EDITORIAL

Ante la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial y con el objetivo de presentar la postura del sector industrial para salir avante de la situación económica y social en la que como país estamos inmersos, en abril 14 realizamos el primer Informe COVID-Industrial, concebido como instrumento de la industria mexicana para opinar, proponer y ofrecer información continua sobre la situación que las empresas experimentaban a consecuencia de la contingencia del COVID–19 y sus efectos sobre la economía.

Fueron 11 semanas consecutivas en las que tuvimos una serie de destacados invitados tanto del sector público como de la industria, así como representantes del Poder Legislativo y de oficinas de representación acreditadas en nuestro país, en   las que interactuamos y compartimos puntos de vista para como país aminorar los impactos de la crisis y recuperar a la brevedad la ruta del crecimiento.

Un informe semanal del panorama de la situación económica de México y lo que acontecía a nivel internacional era una constante para conocer y sensibilizar del impacto que el COVID-19 tuvo en todo el mundo. En todas estas jornadas tuvimos el apoyo y acompañamiento del Dr. José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la CONCAMIN.

En nuestras jornadas de trabajo compartimos los resultados de las encuestas que los industriales amablemente respondían sobre los impactos en el empleo, en los ingresos, ventas, cobranza, falta de insumos, recorte de producción, entre otros, que estaba generando el coronavirus (COVID-19) en los diversos sectores industriales.

En nuestras presentaciones abordamos y tuvimos la intervención de representantes de diversos sectores productivos: de la industria farmacéutica; cadenas globales de valor, donde hablamos de tres sectores muy relevantes en nuestra economía, la automotriz, la aeronáutica y la electrónica; de la industria del calzado, textil y del vestido; industria de lavanderías; industria minera; industria del autotransporte de carga; aerotransportes; industria de restaurantes y alimentos condimentados; industria de la construcción; industria de la cerveza; industria maquiladora y manufacturera de exportación; industria de desarrollo y promoción de la vivienda; productores de autobuses, camiones y tractocamiones; industria de manufacturas eléctricas; y la industria pesquera.

Entre los muchos reconocimientos que debiera hacer por este importante trabajo de análisis debe destacarse la participación de los gobernadores Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato, Alejandro Murat Hinojosa de Oaxaca y Carlos Manuel Joaquín González de Quintana Roo; del Senador Ricardo Monreal Ávila, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República; del Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, quien compartió el mensaje del pueblo y gobierno de aquel país y del presidente Donald Trump; así como de los embajadores de la CONCAMIN, Joachim Elsaesser en Alemania, Alfred Rodríguez en Francia y Larry Rubin en los Estados Unidos, quienes compartieron experiencias desarrolladas por sus países en los aspectos sanitario y económico para mitigar la crisis originada por el Covid-19.

Agradezco especialmente la contribución de Raúl Picard, José Cohen, Alejandro Malagón y Guillermo Funes, quienes fungieron como voceros en los trabajos del COVID-INDUSTRIAL, así como a Juan Pablo García, nuestro Presidente de la Comisión de Enlace Legislativo.

Pero si a alguien tengo que reconocer por su talento y esfuerzo es a Manuel Pérez-Cárdenas, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la CONCAMIN, a quien debemos la idea, realización y dirección de este original y oportuno esfuerzo, único en su tipo y su tiempo. Junto con Manuel, Mariana Ruiz Suárez, Jorge Izquierdo Rodríguez, Julio César Bustos López y Rebeca Rueda Ríos invirtieron un enorme esfuerzo y dedicación para hacer posible que el COVID-Industrial existiera y se diera a conocer. A todos ellos, muchas gracias.

En los once eventos realizados, nuestra mayor preocupación fue cuidar los nueve millones de empleos que nuestras empresas afiliadas generan para igual número de trabajadores y sus familias, siempre trabajando en una ruta de “diálogo   y propuestas”.

En CONCAMIN desde el principio reconocimos  que  estábamos  afrontando  una  pandemia  y  una  situación  sin  precedente,  y por ello en nuestros eventos propusimos y urgimos a tomar acciones para mitigar los efectos económicos y de salud que se estaban presentando en nuestro país.

Un gran agradecimiento al equipo de trabajo de Revista Industria, –Órgano Informativo Oficial de CONCAMIN– con quien trabajamos oportunamente la cobertura de cada uno de los informes Covid Industrial, reflejándose con su labor el gran profesionalismo de las distintas áreas que contribuyen en su contenido, diseño, corrección de estilo, fotografía y redes sociales.

El quehacer y actividades emprendidas con el apoyo de Revista Industria posibilitó difundir en tiempo real, a través de redes sociales los testimonios más relevantes, así como se transmitió en vivo en el canal de la Revista, para facilitar un mayor acceso, toda la cobertura del informe semanal del Covid Industrial.

Lo anterior con un resultado nunca visto, generando más de 430 mil impactos en redes sociales únicamente en nuestra revista.

Sin duda seguiremos trabajando para informarles a través de nuestra Revista Industria, los temas más relevantes en los que participa nuestra Confederación.

A lo largo de esas once semanas presentamos una serie de propuestas para enfrentar la crisis económica por el COVID-19:

  • Conformar un Grupo de Alto Nivel en el que gobierno, sector privado, representantes de los trabajadores y académicos pudieran formar un diagnóstico compartido, ya que hoy más que nunca se requiere de unidad nacional para superar este gran
  • Impulsar un Acuerdo para la Preservación del Empleo y el Fortalecimiento del Mercado
  • Construir un Programa de Reactivación Económica con cuatro directrices básicas:

 

    • Pago oportuno a proveedores de bienes y servicios en los tres órdenes de
    • Instrumentar un programa emergente de infraestructura básica en las regiones más rezagadas del país.
    • Programa especial de financiamiento de la Banca de Desarrollo a sectores estratégicos y a
    • Crédito accesible de la Banca

 

  • Establecer un calendario de retorno a la normalización de la actividad
  • Alinear los sectores esenciales de México a los de sus principales socios comerciales, para evitar la pérdida de
  • Adoptar las mejores prácticas internacionales para la continuidad laboral durante la
  • Definir con el gobierno y empresarios una ruta crítica para la reactivación económica.
  • Expedir el listado de proyectos de energía con financiamiento del sector privado y revisar el avance de los proyectos de infraestructura con financiamiento privado, que fueron anunciados el pasado mes de
  • Concertación con EUA, Canadá y la UE para no interrumpir el flujo de bienes y para alinear los sectores esenciales de México con estos países y regiones, marcadamente las industrias automotrices, aeroespacial, farmacéutica y de alimentos.
  • Financiamiento de la Banca de Desarrollo a los sectores capaces de generar empleo, crecimiento y
  • Avanzar en la instalación de mesas de diálogo público-privado por sectores industriales para crear las respectivas rutas críticas de reactivación económica, al tiempo que se establecen los protocolos integrales de cuidado de la salud en los centros de trabajo y con las cadenas de proveeduría.
  • Establecer coordinadamente gobierno-industria las prioridades de reactivación.
  • Definir los sectores estratégicos y sus cadenas de valor para asegurar la recuperación de la economía nacional, tomando en cuenta su contribución en materia de:

 

  1. Creación de empleo
  2. Desarrollo del mercado
  3. Soporte a proyectos estratégicos del
  4. Vinculación con el T-MEC y Unión
  5. Sustitución de importaciones que permitan acelerar el crecimiento de México y generen atracción de
  6. Conformar un programa de reactivación y reconstrucción económica del país.

 

  • Que el Gobierno Federal emita a la brevedad el listado de proyectos energéticos a ser financiados en su totalidad por el sector
  • Evaluar el listado de proyectos de infraestructura que por 850 mil millones de pesos fue anunciado el pasado mes de noviembre

Amigos industriales:

La CONCAMIN está del lado del diálogo y la concertación; por ello, seguiremos trabajando activamente en las propuestas que permitan caminar junto con el gobierno y la sociedad en la difícil situación económica y social que deja esta crisis, buscando que el país no pierda y fortalezca su posición de liderazgo como una de las más importantes economías del mundo.

Es necesario recuperar la capacidad productiva, acelerar el crecimiento, balancear el desarrollo en las regiones, mejorar la educación y realizar un esfuerzo de inversión sin precedentes. Los industriales asumimos   la vanguardia del cambio nacional, con sentido de solidaridad y responsabilidad social.

Es el tiempo de construir juntos un plan de salida y proponer las medidas que resulten necesarias para lograr una rápida recuperación de la vida económica de la nación, con los menores costos sociales.

 

Francisco Cervantes Díaz

Presidente

Los comentarios están cerrados.