México deberá aumentar la inversión en salud Alexis Serlin presidente de CANIFARMA No. 6

Amigos industriales:

Con la instalación de los Grupos de Alto Nivel en materia de Encadenamiento Productivo, Competitividad Industrial, Generación de Talento y al fortalecer nuestra presencia en el Comité Intersecretarial de Innovación, los industriales estamos sentando las bases para la Gran Alianza por una Política Industrial de Nueva Generación.

Las propuestas emanadas de estos grupos serán vinculantes al Comité Nacional de Productividad, y desde ahí tendremos en breve interesantes proyectos para impulsar a la industria mexicana al máximo de su capacidad. CONCAMIN reconoce a las autoridades del Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Economía, la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por su disposición y apertura mostrada a las propuestas de la industria confederada nacional.

Con la instalación del Grupo de Alto Nivel para el Encadenamiento Productivo, encabezado por la Secretaría de Economía, autoridades e industriales ya trabajamos de manera coordinada para actualizar instrumentos financieros de la industria, el fortalecimiento de políticas de compras gubernamentales para el desarrollo de la producción nacional y la integración de las pymes, así como acciones concretas para la conjunción de oferta y demanda nacionales que eleven el contenido nacional de nuestras exportaciones y fortalecer los programas de encadenamiento productivo del país.

Transcurrida la primera parte del año, podemos afirmar que la actividad económica nacional avanza en forma moderada y con un perfil que combina fortalezas, debilidades y desafíos crecientes para mantener el paso en tres indicadores clave: crecimiento del PIB, generación de empleos en el sector formal de la economía y producción industrial.

Desde el arranque del año tres factores deterioraron las perspectivas para el crecimiento de la economía internacional: la caída en los precios de las materias primas, particularmente el petróleo (la mezcla mexicana de exportación alcanzó a mediados de febrero niveles de 18.90 dólares el barril); la apreciación del dólar y la incompatibilidad en la política monetaria de las economías desarrolladas.

Tal y como lo pronosticamos 2016 será un año complejo para las políticas públicas, cuya sincronización y eficacia serán vitales para mantener un ambiente propicio para los negocios.

Pero los industriales no nos quedamos de brazos cruzados ante esta situación.

Desde hace un par de meses, en materia de encadenamiento productivo y con la participación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Economía por parte del Gobierno Federal, estamos trabajando para detectar necesidades de la industria e identificar oportunidades para el fortalecimiento tanto de la oferta como de la demanda, con los principales objetivos de desarrollar políticas que puedan generar instrumentos de fomento, participar en programas de apoyo transversales para el desarrollo de capacidades y cumplimiento de estándares, promover esquemas de capital de trabajo, compra de activos fijos y garantías de pago otorgadas por NAFIN y BANCOMEXT; coordinar planes de negocio para cubrir demanda potencial con proveeduría nacional calificada, identificar oportunidades de demanda de bienes por parte de empresas tractoras y coordinar grupos de trabajo sectoriales.

Gracias a los resultados del evento B2B del año pasado, donde unimos esfuerzos con el Consejo Nacional de la Industria y Manufacturera de Exportación con el objetivo de sustituir productos de importación por aquellos que sean desarrollados por empresas mexicanas, concretando negociaciones entre pymes proveedoras y empresas globales por un monto de 1,000 millones de dólares, decidimos replicar esta experiencia los días 5 y 6 de julio en la ciudad de México, con la presencia de 80 empresas tractoras, 150 potenciales proveedores y una demanda negociable de 5,000 millones de dólares.

En la industria confederada buscamos ser el brazo desarrollador para que pymes mexicanas puedan atender demanda negociable de las empresas de carácter global, y nuestro acompañamiento mediante un plan de desarrollo de proveedores, a través del cual se les dará capacitación para enfrentar el reto que implica su proveeduría.

Porque el reto del crecimiento económico y productivo de nuestro país es de todos los sectores de la sociedad, de todos también serán las soluciones, para avanzar juntos en el rumbo competitivo e innovador que nos hemos fijado para nuestros diversos sectores y regiones industriales.

Creer es Crear

Manuel Herrera Vega

Presidente de CONCAMIN

Edición Digital

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.