estado, lo que contrasta con otros países desarrollados.

En cuanto a la evolución del ciclo económico de México, señaló que es claro que la tendencia no sólo se mostró a la baja, sino que se confirmó la profundidad que alcanzó la desaceleración en el país antes del Covid-19, es decir, desde abril se exacerbó esta tendencia.

Conforme a lo anterior, indicó que hasta el mes de abril el ciclo de actividad industrial de EUA alcanzó el nivel más bajo desde la crisis del 2009 y no ha tocado fondo, observando una correlación de 70% con la industria mexicana y un rezago de entre 30 y 45 días, que, estimó, es el tiempo en que México va a recibir el choque de lo que ocurre en el país norteamericano.

Respecto a la variación de la importación de insumos intermedios y la actividad industrial en manufacturas, afirmó que son dos escalas distintas, pero dado que en abril la importación de bienes intermedios cayó más de 27% se puede deducir lo que va a ocurrir en los siguientes meses en la actividad manufacturera de México, fuertemente ligada con la actividad industrial de EUA.

Del tema de exportaciones petroleras, aseveró que el gobierno tendrá restricciones a causa de los ingresos petroleros. Esto debido a que no se había  observado  desde  junio  de  1999  una caída del precio del petróleo como la que se tuvo en abril pasado. Esa disminución se unió a la caída de la plataforma    de producción y del volumen exportado; cada vez se exportan menos barriles.

En cuanto a los escenarios de crecimiento del PIB en México, resaltó que según datos del Banco de México se estima que el escenario más optimista registra una caída de 4.6% pero, por otro lado, se observa una caída de más de 8% con una pérdida de empleos que podría llegar hasta un millón 400 mil, lo que significa que casi 6 millones de personas se verán afectadas. Indicó que este año se tuvieron que haber generado un millón de empleos por crecimiento de la población, por lo que la deuda resulta de casi dos millones y medio de empleos.

Por lo anterior, dijo que suponiendo un crecimiento sostenido de 4.5% México tardará por lo menos seis años para reponer el empleo perdido en este año. Refrendó que esto es el costo de no tener programas de apoyo y destacó que es gracias al sector privado que no se han quedado sin fuentes de ingreso muchas personas, ya que éste genera el 90% del empleo.

Explicó que el esquema y escenarios planteados por el Banco de México son optimistas, pues el sector de la construcción en abril sólo tuvo un paro de 40% mientras que en mayo fue de 35%.

Del sector textil asumieron que para junio la afectación sólo será de 40%, mientras que para el sector servicios según Banxico no hay afectación por el momento, algo que evidentemente no está ocurriendo, puntualizó. Por ello, José Luis de la Cruz aclaró que se está subestimando la recesión incluso en esos escenarios.

Argumentó que la actividad industrial alcanzó su sexta caída consecutiva a tasa anual de un 3.5%, en tanto al sector de construcción tuvo siete disminuciones consecutivas en base trimestral (-8.7%) y la minería tuvo apenas la segunda tasa positiva en 29 trimestres, al crecer 4.2%.

Afirmó que llevamos casi 18 meses de caídas en la actividad industrial, lo que en comparación con la crisis de 1995 donde fueron 12 meses consecutivos, ya fue superada y ya se igualó con lo que sucedió en la crisis de 2008 y 2009 de tasas consecutivas de variación negativa en la parte industrial.

Con base en lo anterior, De la Cruz anunció que las finanzas públicas enfrentarán varios retos y desafíos; por ejemplo, este año necesitarán 400 mil millones de pesos adicionales incluso contando con la disposición de fondos y fideicomisos y para el 2021 necesitarán 600 mil millones más del presupuesto original. Sugirió la creación de una Agenda Mínima que trascienda sexenios, además de la aplicación de políticas públicas y sobre todo confianza.

En su mensaje final dijo que el presidente López Obrador tuvo razón al decir que México ha perdido menos empleo que en Estados Unidos, pero eso es gracias a que el sector privado      se comprometió con mantener la planta laboral. “Lo que se requiere es una visión de Estado que soporte el esfuerzo que están haciendo las empresas privadas para avanzar

En otra etapa del programa del Séptimo Informe Semanal del COVID-INDUSTRIAL, Raúl Picard, uno de los voceros de la CONCAMIN, planteó que la clave está en la política industrial, “el objetivo de CONCAMIN es que a través de una política industrial se ligue la prosperidad social con el empleo formal, el desarrollo de capacidades de las personas, innovación y proceso tecnológico e inversión, a través de los mecanismos que generen una mayor coherencia en el sistema productivo”.

Por lo que se refiere a los resultados de las encuestas, el vocero Alejandro Malagón enfatizó que en los comparativos de la situación inicial y final de las empresas de       los sectores industriales representados por la  CONCAMIN,  que  formaron  parte  de los cinco levantamientos digitales realizados  semanalmente  durante  abril  y  mayo, no representaron grandes cambios respecto de la semana anterior.

Manifestó que el 87% de las empresas encuestadas son MIPYMES; el 92% se concentraron en el mercado nacional; respecto del impacto de los ingresos, el 95% de las empresas registró impactos negativos, de los cuales el 60% cayeron a la mitad y hasta cero sus ingresos

por ventas; del ingreso de ventas, éste cayó del 40 hasta el 75% del ingreso por la caída de los volúmenes y la cobranza se vio afectada, pasando de un 50% hasta llegar a 75% menos o cero.

Resaltó el tema del flujo, dijo que no se está consiguiendo en tiempo la devolución del IVA, tema que era un compromiso para poder seguir operando. Consideró que los sectores más afectados son el farmacéutico, el alimenticio y de exportación.

En cuanto a apoyos a las empresas, a lo largo de cinco semanas los del gobierno federal pasaron del 1 al 6%, mientras que el  de los gobiernos estatales fluctuó entre 9 y 13% y el de los municipales de 5 a 9%.

En su intervención, el embajador de la CONCAMIN para  Francia, Alfred Rodríguez, también presidente de la Comisión de Innovación para la Competitividad de la Confederación, reseñó la industria de su país, las medidas que tomaron para enfrentar la problemática del Covid-19 y habló sobre la industria del futuro.

 

Enfatizó que Francia no intenta relocalizar  la  industria  del pasado, sino  desarrollar  la  industria  del  futuro.  Lo  que  mueve a la sociedad francesa  es  la  transformación  digital,  señaló  que el problema no es tecnológico, a esto le llaman política pública industrial francesa, industria del futuro y aseveró que ésta pone como eje  primordial  al  ser  humano,  no  a  la  tecnología,  ni  a  la inteligencia artificial, éstas son herramientas que les van a permitir alcanzar sus objetivos.

Para ello se requiere de la participación coordinada del gobierno, empresarios, academia e investigación, cuatro componentes esenciales de la política pública industrial francesa, e incluyó un quinto elemento, que es la banca de desarrollo.

De este modo se refirió al programa de nación que tiene Francia, el cual fue organizado y trazado mediante una hoja de ruta para alcanzar sus objetivos, como visualizar a sus industrias en diez años. Para ello, los empresarios organizaron a la industria en 22 sectores prioritarios, cada sector hizo su planificación estratégica y se trazó un objetivo muy ambicioso.

“Para poder trazar esa hoja de ruta, nosotros los industriales vamos a invertir, vamos a generar muchos empleos y vamos siempre a ir hacia el valor agregado; dejamos de lado la mano de obra barata, eso no nos interesa porque los robots se ocuparán de esas tareas”.

En este momento, cuando se encadenan todos los elementos mencionados, se considera que el éxito ya está asegurado e interviene la Secretaría de Economía de Francia, quien firma un contrato sectorial entre gobierno y empresarios.

Por otro lado, Alfred Rodríguez destacó  que  el  24  de  mayo de 2019 en París se realizó la firma del convenio CONCAMIN- Alianza Industria del Futuro, con Francisco Cervantes. Dicha alianza es el operador de la política pública industrial de Francia, que busca reinventar relaciones industriales entre los países. Señaló que también fue firmada con su socio de Alemania.

En cuanto a la problemática del Covid-19, parafraseó a su presidente Emmanuel Macron “Ningún francés quedará sin recursos, ninguna empresa quebrará”, de esta manera subrayó las medidas de choque inéditas para mitigar los efectos económicos y rescatar sobre todo a las Pymes:

 

  • 300 mil millones de euros para salvar a las empresas.
  • Devolución directa de
  • Apoyo para la reprogramación de créditos
  • Apoyo a las Pymes con aplazamientos de: obligaciones fiscales, cotizaciones sociales, facturas de agua, luz y electricidad y facturas de
  • Fondo Solidario para apoyar a Pymes de mil 500 millones de

Indicó que la prioridad absoluta es la economía y el empleo, por lo que se consideró:

  • Mantener las reformas
  • No aumentarán los
  • Las deudas generadas se podrán pagar después de superar la
  • Planes de apoyo para sectores prioritarios: turismo (mayo); automotriz (mayo) y aeronáutico (julio), los dos primeros ya están hechos.

Al respecto del Eje franco-alemán, explicó que como pilar de    la Unión Europea, sus representantes emitieron una propuesta de reconstrucción. Se trata de un fondo solidario de 500 mil millones de euros para los países más golpeados.

Mencionó el plan de apoyo al sector turístico, que consiste en 3 mil millones de euros en inversiones para ayudar en su recuperación y transformación. Mientras que el apoyo inyectado a la industria automotriz buscará garantizar el éxito de la transición hacia el vehículo eléctrico y el autónomo.

En este caso, el embajador de CONCAMIN en Francia enfatizó que el compromiso que asumió la industria automotriz es que en los próximos tres años los principales fabricantes de equipos invertirán en Francia más de mil millones de euros en tecnologías de transición energética.

Concluyó su intervención enfatizando que en México las industrias francesas generan más de 150 mil empleos directos de alta calidad en sectores prioritarios como aeronáutica, automotriz, salud, energía y agroalimentario.

Subrayó que en la coyuntura actual, las empresas francesas han hecho patente su confianza y compromiso con México. Sin embargo, el arribo de nuevas inversiones que contribuyan a la recuperación económica del país requiere de ciertas condiciones, tales como: un gobierno eficaz, que garantice estabilidad y crecimiento económico; Estado de derecho que dé certeza jurídica a las inversiones; un impulso a la consolidación de las cadenas globales de valor; acceso competitivo a energías limpias; educación y capacitación para la industria del futuro; medidas estructurales para la equidad y la inclusión; acceso a servicios de salud y fomento a la innovación.

Por su parte, Joachim Elsaesser, embajador de CONCAMIN para Alemania, coincidió con Alfred Rodríguez al afirmar que la crisis del Covid-19 también afectó y paralizó a su país; señaló que para la Canciller Angela Merkel “El COVID-19 es la peor crisis de la economía alemana desde la Segunda Guerra Mundial”.

Reconoció  que  la  pandemia  impactó  a  la  economía  global   y paradójicamente el bienestar de Alemania depende del funcionamiento de dicha economía, por lo que mencionó que probablemente sufrirán una desaceleración de las industrias a nivel mundial y desempleo, sin embargo, aseguró que el avance tecnológico continúa hacia la transformación digital.

“Y sobre todo, la continua aceleración de la revolución tecnológica global, conducida por la transformación digital y la inteligencia artificial, con impactos inimaginables en el empleo, la paz social y la economía mundial”, manifestó.

Hizo énfasis en que antes  del  coronavirus  se  tenía  previsto un crecimiento de +1.3% pero  terminará  en  -1.5%,  por  lo  que el pronóstico de crecimiento industrial decreció a -11%, estimando que en 2021 su economía se recuperará del 2 al 5.5% pero dependerá del desarrollo de la economía mundial, principalmente de las economías de EUA, China y la UE.

Alemania observa con preocupación la caída de la colaboración internacional en esta crisis. Señaló que entre los impactos del coronavirus en la vida económica mundial se encuentran:

  • El cierre de
  • Cada país tomó medidas políticas aisladas, sin coordinación con países
  • Cada país está expuesto a la incertidumbre socioeconómica, lo que provocará cambios políticos y puede desencadenar olas de populismo y proteccionismo a nivel mundial.

Constató que ambos países cuentan con economías internacionalizadas por lo tanto muy susceptibles a los efectos del Covid 19, dijo que el bienestar de la gente en Alemania depende del funcionamiento del orden de la economía mundial, en tanto, Alemania tiene plena consciencia de que México es uno de los países más amenazados por la pandemia debido a su alto grado de dependencia de EUA.

Afirmó que Alemania necesita un México estable y fuerte. “Sabemos que el bienestar de México necesita una diversificación de sus relaciones económicas internacionales”.

El embajador afirmó que México es socio estratégico económico, de hecho es el socio comercial más importante en América Latina, tan es así que la empresa alemana Siemens desde hace 126 años permanece en nuestro país.

De las exportaciones, indicó que Alemania es el socio principal de México a Europa y que su país ocupa el cuarto lugar como destinatario de exportaciones de México en el mundo (después de EUA, Canadá y China).

Joachim Elsaesser aseguró que los dos países comparten un alto grado de interconexión de sus industrias, por ejemplo, cerrar  el sector automotriz en México tuvo efectos directos en las plantas alemanas, por lo que consideró que la operación de las industrias de ambos países está estrechamente correlacionada, y enfatizó que las políticas deben estar sincronizadas.

Manifestó que la pandemia dejó como lección que ya no  deben existir barreras entre países ya que vivimos en un mundo globalizado e interdependiente que obliga a pensar en grande, “tenemos que salir y desarrollar comprensión, responsabilidad hacia los demás ciudadanos y también de otros países, tenemos que desarrollar liderazgo en una nueva ética global”.

En el tema de la CONCAMIN y la Federación de Industrias de Alemania (BDI), recordó que Francisco Cervantes firmó una importante alianza de cooperación que no trata sólo de ventas de productos o servicios, sino que se reconoció a México como aliado para mantener un marco de confianza en la economía global.

Dijo estar convencido que el éxito de un país depende de una política industrial y la capacidad de crear un ecosistema de innovación. Afirmó que México tiene un alto potencial para crear focos de innovación como las industrias en Monterrey y Guadalajara, sin embargo, manifestó que aún es frágil porque la innovación necesita paz y justicia social.

Asumió que la economía global ya mostraba señales de una crisis antes del coronavirus debido a la política de comercio exterior de EUA por un lado, y por otro el enfrentamiento económico con China; esto afectó al mundo entero, por lo que Alemania aplica el modelo político de la llamada Economía Social de Mercado, que incluye un buen sistema de salud pública.

En consecuencia, vislumbran a México como un país “tigre” en América Latina, sin embargo, en los últimos meses consideran que corre el riesgo de perder ese rol debido a los siguientes factores:

  • La política energética de México NO responde al cambio climático, por  ello,  las  empresas  no pueden responder a las exigencias de las cadenas de valor y corren el riesgo de quedar fuera de las cadenas de proveeduría.
  • México tiene que asumir las políticas de energías
  • La pandemia ha afectado negativamente la imagen de México en el extranjero, en particular por la incertidumbre provocada sobre el futuro de la política laboral e industrial, las deficiencias en el sistema de salud y la seguridad públicas y el régimen de Estado de derecho en general.

La última participación de la plataforma diplomática estuvo a cargo del embajador de la CONCAMIN para EUA, Larry Rubin, quien puntualizó que si bien la relación entre estos dos países no ha sido la mejor es, sin embargo, fundamental por la entrada en vigor del T-MEC este próximo 1º de julio, lo cual será una inyección a la economía mexicana, “pero no será suficiente para que la economía no entre en recesión”, aseguró.

Larry Rubin reconoció la labor de la CONCAMIN, que se ha asegurado que los intereses de México queden bien plasmados en el tratado y reconoció que éste será positivo para el país, aunque uno de los grandes retos dijo, es dejar una señal en el extranjero de que las reglas son claras y no cambiarlas. Aclaró que “Los industriales de México y Estados Unidos buscamos lo mismo, lo que necesitamos es certidumbre y necesitamos todo el apoyo posible”.

Indicó que si se quiere crecer, hay que enfocarse en el “eje de la certidumbre” y no cambiar las reglas. Estimó que el T-MEC puede hacer que las inversiones entre México y Estados Unidos, que hoy son de 600 mil millones de dólares pudieran crecer hasta un trillón de dólares (un millón de millones de USD) en los próximos cinco años.

Al respecto, el vocero Raúl Picard comentó que en este  momento México tiene todas las oportunidades de inversión y, sin embargo, parecería ser que no “podemos dar esa confianza que necesitan los países”.

En el tema de energía eléctrica, dijo Picard que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no es una empresa, si lo fuera sería un monopolio, su papel es garantizar la electricidad en toda la nación. Aseguró que los mexicanos pagamos un 53% más de energía en media tensión y en alta se paga un 23% más, por ello es importante la competencia y abrir el mercado.

El vocero Raúl Picard inició una mesa redonda en la que participaron todos los invitados,  quienes  opinaron  sobre  el tema de la educación como factor importante para el crecimiento de un país.

Al respecto, Alfred Rodríguez expuso que en Francia es fundamental proporcionar los mejores niveles de educación para formar a la gente, puesto que “las desigualdades nacen de la falta del acceso al conocimiento, si no formamos a los ciudadanos de nuestro país a ser personas de pensamiento crítico y razonamiento lógico, será muy difícil poder crecer económicamente”. Manifestó que hay una íntima relación entre la calidad educativa y el crecimiento económico. Aprovechó para agradecer a Francisco Cervantes por la invitación a la Reunión Anual de Industriales 2020.

Joachim Elsaesser compartió que en Alemania, con el sistema de educación se logra la paz social en la sociedad. Dijo que en varios países europeos desde el siglo XII aplican el sistema de educación dual y con ésta se fue construyendo una base tecnológica en Europa y dio a conocer que en México ya      se tienen proyectos firmados con su país para comenzar a aplicar este sistema de educación dual.

Guillermo Funes formuló tres preguntas a los embajadores participantes: ¿Cómo ven a México como actor global? ¿Cuál es su opinión respecto a la actitud que debe asumir México en el cambio post Covid para tener la visión de cambiar y resolver problemas con otro esquema? Y finalmente pidió su opinión acerca del compromiso que tienen las empresas transnacionales con el medio ambiente.

En   este    sentido,    Larry    Rubin    (EUA) comentó que hoy en día las grandes transnacionales están muy comprometidas  con  las   comunidades y con el  medio  ambiente,  este  tema  ya NO es negociable debido a que invierten muchos millones de euros para asegurar los recursos y proteger a sus comunidades.

Por su parte, Alfred Rodríguez afirmó que el tema del medio ambiente es un tema relevante a nivel mundial y que México no está dentro de los diez países más contaminadores. Argumentó que debido a la contaminación que concentraron los países con grandes industrias se creó un fondo especial para ayudar a los países emergentes para poder generar energías limpias.

En la sesión de preguntas destacaron las siguientes:

  • ¿Hay una percepción de que México pierda atractivo para las inversiones?

Larry Rubin (EUA) enfatizó que con estas medidas la percepción de México por parte de inversionistas de otros países es de preocupación, ya que esto aleja lo atractivo que tiene el país ante la mirada de grandes potencias, “La percepción hacia el exterior es de preocupación, si el inversionista en Nueva York, París o Frankfurt detecta cambios erráticos en leyes sobre promesas ya hechas, definitivamente causa preocupación y es un factor adicional en la toma de decisión”, aseguró.

  • ¿Qué pasa con el diferimiento en las empresas? ¿Cuál sería el detalle de que se difiera el pago de las cuotas patronales?

Salomón Presburger integrante del Consejo Técnico del IMSS y expresidente de CONCAMIN, al respecto dijo que el diferimiento lo pueden escoger las empresas entre 12 a 48 meses y la tasa varía de entre 1.2 a 1.86 al mes dependiendo del tiempo. Por supuesto hay riesgo de multas y recargos por lo intereses, por ello sugirió a las empresas que se adhieran a este convenio, aunque reconoció que es costoso el interés.

Reiteró que en cuanto a las cuotas obrero patronales, en promedio el 90% corresponde a la cuota patronal y 10% a la cuota obrera, y que se está difiriendo el 80% de la cuota patronal.

  • ¿Qué opinan acerca de los posibles aumentos en el tema de transmisión?

El vocero Alejandro Malagón, comentó que los impactos son fuertes tanto para la competitividad y la afectación al empleo. Esperan que se logre llegar a un diálogo con el objetivo de no afectar el Estado de derecho.

Del tema de energía eléctrica, Francisco Cervantes aseveró que se tenía una mesa de trabajo con CENACE y con CENAGAS, sin embargo, se descuidó y se cerró        el diálogo. En tanto, propuso que se reactiven para continuar con el tema de las energías limpias. Planteó tener un acercamiento con la Secretaría de Energía y enfatizó que están en contra del autoritarismo en estos temas.

“Este cambio de reglas, lo único que hace es enviar señales contradictorias al mundo, a la inversión y más en un momento en que necesitamos que haya más confianza”.

Agregó que hoy más que nunca se deben buscar los mejores mecanismos para  que todos ganen, “si le va bien al gobierno, le va bien a México y en consecuencia a nosotros”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.