Sistema de Integridad de la industria confederada

Hemos sido testigos del arranque del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y aún nos encontramos a la expectativa de vivir su efectividad, pero los industriales no podemos sólo esperar: tenemos que involucrarnos para generar condiciones de integridad al interior de nuestras empresas, y para ello es necesario contar con sistemas de cumplimiento y prevención.

La industria confederada comprende que para que se configure un acto de corrupción se requiere de dos partes, y por ello nos hemos involucrado de manera seria y frontal a generar un modelo que será el ejemplo a nivel mundial y para ello necesitamos el compromiso de todos.

El SNA establece de forma clara la responsabilidad en materia administrativa y penal de los particulares, por lo que implementar esquemas de cumplimiento y prevención será un seguro y fortalecerá a la industria confederada.

Como ustedes saben, el pasado 12 de enero instalamos de manera formal la Contraloría Social Empresarial (CSE), instrumento que busca atender uno de los procesos más vulnerables de la administración pública, como son las contrataciones públicas. El modelo de operación de la CSE se compondrá por una representación regional y un Consejo de Integridad Regional (CIR), que será conformado por todos los liderazgos de cada zona.

El primero de septiembre se instaló, en el estado de Veracruz, el CIR ante la presencia de nuestro Presidente de CONCAMIN Manuel Herrera Vega, del Gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares y del Presidente del Consejo Coordinador Empresarial Juan Pablo Castañón Castañón. Este Consejo buscará generar condiciones bidireccionales de integridad y ética, además de propiciar una mayor representación de la industria nacional en la gestión del interés público.

Es fundamental, que con la representatividad en todas las zonas, hagamos un gran esfuerzo en la gestión de riesgos y a su vez, poner el ejemplo en el modelo de integridad que estaremos implementando.

Por otra parte, el CIR deberá gestionar la representatividad en su zona de influencia para fortalecer la vinculación con el gobierno y generar participación ciudadana. La contratación pública tiene una incidencia importante en la competitividad y productividad de cada país, e incluso a nivel internacional por los tratados de libre comercio entre países, es por ello que debemos de analizarlo siempre desde dos enfoques, el primero el gobierno con sus programas de desarrollo o políticas públicas y por otra parte, la industria nacional que tiene participación directa en los procesos de contratación.

Hemos analizado muchas veces a la contratación pública desde una perspectiva normativa, de fiscalización, de corrupción, de transparencia e inclusive de eficiencia operativa, sin embargo, considero que un elemento fundamental es precisamente la contraparte, es decir, generar condiciones de desarrollo e impulso para todas las Pymes, con la finalidad de fortalecerlas y en este sentido, la contratación pública es una palanca importante.

El compromiso será trabajar de la mano con el gobierno desde la etapa de planeación y con estrategias claras como la de encadenamiento productivo, nosotros como industria generaremos condiciones de desarrollo y políticas claras y transparentes a la mano de todas las empresas confederadas.

Para ver a la industria nacional como solución a un problema económico y a un problema de corrupción, es importante conocer las principales razones de la imposibilidad o trabas con que cuentan en el proceso de contratación pública y que no permite la libre concurrencia y el desarrollo del mercado interno, para lo cual se ejemplifican algunas:

• Condiciones que cierran acceso.

• Desconocimiento del proceso.

• Complejidad del proceso.

• Requisitos excesivos.

• Requisitos desalineados al mercado.

• Falta de financiamiento.

• Capacidad instalada.

• Procedimientos que sesgan el mercado.

• Falta de oportunidad de la información.

• Baja competitividad en precio y calidad.

• Desconfianza del proceso.

• Personal calificado.

• Procedimientos para Pymes con requisitos para no Pymes.

• Necesidades obsoletas.

• Desconocimiento del gobierno en la necesidad.

• Falta de profesionalización de servidores públicos.

• Manipulación de la petición de una contratación hasta la administración.

• Diversidad de pliegos de contratación para lo mismo.

nstrumentos de innovación y sostenimiento, así como los encadenamientos productivos, harán de México una economía más fuerte y por ello nosotros como empresarios tenemos que dar nuestro máximo esfuerzo, acompañando a los distintos niveles de gobierno en la instrumentación de políticas públicas efectivas.

Una de las misiones del CIR será involucrarse de una forma clara, transparente e imparcial, en la etapa precontractual, poniendo especial énfasis en la investigación de mercado, porque no sólo determina existencia de oferta, de condiciones, de proveeduría o de justificar requisitos, sirve sobre todo para dar a conocer a la industria la necesidad y tengan la posibilidad de hacer un planteamiento previo. Este contacto previo genera condiciones de igualdad y equidad en el mercado, porque si de algo debemos de estar seguros, es que los servidores públicos no cuentan con el conocimiento técnico que sí tiene la industria nacional o internacional.

¡Disminuir la corrupción está en nuestras manos y es hora de poner el ejemplo! Los industriales confederados contaremos con un sistema de integridad que establezca condiciones de mejores prácticas de gobierno corporativo, que responda a las condiciones del SNA y que diluya la responsabilidad ante una eventual mala práctica. Adoptaremos el Código de Integridad y Ética Empresarial que está elaborando el Consejo Coordinador Empresarial y a través de los CIR, difundiremos un modelo óptimo de compliance.

Por Sergio Alberto Martin Esquivel
Contralor y Presidente de la Comisión de Compras de Gobierno y Abasto de CONCAMIN

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.