Arranque de la RAI No. 8

Gracias a la entusiasta participación de los industriales de diferentes sectores y regiones productivos del país, la Reunión Anual de Industriales 2016 resultó todo un éxito. Son muchos los retos del aparato productivo mexicano para incorporarse a la Cuarta Revolución Industrial caracterizada por automatización de procesos y la adopción de nuevas herramientas tecnológicas en la generación de productos y servicios, un cambio de paradigma tan relevante para la sociedad global como cuando se inventó la máquina de vapor o la imprenta.

En el marco de la comida inaugural, y ante la distinguida presencia del Presidente Enrique Peña Nieto presentamos los avances para la integración del Sistema Nacional de Competitividad, y el Presidente de la República en su mensaje reiteró el compromiso de su gobierno para garantizar condiciones de estabilidad y certidumbre que propicien un ambiente favorable de negocios para “construir un país de leyes e instituciones, causa que nos compromete a todos”.

Además, entre otras actividades la RAI 2016 representó el marco ideal para la presentación oficial de Reto México, plataforma de innovación abierta que promueve la participación del talento mexicano para encontrar soluciones innovadoras a los retos que hoy enfrentan las empresas, economía y sociedad. De igual manera, volvimos a reconocer con el Premio Ética y Valores a aquellos industriales que son un ejemplo para la sociedad en su conjunto al adoptar mejores prácticas empresariales.

El nivel de las opiniones vertidas en los paneles y conferencias por parte de gobernadores, Secretarios de Estado, funcionarios de los distintos niveles de gobierno, académicos, especialistas y los propios industriales durante los tres días de trabajo de la RAI, a quienes desde luego agradecemos su participación, nos permitió conocer la visión sobre nuestro sector por parte de los principales actores políticos, económicos y sociales en México, y sin duda nos plantean nuevas perspectivas y retos que enriquecen los planteamientos y el trabajo diario de nuestra Confederación.

Hoy, podemos concluir que la mejor respuesta ante las variables macroeconómicas internacionales y la necesidad de mayor dinamismo económico mexicano estriba en fortalecer nuestras capacidades productivas, aprovechar íntegramente el mercado interno e impulsar encadenamientos productivos e innovación partiendo del principal valor agregado con el cual contamos como nación: el talento y esfuerzo diario de todos los mexicanos. 2017 nos plantea nuevos desafíos, y un panorama que pareciera complicar aún más el escenario de volatilidad, recortes presupuestales, inestabilidad financiera e incertidumbre global.

Sin embargo, tenemos la gran oportunidad de consolidar a nuestra nación como un polo atractivo a las inversiones, diversificar nuestros mercados de exportación, aprovechar al máximo las grandes reformas, dar solidez a nuestro mercado interno, y aprovechar al máximo las capacidades de nuestras empresas y capital humano.

Por ello, amigas y amigos industriales, yo los invito a continuar trabajando con mucha responsabilidad y sin descanso por el bien del país, hacer cada uno su parte y depender cada vez menos de factores externos para consolidar nuestro gran y noble objetivo de construir una gran nación, fuerte y competitiva, con mejores niveles de vida para todos los mexicanos.

Los industriales creemos en México, por eso creamos en México.

Manuel Herrera Vega

Presidente

Edición Digital

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.