Décimo Segundo Panel Innovación y Start-Ups, señales de un buen camino industrial

Raúl Picard del Prado, Vicepresidente de CONCAMIN, realizó la función de moderador de este panel, donde Pierre Claude Blaise, Presidente de French Tech, fue el primer panelista y afirmó que México se está convirtiendo en una potencia tecnológica en América Latina y un país lleno de oportunidades para las Start-Ups. Aseveró que México tiene una dualidad en su economía, por un lado una industria tradicional muy fuerte (la automotriz, de telecomunicaciones, etcétera) y por otro se encuentra la economía informal, se estima que el 95% de las transacciones se realizan en efectivo. Y justamente esa combinación permite el desarrollo de disrupción lo que a su vez fortalece y nos vuelve una potencia tecnológica. Para lograrlo se necesita una alineación de correctivos entre el sector privado, el sector público, los grupos grandes y el ecosistema de Start-Ups.

En cuanto a la infraestructura en el país, destacó que 70% de la población mexicana tiene acceso a Internet, arriba de China y Brasil. Además, México es uno de los países que mayor penetración de Smartphone tiene en el mundo y esto permite el acceso a las tecnologías. Destacó que el comportamiento de los consumidores ha cambiado mucho y el comercio electrónico ha crecido en más del 35%. Dijo que todos estos cambios se deben a varios factores, entre ellos el talento, lo cual ha ayudado mucho a que crezca el ecosistema; además de que hay mayor financiamiento; las empresas se están sofisticando; hay varios programas de calidad de aceleración e incubación; y los grupos grandes están invirtiendo en las Start-Ups.

No obstante, advirtió que también existen desafíos, y uno de ellos es el que tiene que ver con la inclusión financiera; otro tiene que ver con la confianza y la seguridad, también se refirió a los ciberataques, donde dijo que se necesita desarrollar capacitaciones e implementar leyes más fuertes. Referente a las habilidades digitales, destacó que en el país hay mucho talento y es una gran oportunidad para muchos mexicanos empezar a hacer negocios, lo que conlleva a las PyMes y dijo que hay pocas pequeñas empresas vendiendo en línea o usando las Tics y deberían considerarlo una gran oportunidad y hacerlo.

Frederic García, Inversionista de Start-Up, ofreció un contexto global en temas digitales en el país, mencionó algunos ejemplos de economía digital como Apple, empresa que ha alcanzado el valor bursátil de 2 mil millones de dólares, de tal manera que alcanzó el valor de la economía mexicana comparada con el PIB de nuestro país, lo que nos lleva a la reflexión de que efectivamente la economía de hoy va hacia una economía digital en forma muy acelerada. Afirmó que si se trata de mercado de inteligencia artificial a futuro y de todas las aplicaciones vinculadas a IA, según los expertos, en cinco años será un mercado de 15 trillones de dólares, es decir, quince veces el PIB de México.

Respecto a cómo está cambiando el tema laboral con la digitalización, manifestó que hoy en día se puede trabajar desde cualquier parte del mundo a cualquier parte del mundo, y con esto se está cambiando radicalmente el paradigma de vivir “su propia vida”, gracias a las tecnologías digitales y el trabajo remoto. Añadió que el factor de inclusión social es sumamente importante en muchos países emergentes porque para un trabajo remoto es suficiente con tener una buena cobertura de Internet o un Smartphone, “lo que ha cambiado el punto de vista laboral es la capacidad del home office, que permite trabajar de un lugar muy remoto y da la oportunidad para sobrevivir en temas de confinamiento y a freelancers, jóvenes empresarios que tienen la oportunidad de generar ingresos a través de esta actividad”.

Otro ejemplo de inclusión social es el comercio online con entregas a domicilio, actividad que también genera una serie de actividades vinculadas a la logística, para muchos es una nueva oportunidad de encontrar trabajo “formal” en la medida que digitalmente son totalmente integrados. En su mensaje final advirtió que sí los industriales de México no reflexionan sobre los cambios digitales que la tecnología está aportando en la forma de manufacturar, diseñar y distribuir, lo más probable es que el activo industrial de México esté obsoleto.

Por su parte, Héctor Sepúlveda, Co-fundador de Mountain Nazca, se refirió a los cambios que ha habido en el ecosistema de Start-Ups en los últimos años. Uno de estos cambios ha sido el talento de la gente, los emprendedores mexicanos valoran el tema de la meritocracia, de premiar y compensar a la gente adecuadamente, de dar una propuesta de valor y creer una visión, muchas veces sobre el hecho de generar un rendimiento. Otro tema de cambios es el uso de recursos para la gente, el cual ya se otorga con base en los talentos.

Vincent Speranza, CEO de Endeavor México, opinó que lo que le falta a los grandes corporativos para meterse de lleno a la innovación es humildad y lo que los ha frenado es la arrogancia, porque son compañías que tienen décadas de mantenerse como líderes en su rama, puntualizó que la tecnología vino a cambiar dramáticamente, para bien y para mal, al mundo y a la humanidad, y no hay un sector que no esté siendo sacudido por la emergencia sanitaria y todo lo que la pandemia nos alejó, la tecnología nos acercó. Esta pandemia para el ecosistema de emprendimiento es una bendición, para la humanidad es una tragedia de lado sanitario; pero cualquier escenario de incertidumbre que acelera el cambio es una tierra fértil para el emprendimiento y la innovación, concluyó.

Los comentarios están cerrados.