Futbol y filosofía conviven en la puesta en escena «Granito de arena»

(Notimex).- La historia de cuatro personas apasionadas que no saben lidiar con su soledad narra el montaje “Granito de arena”, que a partir del 11 de abril se estrenará en el Foro de las Artes, del Centro Nacional de las Artes (Cenart), en esta ciudad.

Se trata de una obra de Ignacio Escárcega, quien presenta a un hombre maduro, un profesor de filosofía, apasionado del futbol que intenta rehacer su vida personal y profesional después de vivir muchos años en el extranjero.

Ha conservado pocas amistades y su carácter amargado e irónico dificulta su incorporación a la vida social, más cuando intenta llevar a buen término una relación amorosa con una de sus alumnas.

De acuerdo con el director y creador de la puesta en escena, la obra está influida profundamente por conceptos relacionados con el futbol que pueden ubicarse también en el campo de las relaciones humanas, como sentirse «fuera de lugar», tener la capacidad de imponerse en un «mano a mano» o recibir una «tarjeta roja».

“Granito de arena”, a decir de Escárcega, remite a una frase muy empleada por los futbolistas mexicanos cuando son cuestionados por la prensa sobre su desempeño y el resultado final. Ellos, al evadir la responsabilidad individual, dicen ser solamente un «granito de arena», una parte infinitesimal de un todo, ni muy culpable, ni muy virtuoso.

“Este es un tema que siempre me había rondado y a través de una serie de metáforas, plasmo una serie de situaciones que pudieran tener un comentario, una explicación alrededor del mundo del futbol, de una serie de metáforas que todo mundo pudiera reconocer, como ‘estar fuera de lugar’, ‘estar expulsado’, someterse a la presión similar a una serie de penalties”, indicó.

Así, «Alberto», el protagonista de la obra, se verá amargado por la necesidad de tomar una postura de vida y quizá renunciar a espejismos que por otro lado fortalecen su autoestima.

“De tal manera que el montaje juega mucho con esto, es decir, ¿qué pasa si tienes que asumir una responsabilidad personal?”, cuestionó.

Detalló que el interés artístico de la obra es indagar sobre los cuerpos maduros en pugna, los recorridos del tiempo, las pautas de comunicación que se modifican, por ejemplo, «entre un cincuentón y una persona que está en sus veintes».

Asimismo, en el florecimiento derivado de recordar o instalarse en memorias de infancia o de primera juventud, y el contraste de reconocer luego huesos y músculos adoloridos.

En “Granito de arena”, obra que permanecerá vigente hasta el 29 de abril, actúan Rodolfo Arias, Lorena Bojórquez, Manuel Domínguez y Sofía Gabriel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.