CANACAR, pieza importante para el desarrollo de México

Revista Industria presenta en esta primera edición de 2019 una entrevista con el Lic. Enrique González Muñoz, Presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), quien compartió con nosotros los logros y retos que enfrenta el sector.

Revista Industria: La industria del transporte de carga es estratégica y de gran importancia para el crecimiento y desarrollo de cualquier país, en México, dada la amplia extensión territorial con la que contamos, este sector incide directamente en la productividad y la competitividad industrial, así mismo apoya en el crecimiento económico de las regiones, ¿de qué forma trabaja CANACAR para la modernización, fomento y mejor desarrollo del sector de autotransporte de carga a nivel nacional?

Enrique González Muñoz: Actualmente entendemos que el transporte de carga ya no es únicamente el servicio de llevar mercancías de un punto a otro, somos parte de la cadena productiva, y un gran porcentaje de la materia prima que se requiere para todos los sectores, lo que mañana será un producto terminado, hoy va en un camión, en este sentido hemos comprendido la necesidad de profesionalizar al sector en el trabajo justo a tiempo y en mejorar nuestros procesos de servicio.

CANACAR también ha fomentado un esquema de certificación denominado “Transportando al País, transportando a México”, que consta de tres módulos, el primero está basado en el método de las 5’S de calidad, que debe contar cada empresa para proporcionar un servicio adecuado; gradualmente se va capacitando a los empresarios en la selección adecuada de sus conductores, en la formación y desarrollo de sus mandos gerenciales e intermedios, y en establecer conceptos para una atención de transporte con estándares internacionales.

Son esquemas que planteamos y difundimos con los usuarios del transporte informándoles sobre qué empresas han logrado tener esta certificación. Cabe resaltar que estos esquemas son para socios y no socios de CANACAR, -queremos socios por convicción no por obligación, y con este servicio se dan cuenta de que vale la pena nuestra membresía-, no tiene ningún fin lucrativo, es simplemente profesionalizar el sector del autotransporte.

Actualmente contamos con 520 empresas certificadas, y recientemente se entregó esta certificación a 350 empresas que lograron cumplimentar alguno de los módulos, seguiremos trabajando en profesionalizar al sector a través de este esquema.

RI: ¿Cómo podríamos sintetizar la historia de CANACAR, cómo nace, cómo se ha desarrollado y cómo se encuentra actualmente?

EGM: CANACAR nació hace 30 años, cuando hubo una modificación a la Ley de Cámaras, en la cual antes existía una Cámara de Transporte que agrupaba todos los sectores de comunicación y transporte, se hizo una segmentación y CANACAR fue únicamente representativa del transporte de carga.

Durante estos 30 años trabajamos para ser el principal órgano de interlocución con el gobierno federal, hemos promovido las buenas prácticas y llevado a cabo propuestas de modificación a leyes, así como el desarrollo de estadísticas y estudios para la mejor toma de decisiones de los gobiernos en turno.

En resumen, puedo decir que en los 30 años que está por cumplir CANACAR, siempre hemos tratado de ser una institución participativa y con propuestas para el sector y para la economía nacional.

RI: ¿Las delegaciones de CANACAR qué rol juegan?

EGM: Primeramente, las delegaciones hacen una labor de atención al agremiado a nivel nacional, un agremiado que logra ser socio de CANACAR en cualquiera de las delegaciones tiene una cobertura diversa, normalmente el campo de acción de las empresas de transporte es toda la República Mexicana, por tanto, es representar ante autoridades locales las actividades que estén vinculadas con el transporte, tanto en gestoría de los problemas que se puedan enfrentar, así como en aprovechar las áreas de capacitación y desarrollo en cada uno de los puntos donde tenemos delegaciones.

RI: A casi 9 meses de haber asumido la presidencia de CANACAR, su administración tuvo que entrar de lleno y atender una serie de temas complejos como fueron los trabajos de renegociación del Tratado de Libre Comercio, TLCAN, hoy T-MEC, podría compartirnos ¿cómo acompañó la CANACAR este proceso y cuál fue el saldo para el sector del autotransporte en esta renegociación?

EGM: CANACAR tuvo la oportunidad de participar en el cuarto de junto, siempre tratando de informar los riesgos que correría el sector en caso de no llegar a una renegociación adecuada, porque teníamos ya un antecedente, en el Tratado de Libre Comercio original se permitió a algunas empresas de mensajería brindar el servicio aquí en México sin que existiera una reciprocidad para que las empresas mexicanas lograran dar ese mismo servicio en Estados Unidos y Canadá.

Hoy tenemos que cuidar muchos aspectos, por ejemplo, que a la mensajería y la paquetería no les fueran a permitir aspectos como el cabotaje, éste era el mayor riesgo; y sin embargo, al final de la negociación, pese a que CANACAR siempre participó en el cuarto de junto, no obtuvimos el resultado deseado, pues en la fracción de mercancías de largo recorrido no se manejó reciprocidad, en este rubro las autorizaciones que se daban de manera unilateral a las empresas mexicanas y a las norteamericanas, ahora ya no van a estar permitidas para las mexicanas y Estados Unidos se guardó el derecho de que en caso de ver en riesgo sus intereses comerciales podría cancelar los permisos ya otorgados, esta situación nos preocupó, en su momento lo manifestamos, hicimos llegar un comunicado a los Senadores, lo único que pedimos son hechos de reciprocidad, que seamos tratados de la misma manera que van a ser tratadas las empresas norteamericanas.

RI: Para buscar esa reciprocidad ¿hay alguna estrategia puntual?

EGM: Somos muy respetuosos en CANACAR de que no por una presión desmedida pueda verse afectada una negociación en la que se abarcan bastantes aspectos de la industria mexicana, pero sí tenemos que hacer notar el riesgo en que estamos inmersos por no haber tenido un hecho de reciprocidad, creo que es un principio de respeto básico en cualquier negociación, si existe reciprocidad, existen buenos resultados, y esto es lo que hemos planteado a la Cámara de Senadores, expresamos que todavía en la revisión de los textos podríamos dejar más claro que lo que les concedan a ellos, sea lo que nos concedan a nosotros.

RI: Otro tema que, sin duda, es de interés para este sector es el relativo a la seguridad y prevención, tanto en el ámbito precisamente de inseguridad, caracterizado por el robo al transporte de mercancías, como al de prevenir accidentes al circular en carreteras y áreas metropolitanas. Empecemos con el tema inseguridad, ¿qué nos puede compartir sobre cómo impacta ésta en el robo de transporte?

EGM: Nos impacta de gran manera, ya que pese a nuestra gran ubicación geográfica y nuestras grandes posibilidades de desarrollo en materia de logística a nivel internacional, éstas se ven afectadas porque México se convirtió en un país sumamente caro en la administración de riesgos en transporte, las pólizas de seguro se han incrementado de manera desmedida, las compañías que ofrecen los servicios de cobertura se han reducido, antes eran un promedio de 20, ahora son máximo tres, esto se refiere a nuestros equipos y activos, pero también el seguro de traslado de mercancías se ha encarecido enormemente, hablamos de porcentajes a veces más allá del 130%, lo que propicia que los costos de operación en materia de logística varíen mucho, lo que da como resultado tramos donde nos están robando continuamente. A manera de ejemplo, el corredor donde tenemos mayor índice de robo es el de México-Puebla-Veracruz, con un promedio semanal de entre 30 o 40 robos, es muy lamentable.

Hay otros puntos de la República que también están lacerándonos mucho como el corredor México-Querétaro-Guanajuato-San Luis Potosí-Michoacán-Jalisco, así como el corredor de la periferia a la CDMX, concretamente colindancia Ciudad de México y Estado de México, son tramos que nos preocupan. Dentro de la gravedad de lo que vivimos, le hemos hecho sentir a la nueva administración que no es toda la República, son puntos muy precisos. Hemos tenido la oportunidad de platicar con el Dr. Alfonso Durazo en dos ocasiones, en la primera como CANACAR y, en otra, a través de una junta de Consejo de CONCAMIN, de las cuales se derivó el tema hacia el Dr. Alejandro Gertz Manero, a quien le hemos explicado los puntos conflictivos, y nos agradó que tienen un concepto claro de la problemática que vivimos, y ya se tomaron acciones, la nueva guardia nacional está teniendo una presencia más firme en las zonas donde tenemos mayor índice de robos.

RI: ¿Y cuál es el tipo de carga que más roban?

EGM: Lamentablemente hoy en México se roban todo, anteriormente el porcentaje de lo que más se llegaban a robar eran alimentos y bebidas, un tiempo fueron los hidrocarburos, en fechas recientes nuevamente han sido los alimentos y bebidas. Los porcentajes varían sobre un 30% entre un producto y otro, pero generalmente siempre el 60% son alimentos, bebidas e hidrocarburos, el otro 40% restante incluye materiales para construcción, medicinas, contenedores con productos de importación o exportación, pero hoy se roban todo. Hay que precisar que antes se robaban los camiones, descargaban la mercancía y estos aparecían, hoy es muy alto el porcentaje de los camiones que ya no aparecen, situación que nos preocupa y nos alerta que cada vez está más sistematizado el robo hacia nuestro sector.

RI: Platíquenos su opinión sobre la figura del Fiscal federal del transporte.

EGM: Nosotros hemos estado pidiendo desde la administración anterior pasos para que con base en la impartición de justicia se mejore la seguridad en México. El primer paso que pedimos fue tipificar el delito, de delito del fuero común a delito federal, afortunadamente ya se logró; el siguiente paso fue tipificar como delito grave el robo a transporte de carga, pasaje, ferroviario y público en general en las carreteras, situación que está avanzando, actualmente se encuentra en la Cámara de Senadores, esperando tener una resolución adecuada, y posteriormente ya teniendo estos dos elementos, solicitar un fiscal especial para que se le dé un seguimiento.

Es necesario que en todos los estados de la República trabajemos para buscar medidas preventivas y correctivas para lograr disminuir estos niveles de inseguridad que hoy vivimos y ojalá podamos decir que ya tocamos fondo, porque en el México moderno no hay un antecedente similar de robos en carreteras como el que estamos viviendo actualmente.

RI: ¿Y CANACAR cómo está trabajando en ese tema de la prevención del delito?

EGM: Trabajamos con una interacción continua con las diferentes corporaciones policiacas, principalmente con la Policía Federal y con la PGR. La Policía Federal nos ha ofrecido un programa columpio, que consiste en ir custodiando los camiones en las zonas complicadas. Así mismo, nosotros también buscamos esquemas, por ejemplo, donde se reconoce a los mejores operadores de las empresas afiliadas a CANACAR, para que también ellos, sea cual sea la empresa, empiecen a trabajar como compañeros de trabajo y que en carreteras establezcan esquemas de convoyes para que se apoyen y se pueda vigilar mejor a los tractocamiones, es por seguridad e integridad principalmente de nuestros conductores.

RI: El segundo tema tiene que ver con aspectos de medidas de seguridad vial y prevención de accidentes, existen normas y reglamentos que regulan el tránsito de los camiones y su carga tanto en carreteras como en áreas metropolitanas, ¿podría hablarnos un poco sobre este particular?

EGM: CANACAR siempre ha estado tratando de participar, aportando nuestro punto de vista y experiencia de cómo deberíamos llevar a cabo la aplicación de las normas, normas de pesos, de dimensiones y de condiciones físico-mecánicas, pero, lamentablemente, el problema es más de fondo, en México contamos con equipos sumamente obsoletos de transporte, tenemos un promedio de casi 18 años de antigüedad del parque vehicular, esto quiere decir que hay camiones de más de 40 años que andan en carreteras, ocasiona que no puedan tener sistemas de seguridad adecuados como frenado. Al respecto, hemos propuesto un esquema de modernización, que anteriormente se le llamaba chatarrización, en el que pretendemos que los camiones que ya están obsoletos puedan ser renovados.

Si no puede aspirar el hombre-camión, el microempresario a un activo nuevo, la situación se complica, aquí vamos evaluando los niveles de seguridad y calidad en el servicio que requerimos, no nada más pensar como usuarios de la calidad que requerimos, sino la seguridad que va a generar hacia terceros, eso es lo delicado, hemos buscado un esquema de modernización de parque vehicular y nos hemos vinculado con la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, ANPACT, para que se busque este esquema y que los programas que existieron en el pasado de chatarrización regresen, pero bajo un esquema diferente, uno que sea integral de modernización del parque vehicular y que realmente salgan los equipos obsoletos de las carreteras. Independientemente de que se va a cuidar la seguridad, el hombre-camión y el microempresario también se verán beneficiados, porque sus gastos de operación bajarán, van a gastar menos recursos en la operación de estas unidades, menos en el mantenimiento preventivo y correctivo. Al mismo tiempo, los grandes flotilleros, que están renovando sus equipos por interés comercial y por calidad en su servicio

cada cuatro o cinco años, se les debería dar un estímulo verde, pues a partir del segundo semestre del año vamos a tener camiones más costosos, con mayor consumo de combustible, con un gasto de inversión y de operación más alto, pero con menores emisiones contaminantes, con un estímulo verde se solucionaría gran parte de la problemática en carreteras en aspectos de vialidad y seguridad.

Siguiente punto, dentro de las ciudades se debe tener mucho cuidado en la autorización de los usos de suelo, si van a permitir que en primeros cuadros pongan fábricas, empresas o zonas de comercialización, deben estar conscientes que para proveer ese tipo de materias primas o artículos debe ser a través del equipo de transporte terrestre. Debe buscarse una regulación, organizarnos de mejor manera en todas y cada una de las entidades con temas de logística y movilidad integral.

RI: Tenemos nuevo gobierno, ¿qué iniciativas emprenderá la CANACAR en materia de autorregulación, pesos y dimensiones, condiciones físico-mecánicas y transporte de materiales y residuos peligrosos?

EGM: Nosotros no somos autoridad para sancionar, pero sí somos un órgano de consulta que tenemos que sugerir y apegarnos a todas las normas de seguridad, de condiciones físico-mecánicas, de manejo de consumo y residuos peligrosos, utilización y presentación del tipo de carreteras, y utilización de las configuraciones más adecuadas, tenemos que ser respetuosos, CANACAR defiende todas las posturas, siempre que estemos dentro de norma y regla. Hemos tenido oportunidad de participar cuando se está tomando la decisión respecto a las normas que rigen al transporte y ahí es donde podemos dar nuestra opinión y hasta dónde podríamos operar nuestras unidades, cuando ya hay una resolución se tiene que aplicar la norma, en beneficio no de nuestro sector, sino de la sociedad integral, así, lo que está como norma establecida hay que respetarla. Vemos con buenos ojos que se reglamente, que exista una normatividad, pero que ésta realmente se aplique.

RI: Hoy en día, para trasladar las mercancías que se producen, se comercializan, se importan o exportan, es necesario el servicio del autotransporte, porque la utilización de este servicio moderno es una herramienta de competitividad, en este sentido ¿qué estadísticas se tienen en materia de autotransporte, específicamente en el número de unidades y años del parque vehicular?

EGM: Más del 80% de las mercancías se mueven a través del transporte terrestre, porque en el país, desgraciadamente, no se han desarrollado otras modalidades de transporte, como el ferroviario o el marítimo. Vemos con buenos ojos que se intenten proyectos marítimos como el de Tuxpan, Veracruz y del Puerto de Veracruz a Puerto Progreso, Yucatán, para evitar la saturación en las carreteras del sureste. El problema es el parque vehicular, hoy contamos con un parque vehicular de 18.5 años de promedio de vida, son 540 mil vehículos de servicio público federal de carga los que existen registrados, y existen más de 70 mil camiones obsoletos brindando el servicio. Aquí los números pueden resultar interesantes, un camión nuevo o un camión semi-nuevo, por tiempos muertos y horarios de recorrido, puede generar el doble de kilómetros que un camión obsoleto, entonces, sería no crecer en parque vehicular, sino pensar en modernizar el parque vehicular, para tener mejores condiciones de tiempos efectivos de trabajo y seguridad, porque en México vienen cosas buenas.

El aún Puerto de Veracruz recibía 27 millones y medio de toneladas al año, este nuevo va a recibir, junto con el que ya está, 90 millones de toneladas al año y si sacamos el porcentaje completo, gran parte de esa mercancía que va a llegar, va a recorrer la última milla a través del transporte terrestre, ante estas áreas de oportunidad, el transporte terrestre tiene que crecer con modernidad, es un tema no nada más de transporte, también de infraestructura, de desarrollar nuevas vías de comunicación, acrecentarlas, seguir trabajando en ejes transversales en México.

RI: ¿Y cómo nos encontramos a nivel país comparados con las grandes y principales economías, respecto a la antigüedad del parque vehicular?

EGM: Ese es uno de los puntos más débiles que tenemos en México, a nivel mundial nos encontramos, según datos de la IRU –organización internacional del transporte en carretera- muy por debajo del promedio de los países de la Comunidad Europea, de Estados Unidos e incluso de algunos países de Sudamérica, que tienen un mejor promedio de parque vehicular que nosotros. En infraestructura, transportes y comunicación, estamos en el lugar 34, muy desfasados de los países europeos, de algunos países asiáticos y sudamericanos; en la administración de fronteras, tema muy importante, nos encontramos en el lugar número 64, teniendo 3 mil kilómetros de frontera con la principal economía de consumo, es importante que con profesionalización y modernización del parque vehicular podamos afrontar esos mercados.

Hoy en México existen industrias de estándar internacional, por ejemplo la industria automotriz, que exige cierto modelo de parque vehicular, cierta certificación y capacitación de los conductores, es la tendencia mundial. Pero qué sucede si los pequeños y medianos transportistas no se modernizan ni se actualizan, pues no van a poder atender este tipo de clientes, y llegará un momento en que no van a tener trabajo. El hombre-camión, el microempresario, el mediano empresario tienen un espíritu de servicio y la cadena logística, es muy importante que existan, porque ellos dan un trato personalizado, trabajo regional, pero por más que quieran dar un servicio personalizado, si sus equipos se descomponen continuamente y generan accidentes, se van a quedar fuera de mercado.

RI: ¿Y qué mecanismos o incentivos habría que tener para mejorar, concretamente existe algún mecanismo o alguna estrategia particular con el gobierno actual?

EGM: Primeramente buscar apoyos de banca de desarrollo, pero el programa de modernización del parque vehicular es vital, estamos tratando de llevar un planteamiento serio, ya existieron programas de modernización, pero no resultaron como estaba planeado, porque en lugar de sacar camiones que ya eran obsoletos de las carreteras, muchos se dedicaron en grandes flotillas a aprovechar el estímulo, a sacar camiones viejos que no estaban en buenas condiciones, tenemos que partir de una responsabilidad muy clara, por esta razón se hace el esquema actual, quien pueda acceder a un camión semi-nuevo, que sea en camiones que tienen placas de servicio público federal, que sí son los que están dando un servicio en carreteras, tener los filtros necesarios para lograr la modernización, y que ésta llegue a todos.

RI: Recientemente se anunció la creación de la Fundación “Transportando al País, Transportando a México”, ¿qué nos puede platicar de este proyecto?

EGM: La iniciativa fue principalmente para apoyar la capacitación y desarrollo del transporte, tenemos regiones en México en las que ya la profesionalización está más aventajada que en otras entidades, por ejemplo, en Nuevo León contamos con tres centros de capacitación para formación de conductores, en Guanajuato con dos, en Aguascalientes, Veracruz y Tamaulipas, uno, y pronto estaremos anunciando tres nuevos centros de capacitación.

Necesitamos más de estos centros; tenemos un convenio con el CECATI, a nivel nacional, para llevar a cabo un centro de formación de conductores, pero para ello se requieren recursos, si una armadora nos da un camión, CECATI nos da gente para capacitar, hay estados que nos apoyan con becas para los aspirantes a conductores, pero si no contamos con esta ayuda, la Fundación servirá para que el proceso de profesionalización y formación de conductores no se vea frenado por falta de recursos.

RI: ¿De qué manera se ha dado la relación de CANACAR con CONCAMIN?

EGM: Ha sido una relación muy sana, y considero que en esta administración se ha dado una mayor sinergia, mayor respeto y admiración, siento que el liderazgo del Presidente Francisco Cervantes ha sido muy importante, sobre cómo llevar nuestras organizaciones, con ese espíritu de interlocución y de propuestas, el ejemplo que hemos tenido de él es muy importante, hemos sentido gran satisfacción, -no solamente yo, sino los integrantes de la Comisión Nacional Ejecutiva-, que nuestro Presidente de CONCAMIN esté identificado con los problemas del sector. Ningún sector es más importante que otro, pero sí resalta él normalmente la importancia que tiene el sector del transporte de carga en las demás industrias, y partiendo de estas premisas, sentimos un gran compromiso por lo que representamos, también sentimos un halago por el reconocimiento que le hace a nuestro sector, esto nos compromete a hacer las sinergias y apoyar al 100% todos los proyectos, no sólo los que sean en materia de transporte sino en toda la industria mexicana.

RI: ¿Cómo han empezado a trabajar con los funcionarios del nuevo gobierno, ¿algún mensaje en específico para ellos?

EGM: Una cuestión que nos agrada de antes de que fueran gobierno, incluso antes, en campaña, es que tuvimos un acercamiento con el Secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, que es cabeza de nuestro sector, y nos dejó muy satisfechos el conocimiento que él ya tiene del sector, incluso la intercomunicación que podemos tener con él para la mejora de éste, así mismo, con el Subsecretario Carlos Morán Moguel, quien ya nos acompañó en la presentación de una agenda de productividad, también con él hubo una identificación muy grande, y recientemente en nuestra presentación fue un gusto que en su primer acto oficial, el nuevo Director General del Autotransporte Federal, el Ing. Salomón Elnecavé Korish, acompañara a CANACAR en el evento de reconocimiento que tuvimos tanto de la IRU, como del Distintivo “Transportando al País”.

También quiero comentar que en materia de lo que más nos preocupa, el tema de seguridad, ya tuvimos una visita tanto como CANACAR como a través de CONCAMIN, con el maestro Alfonso Durazo en la que no únicamente escuchó nuestras inquietudes, sino que habló de algunas propuestas. Así mismo, tuvimos la oportunidad, gracias a CONCAMIN, de haberle expresado a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la inquietud que tenemos de lo que vivimos hoy en materia de inseguridad, pero también con las instancias de gobierno que hemos tocado, incluso con el mismo Presidente de la República, en términos muy generales hablamos del compromiso que tenemos como sector para generar empleos, podemos generar 50 mil empleos de conductores, también el compromiso que tenemos de ser el eslabón que siempre hemos sido para México, somos un sector que tiene más de 80 años moviendo al país y hoy estamos con nuevos bríos y mucho entusiasmo de seguir haciéndolo, somos una pieza muy importante para el desarrollo de nuestro país.

Así mismo, tenemos un proyecto muy importante para este 2019, referente a duplicar los ocho centros de capacitación con los que actualmente contamos, es un reto muy interesante pero vamos a tratar de lograrlo.

RI: ¿Podría platicarnos en qué consiste el apoyo que los transportistas de CANACAR ofrecieron al Gobierno Federal en el difícil episodio del desabasto de gasolinas que se presentó en diversos estados del país?

EGM: Estamos afrontando un desabasto de hidrocarburos en este inicio de año. La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga siempre con su postura de ser quien dé alternativas de solución a la sociedad y a nuestro sector, hizo un plan emergente junto con Pemex para tener un abasto adecuado de los combustibles que hicieron falta en varias entidades de la República y en ciudades principales.

El Gobierno Federal aceptó nuestra a propuesta de auxiliar con tres mil 500 pipas para agilizar la entrega de gasolina en el país. El gobierno anunció que las pipas serán vigiladas por ocho mil 300 policías federales y mil 400 vehículos para garantizar su seguridad.

El plan es reforzar la distribución las 24 horas de los siete días de la semana. Pemex se comprometió a realizar labores permanentes de mantenimiento en los centros de almacenamiento para garantizar periodos de carga y descarga de cuatro horas. Ofrecimos que nos pudieran ayudar con mayor seguridad en carreteras, para poder operar las 24 horas del día, y no 12 horas como se venía haciendo.

También, por parte de Pemex, una mejor logística en los tiempos entre la carga y la descarga, es decir menos tiempo del que se venía trabajando, que era de 18 a 62 horas.

El último punto que solicitamos era que pudiéramos llegar, sobre todo a las ciudades donde había mayor problema de desabasto, directamente con nuestros auto-tanques a las estaciones de servicio. Continuaremos trabajando con la autoridad para apoyar en el suministro de combustibles donde sea necesario.

Por: Julio César Bustos López
Director Editorial Revista Industria

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.