Reunión anual de Industriales No. 5

2016 representa un año de grandes retos y oportunidades para la industria mexicana, sus sectores y empresas. Hoy nuestra economía enfrenta el reto de consolidar el crecimiento bajo un entorno de mayor volatilidad financiera, debilitamiento del crecimiento económico global y el encarecimiento de los precios internacionales del petróleo.

En este escenario las empresas, particularmente las importadoras, se enfrentan al desafío de mantener bajo control la evolución de sus costos de producción. Para conseguirlo, será necesario que los precios de sus insumos básicos, particularmente los vinculados con la energía eléctrica, continúen a la baja.

Así, esperamos un crecimiento de nuestro Producto Interno Bruto durante 2016 de alrededor de 2.8%, la actividad industrial con una variación al alza de 2.0% al término del año, y una generación de alrededor de 700 mil empleos en todo el país, de los cuales serán generados alrededor de 395 mil en el sector industrial.

Estos datos suponen una tendencia positiva aunque modesta, lejos de las necesidades de nuestro país y el potencial de nuestras empresas y sectores; por ello, incrementar nuestro ritmo de crecimiento en un entorno donde persiste el riesgo de que la desaceleración productiva de EU y la volatilidad e incertidumbre financiera provocada por la desaceleración de China aumenten.

CONCAMIN ha realizado una serie de propuestas para la reanimación ordenada y sostenida de la actividad productiva durante este año, que no implican cambios en la legislación ni partidas presupuestales adicionales, sólo voluntad de los tres niveles de gobierno para avanzar juntos en el crecimiento económico y productivo del país, y otorgar más oportunidades a la industria para incrementar sus aportes.

Una de estas propuestas es la suscripción de un acuerdo con gobiernos estatales para la realización de sus compras e inversiones durante la primera mitad del año, estableciendo criterios precisos de transparencia, pago oportuno y rendición de cuentas; otra de ellas es la de liquidar adeudos por parte de estados y municipios a sus proveedores de la iniciativa privada, y reducir a 30 días los plazos de pago para no causar innecesarios problemas de liquidez y capital de trabajo a las empresas y sus cadenas de valor.

Aunado a ello, desde CONCAMIN continuamos trabajando en la instrumentación de la Gran Alianza por una Política Industrial de Nueva Generación, a partir de la firma del memorandúm de entendimiento con el Gobierno de la República durante la ceremonia de clausura de la RAI 2015, y en donde fungió como testigo de honor el Presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Nos encontramos en una etapa de integración de los Grupos de Alto Nivel en torno a los grandes ejes de trabajo de nuestra Confederación (Competitividad Industrial, Innovación, Encadenamiento Productivo y Generación de Talento) al interior del Comité Nacional de Productividad, así como con las Secretarías de Economía, Hacienda y Crédito Público y Educación Pública del Gobierno de la República.

Continuamos sumando voluntades con integrantes de los sectores gubernamental, académico, industrial y de la sociedad, y ya contamos con interesantes proyectos como el Centro MIND Valle de México y MIND Baja California, privilegiando siempre el establecimiento de condiciones equitativas y oportunidades de crecimiento para todos los mexicanos.

Así, en este 2016 los industriales tenemos una agenda de trabajo dinámica, que sólo con la suma de esfuerzos de todos podremos instrumentar. Invito a nuestras Cámaras y Asociaciones a continuar sumando esfuerzos, creer en nuestras capacidades y hacer nuestros los retos que nos impone la coyuntura económica, al tiempo que continuamos dando pasos firmes para la instrumentación de un proyecto de mediano y largo plazo para el sector productivo mexicano, reflejado en la Gran Alianza por una Política Industrial de Nueva Generación.

Creer es Crear.

Manuel Herrera Vega

Presidente

Edición Digital

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.