Ante los desafíos actuales se requiere fortaleza económica: Francisco Cervantes, Presidente de CONCAMIN

Por: Julio César Bustos López

Director Editorial de Revista Industria

Revista Industria entrevistó a Francisco Cervantes Díaz, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), en esta ocasión nos platicó de los primeros dos años de su gestión al frente de la  Confederación, así como avances, logros y desafíos de   la industria, y de los temas propositivos que ha impulsado desde el inicio de su gestión.

Revista Industria: Desde el inicio de su mandato tuvo una labor muy propositiva que inició con un viaje a Alemania, con el objetivo de sentar las bases para la presencia de México en la Hannover Messe; la  presentación  al  Presidente de la República de la propuesta de política industrial y una serie de trabajos que llevaron a la iniciativa del Pacto Oaxaca, que busca contribuir con el desarrollo industrial y social de México

¿qué resumen nos podría compartir de los retos que ha enfrentado en estos primeros dos años de gestión?

Francisco Cervantes Díaz: Así es, una de las primeras visitas internacionales que realizamos fue en abril del 2018 con la Feria de Hannover Messe, que es la feria más grande del mundo, nunca había ido,   y cuando estuve ahí dije “la tenemos que llevar a México”,  fue  un  pensamiento, un sueño y curiosamente en octubre de 2019 lo  cristalizamos,  pues  vino  parte  de la feria a nuestra Reunión Anual de Industriales celebrada en Guanajuato.

Fueron más de 21 mil visitantes, muchos jóvenes, hubo mucha tecnología innovadora con la robótica y toda la parte digital, y aquí quiero reconocer que fue de gran ayuda Diego Sinhue, Gobernador de Guanajuato, quien también hizo un viaje de convencimiento  a Alemania y de manera conjunta pudimos concretar que fuera realidad esta feria en México.

En la RAI tuvimos conferencias de primer nivel con los secretarios de Estado, con los gobernadores del Bajío, Centro y Pacífico firmamos un pacto para el crecimiento e infraestructura en el país. La feria dejó muy buen sabor de boca, principalmente porque se demostró que México es capaz de recibir inversión europea.

RI: Este trabajo que se hizo en Alemania, en donde se reunió con el Presidente de la Federación de Industria Alemana llegó a concretarse en un evento, como lo fue la feria industrial de la Hannover Messe en nuestro país, además se consolidó la conformación de una plataforma en el Centro-Bajío que va a dar resultados y que además introduce a México en el tema de Industria 4.0 con una participación que pocas veces se ve:      a los gobiernos estatales apoyando una iniciativa que seguramente generará frutos, pero todo esto ¿cómo se vincula con la propuesta que usted le dio al Presidente de la República sobre política industrial?

FCD: De manera muy importante, porque el Presidente está muy entusiasmado con la CONCAMIN, nos escucha, nos ayuda en el tema de política industrial, a la cual quisiéramos acceder acompañados de políticas públicas, por ello, desde su campaña le hicimos entrega de un ejemplar sobre la propuesta que los industriales de México le hacían, y que incluyó también los rezagos que hay en nuestro país, y cómo la industria puede participar en la generación de empleos, inversión e industria y colaborando con el gobierno directamente con un proyecto de infraestructura hacia la parte sur-sureste de México, pero también le estamos proponiendo que se tenga seguridad y certeza.

México es un gran país, somos 130 millones de mexicanos y hay más de 50 millones de jóvenes con ánimos de trabajar y lo que debemos hacer es generar oportunidades y confianza.

RI: El trabajo de CONCAMIN fue propositivo y logró darle la vuelta al planteamiento de que la no política industrial era lo más recomendable y hoy por lo menos tenemos iniciativas muy concretas por parte de la Confederación para tratar de revitalizar a la industria y con ello a la economía de México. ¿Cómo se podría vincular esta iniciativa de política industrial con el Pacto Oaxaca?

FCD: Uno de los objetivos de la agenda del Presidente es el tema de la pobreza, ésta se concentra en la parte sur-sureste del país, y nosotros tenemos la misma preocupación que él, por lo que creamos el Pacto Oaxaca. Estuvimos trabajando esta propuesta con la academia y la industria, finalmente se hizo en octubre del año pasado, y llevamos a cabo una reunión donde acudieron casi dos mil tomadores de decisiones, industriales, ejecutivos, directores de grandes empresas, académicos, sindicatos, el Poder Legislativo, el Senado de la República, diez gobernadores, casi el gabinete completo   y el Presidente de México, estuvieron también el Consejo Mexicano de Negocios y el Grupo Monterrey, fue una reunión como pocas veces se ha visto en México.

La reunión tuvo el propósito de apoyar, de tomar decisiones, sentar las bases, por lo que estamos trabajando muy de la mano también con el CIDE para establecer una política que va dentro del contenido de nuestra propuesta de política industrial hacia un sur-sureste emprendedor.

RI: ¿Qué retos vislumbra para el tercer año de su gestión, ¿cómo ve lo que está aconteciendo a nivel internacional, qué perspectivas tiene?

FCD: Es complejo porque estoy convencido que para que haya un país como lo queremos, un México próspero, se necesita la voluntad de todos, le llamamos la “triple hélice”, es decir, trabajar la industria, el gobierno y la academia, no me imagino sin una hélice cómo podríamos despegar, desgraciadamente dentro del gobierno hay algunos personajes que no lo están entendiendo.

Sin embargo, el mensaje del Presidente siempre ha sido alentador, siempre nos ayuda, pero hay gente en su gabinete que no lo está entendiendo, la otra mitad sí lo entiende y necesitamos que todos trabajemos hacia un México generador de  empleos,  de  una  estabilidad,   de  un gobierno facilitador, impulsor y necesitamos tener esa ambición de política industrial, hemos  avanzado, pero debemos concretarla y para ello se necesita voluntad.

RI: Usted es un líder en la CONCAMIN que ha buscado generar propuestas, y el propio Presidente así lo ha reconocido públicamente, ¿cómo ve el desafío que enfrenta la industria ante el  tema  que ya es de seguridad nacional, la parte de los sectores  alimentario,  farmacéutico  y  energético,  que  estarán   recibiendo el apoyo y el trato que se requiere en   un momento en donde el coronavirus está planteando desafíos no vistos a nivel global durante los últimos años, le parece que se podrá hacer algo más para garantizar que la industria en general pueda contribuir a enfrentar estos retos?

FCD: En una profunda reflexión, aquellos que nos han atacado con la parte farmacéutica y la agroalimentaria, con una norma que viene acompañada de un linchamiento mediático y que hoy este tema del COVID-19 demanda de estos dos sectores, sin los cuales no podríamos sobrevivir. El sector agroalimentario es de los sectores más atacados, con lo referente al etiquetado, pero tenemos que salir adelante de manera congruente. Toda la industria es necesaria, como parte del crecimiento y para sobrevivir.

RI: Como referencia, los sectores de alimentos, bebidas y farmacéutico superan el 30% del PIB en la parte manufacturera,  y   generan   millones  de empleos, si además agregamos lo  que ha sucedido con la industria de la construcción, que en el último año y medio ha enfrentado problemas, ¿qué recomendaciones de políticas públicas podría plantear como CONCAMIN ante los desafíos estructurales y de coyuntura que enfrentamos?

FCD: La recomendación es la fortaleza económica de nuestro país, yo le llamo los “cuatro soportes de la economía”: el primero es la parte energética, cuántos países no quisieran tener petróleo y gas, además tenemos el gas más barato del mundo; en segundo lugar el sector minero que genera el presupuesto equivalente al estado de Jalisco anualmente, y ha sido seriamente golpeado; el sector automotriz y el sector agroalimentario, que son soportes muy importantes de la plataforma económica del país y además son generadores de empleo.

Aquí quiero hacer un paréntesis, la Industria 4.0 viene cada vez más rápido  y las industrias deben dirigirse en esa dirección. Viene esta ola digital y sería muy lamentable si trabajamos en sentido contrario.

RI: Su propuesta de política industrial siempre ha tenido al bienestar social como un elemento central ¿qué mensaje podría dar a la sociedad acerca de estos momentos que vive México?

FCD: Primero, tenemos  que  luchar  por un bienestar para los mexicanos, tenemos que hacer votos por que tengamos esa política industrial, detrás de ésta viene la generación de empleos bien remunerados. En el año 2019 se dio el primer incremento salarial del 16%, luego vino el segundo del 20% como nunca antes se había visto.

La industria siempre se ha reconocido por los 8.4 millones de empleos directos registrados ante el IMSS, más los indirectos que representan una suma importante, el empleo es el eslabón principal de la economía, entre más gane la clase trabajadora, mayor poder de consumo tiene.

Además del consumo, hay otro elemento importante que es el contenido nacional, y en la industria éste debe crecer, es decir, lo hecho en México. Tenemos exportaciones por más de 307 mil millones de dólares a Estados Unidos, somos el primer socio comercial por encima de Japón, China y Canadá, pero no se está reflejando hacia el crecimiento industrial, lo que es muy preocupante, debemos quitar esa parte de que somos exportadores de importaciones, tenemos que ser exportadores de contenido nacional, de lo hecho en México.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.