CONCAMIN comunica: La industria mexicana frente a la crisis por Coronavirus, propuestas de los industriales

La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), difundió el comunicado La industria mexicana frente a la crisis por Coronavirus, propuestas de los industriales el que refiere que el COVID-19 CORONAVIRUS ocasionó el cierre parcial o total de algunas de las regiones manufactureras más importantes en China, lo que tuvo un efecto sobre las Cadenas Globales de Valor.

En consecuencia, la industria mexicana fue el sector que recibió las primeras afectaciones, particularmente en:

  • Sector automotriz
  • Equipo y maquinaria eléctrica
  • Equipo electrónico y sus componentes
  • Equipo de cómputo y sus componentes
  • Industria textil y del vestido
  • Productos químicos
  • Industria farmacéutica
  • Productos metálicos
  • Maquinaria y equipo

A diferencia del sector financiero, y por la naturaleza de la contabilidad que se sigue en la generación de las estadísticas vinculadas con el sector industrial, se desconoce la magnitud de la contracción, sin embargo, lo descrito se asociará a la recesión que la producción industrial vive con 16 meses de caídas consecutivas y en donde hay sectores estratégicos que enfrentan problemas internos de diversa índole:

  • La industria alimentaria con los cambios en el etiquetado.
  • La construcción con la falta de inversión pública.
  • La industria en general con el bloqueo de carreteras y líneas ferroviarias.
  • La falta de pago oportuno a proveedores e inseguridad.
  • El textil, vestido, calzado y acero con la competencia desleal.
  • La industria siderúrgica con las diferentes limitantes que se imponen a las exportaciones a Estados Unidos.
  • La industria farmacéutica con el retraso en la aprobación de procesos por parte de la entidad regulatoria.

De no tomarse medidas contingentes y articularse un programa de reactivación económica e industrial, se estima que para el 2020 la industria podría retroceder (-) 3.5%, básicamente el doble de lo registrado el año pasado.

Por ello, y ante la magnitud del desafío que enfrenta el país, las medidas a considerar deben girar en los siguientes ejes:

  • · Política fiscal:
  • Depreciación acelerada de activos.
  • Negociar con las entidades federativas la reducción del impuesto sobre la nómina.
  • Deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales.
  • Fin de cualquier medida unilateral de presión fiscal.
  • · Política monetaria:
  • Garantizar la liquidez de la economía y reducción de las tasas de interés.
  • · Aumento del financiamiento de la Banca de Desarrollo a sectores estratégicos.
  • · Regulación.
  • Terminar con los procesos que inhiben el desarrollo de sectores como la industria farmacéutica.
  • · Inversión pública
  • Programa de inversión en construcción con 100% de contenido nacional.
  • Infraestructura energética con al menos 50% de contenido nacional.
  • · Gasto público.
  • Pago oportuno a proveedores.
  • Consumo de gobierno: 100% de bienes nacionales.

· Posponer medidas como el etiquetado que se aplicará a alimentos y bebidas por lo menos tres años.

Todo esto se puede dar en el marco de un Acuerdo Nacional que permita mitigar la posible recesión que se enfrentará en el mundo y que garantice que se mantenga el empleo en México.

Comunicado CONCAMIN

Publicado en Revista Industria Digital

17 de marzo de 2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.