Alemania “empantanada” ante la falta de nueva formación de gobierno

Berlín, 5 Ene (Notimex).- Alemania sigue a la espera de formar gobierno a más de tres meses de que fueron celebradas las elecciones generales, y tras el fracaso del primer intento de la canciller federal, Angela Merekel, las esperanzas están puestas ahora en la reedición de una coalición con los socialdemócratas.

Sin embargo, una encuesta del instituto de sondeo Infratest-Dimap reveló que esa opción provoca escepticismo entre el electorado alemán.

Según la consulta, sólo un 5.0 por ciento afirmó que le parecería “muy bien” repetir la Gran Coalición entre los dos partidos demócrata crisitanos y el Partido Socialdemócrata. Un 40 por ciento opinó que estaría “bien”; un 34 por ciento no le parece del todo bien; y un 18 por ciento le parece “mal”.

El panorama complica la situación para Merkel, quien además ve disminuir el apoyo para su permanencia en el cargo.

Cuanto más duran las negociaciones para formar una coalición de gobierno, más decrece su popularidad, sin embargo Merkel es la figura política que concentra las simpatía electoral con una puntuación de 53 por ciento.

Según la opinión expresada por los alemanes, el 70 por ciento consideró que Merkel supone estabilidad política; un 67 por ciento opinó que sus mejores tiempos ya pasaron; un 59 por ciento cree que su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) ignora las preocupaciones de la pobacion respecto a los refugiados.

El tema de los refugiados continúa siendo el más relevante en la política alemana, aunque en la actualidad hay menos controversia al respecto que hace un año.

A la pregunta de si debería permitirse la reagrupación familiar de los refugiados en Alemania, un 41 por ciento contestó de manera afirmativa; mientras que un 48 por ciento está en contra.

Si se llevaran a cabo nuevas elecciones en caso de que no se repita la Gran Coalición, la intención de voto no variaría gran cosa respecto a las elecciones del pasado 27 de septiembre. Los conservadores de Merkel obtendrían un 33 por ciento de los votos y el Partido Socialdemócrata (SPD) el 21 por ciento.

El partido populista de extrema derecha, Alternativa para Alemania (AfD) confirmaría su 13 por ciento de los votos y el Partido Liberal (FDP) un 9.0 por ciento. El Partido La Izquierda recibiría tabién 9.0 por ciento y los Verdes el 11 por ciento.

Eso significa que si se volvieran a llevar a cabo elecciones, los alemanes volverían a votar igual que en septiembre pasado, y por lo tanto el país volvería a estar en la situación actual.

En resumen, el sondeo reflejó el descontento de la población y que, de llevarse a cabo nuevos comicios todo seguiría igual.

En ello influyen varios factores que generan varias contradicciones al mismo tiempo.

Durante los 12 años que Merkel ha estado en el poder, a la economía alemana la va muy bien, y los alemanes lo reconocen. El país tiene prestigio internacional en gran medida por la figura de Angela Merkel.

La mayoría de los electores la consideran una gobernante de mano estable en el mundo actual, plagado de peligrosos conflictos, pero al mismo tiempo la responsabilizan de la llegada caótica de miles de refugiados y de los problemas de integración que representan.

Al mismo tiempo, la encuesta reveló que Merkel es la figura política alemana que cuenta con más simpatías entre el electorado con una puntuación de 53 por ciento. Además, el Partido Socialdemócrata no parece convencer del todo y está débil.

Esos factores coexisten y producen una serie de contradicciones que mantienen “empantanada”, por el momento, la situación política de Alemania.

Por Olga Borobio. Corresponsal

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.