Primer Panel Gobernabilidad en época post Covid-19

El presentador de este panel fue José Abugaber Andonie, Secretario de CONCAMIN, quien indicó que el Covid-19 presenta una oportunidad para rectificar y hacer que las sociedades sean más inclusivas, eficientes y resilientes, la recuperación se trata de una gobernabilidad asertiva y requiere de una transformación institucional para que sea efectiva, así como fomentar acuerdos institucionales y generar condiciones para la recuperación. Planteó dos preguntas a los panelistas: ¿cuál es el desafío que tienen los gobiernos para tratar los cambios que están afectando la estabilidad y la armonía social?, y si esta enfermedad se alarga al primer o segundo semestre del 2021 sin vacuna, ¿cuáles serían los mecanismos de los gobiernos para enfrentar las situaciones derivadas de la pandemia y que están afectando la gobernabilidad del mundo?

Olga   Sánchez   Cordero,   Secretaria de Gobernación, fue la primera en responder, subrayó que el Gobierno de México no tomó ninguna medida coercitiva ni restrictiva de derechos, sino que convenció a su población al auto confinamiento. Expresó que el gobierno ha hecho todo lo que está a su alcance para proteger la vida, el apego al Estado de derecho y el cumplimiento a la Constitución, las leyes y los tratados internacionales. Dijo que se establecieron canales de diálogo permanentes con los diversos actores de la sociedad y consideró de vital importancia el cumplimiento de la ley, que permite mejorar como sociedad y evitar y combatir la corrupción, recordó que uno de los retos más grandes de este gobierno es precisamente el combate a este flagelo, pero pidió no olvidar que la corrupción tiene dos caras, por ello el Estado de derecho y la legalidad implican que cada persona tenga en alta estima cumplir con las leyes.

Dijo que en estos meses de pandemia se aprendió a atender retos de salud, económicos y relacionados con la estabilidad, la armonía social y la desigualdad, que se profundizaron en estas condiciones, así como a interactuar de manera distinta con la sociedad, las entidades federativas y con el propio gobierno federal y reenfocar los esfuerzos para la reconstrucción del tejido social. Explicó que resguardarnos nos obligó a enfocarnos en la familia como un espacio de convivencia y seguridad, pero en algunos casos se convirtió en territorio de riesgo para mujeres y niños, por lo que fue necesario atender esta violencia doméstica. Se descubrió que a través de diálogos virtuales como éste se puede interactuar y confirmó que de esta forma mantuvo con los servidores públicos estatales y municipales una permanente relación. Indicó que es indispensable promover una cultura de paz en la nueva convivencia social para generar una reconstrucción del tejido social que se ha deteriorado, llevando a la inseguridad y a la violencia, por ello, enfatizó que están enfocados en su prevención y en la nueva convivencia, que serán retos enormes después de la pandemia.

En relación a la segunda pregunta, Sánchez Cordero señaló que confían en que esté lista la vacuna a más tardar en el primer trimestre del 2021, sin embargo si se retrasa, el Gobierno de México cuenta con los recursos e instrumentará las medidas necesarias para continuar protegiendo la salud de la población, por ejemplo, dijo que las escuelas no serán reabiertas hasta que los semáforos estén en verde, confirmó que sí aprenden de las experiencias de otras partes del mundo, pero que aquí no se implementará un toque de queda ni se impondrán sanciones a quienes no cumplan las medidas, en cambio seguirán empeñados en el esfuerzo por educar a la gente en la necesidad de cuidar su salud. Indicó que las medidas que se adoptan se hacen en coordinación con la Federación y los 32 estados.

Detalló que en materia de salud el gobierno suscribió un acuerdo con hospitales privados, lo que permitió ampliar la capacidad de respuesta del sistema nacional de salud, y para promover la reactivación económica se realizan reuniones de manera permanente con los secretarios del Trabajo, Turismo y Economía, para otorgar certidumbre jurídica que permita a los inversionistas extranjeros y nacionales sentirse seguros. Destacó que la Secretaría a su cargo mantiene un compromiso de trabajar con todos y cada uno de los gobiernos locales para encontrar soluciones conjuntas y recordó que se suscribió con los gobernadores de los estados un acuerdo de gobernabilidad y unidad en la lucha contra el Covid–19, en el cual se acordó que la SEGOB sería el único vínculo institucional entre los tres órganos de gobierno para coordinar las acciones contra la pandemia.

Marc Guillaume, Prefecto de París Ile de France, explicó el trabajo que realizan los prefectos en Francia y dijo que en la primera fase de la pandemia el Ministro de Salud implementó las medidas necesarias para la contención del virus, como aislar a las personas que regresaban del extranjero, posteriormente, en la segunda fase el gobierno decidió poner en marcha el “estado de emergencia sanitaria”, dispositivo que se activa cuando se enfrenta una grave amenaza para la salud, encabezado por el Presidente de la República y si se prolonga más allá de un mes, el Parlamento debe aprobar una ley para autorizar que las medidas continúen. Durante este dispositivo el gobierno tomó una serie de medidas que todos los prefectos de las diferentes regiones debieron adoptar.

En relación a la forma en que Francia ha afrontado económicamente este período de estado de emergencia sanitaria, refirió que el gobierno implementó un fondo solidario creado para proporcionar ayudas económicas a las empresas y préstamos garantizados por el gobierno. Explicó que a partir del 10 de julio se salió de este estado y se impusieron una serie de medidas por región. En septiembre y octubre se prohibieron los eventos que reunían a más de mil personas y las decisiones fueron tomadas por los prefectos dependiendo de la situación de cada zona y desde el 16 de octubre Francia volvió al estado de emergencia sanitaria.

Indicó que para hacer frente a esta problemática se combinaron medidas nacionales aplicadas en todo el territorio y otras adaptadas localmente por los prefectos según el recrudecimiento de la pandemia. Los prefectos trabajan coordinadamente con los funcionarios locales y pueden tomar medidas adicionales para prohibir la apertura de actividades ante un aumento significativo del virus, con la posibilidad de establecer un toque de queda e implementar un horario en bares y restaurantes y resaltó la importancia de que la ciudadanía tenga la disposición, “porque no se puede establecer ninguna medida como el distanciamiento social o uso del cubre bocas de manera coercitiva”.

Al segundo planteamiento respondió que se ha podido aprender y se han desarrollado medidas como el uso generalizado de cubre bocas, en cuanto a la cuestión administrativa y las medidas de seguridad pública, en un primer momento se tomaron acciones a nivel nacional, menos adaptadas a ambientes locales, pero a partir del período agosto- octubre se estableció un diálogo entre los prefectos y los alcaldes, y se buscó que los primeros adoptaran las medidas necesarias para las realidades locales, por ejemplo entre septiembre y octubre se tomaron medidas calle por calle, barrio por barrio y finalmente, ciudad por ciudad en función de la propagación de la epidemia, consideró que la diferencia principal fue la voluntad del gobierno para adaptar medidas a nivel territorial.

Bruno Grandjean, Presidente de la Alianza Industria del Futuro de Francia, explicó que esta alianza fue creada en 2015 por industriales a partir de la iniciativa de Emmanuel Macron, que en ese entonces era Ministro de Economía para trabajar por la modernización del tejido industrial francés y lograr a través de la digitalización que Francia volviera a ser competitiva, con una industria innovadora, fuerte y moderna y expresó su deseo de continuar desarrollando nuevos productos.

Referente a la pandemia, dijo que tienen una relación muy fuerte con el gobierno, quien los ha escuchado y ha implementado medidas importantes, indicó que en la industria se necesitan competencias y ante el temor de perder su potencial, se pusieron en funcionamiento dos medidas importantes: la garantía económica del Estado, que les permitió seguir innovando y continuar invirtiendo; y el despido parcial de tiempo indefinido para conservar a los colaboradores, así como conocimiento y capacidad de recuperación cuando termine la crisis para seguir presentes en la carrera internacional. Mencionó que cuentan con muchos programas de modernización de la industria y han trabajado mucho en la 5G, asunto importante para acelerar el desarrollo industrial y las máquinas inteligentes, temas que forman parte de las preocupaciones de los consumidores, de los industriales y de la Alianza de la Industria del Futuro.

Para el segundo tema planteado, dijo que Francia tiene un apoyo muy particular para las PyMes porque consideran que son esenciales, por tanto en este período de crisis el gobierno francés lanzó un programa de acompañamiento a través del cual las pequeñas y medianas industrias recibirán un apoyo, incluso dijo que muchas de ellas han tenido que cambiar sus modelos de negocios y destacó que tienen una relación muy estrecha a través de las cámaras de comercio y de la industria, donde el objetivo es tomar ventaja para reconstruir las empresas y hacerlas más innovadoras y competitivas y que estén en posición de responder a los desafíos. Dijo que básicamente se quiere regresar a la competencia a algunos sectores que se vieron muy debilitados en 2008 y que esta crisis del covid, además de representar un gran riesgo, también es una oportunidad para la industria, para proyectarla hacia el futuro y que puedan participar empresas internacionales.

José Abugaber concluyó en la importancia del acercamiento de quienes hacen política en países como México y Francia y resaltó que CONCAMIN, junto con el gobierno federal, hacen lo posible por apoyar una rápida transformación de la economía y sociedad por encima de los retos actuales.

Los comentarios están cerrados.