El impacto de un tuit

Tras muchos meses de una difícil y complicada renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ahora T-MEC, entre México, Estados Unidos y Canadá, el jueves pasado por la mañana se logró llegar a la recta final cuando el Poder Ejecutivo de cada uno de los tres países entregó a sus congresos el borrador de dicho acuerdo con la intención de alcanzar su firma y aprobación tan pronto como este verano

Horas más tarde, un tuit cambió la perspectiva radicalmente sobre la viabilidad de dicho acuerdo.

Y es que el presidente Donald Trump decidió anunciar a través de un tuit, que aplicaría un arancel de 5% a partir del próximo 10 de junio a todos los productos mexicanos que cruzaran su frontera si México no resolvía el grave problema de inmigrantes centroamericanos que han estado tocando a sus puertas para solicitar asilo político por las graves condiciones de inseguridad y pobreza que hoy viven en sus países de origen. Además, dijo que dichos aranceles se incrementarían gradualmente mes a mes hasta alcanzar una tarifa de 25% a partir del 1 de octubre, en tanto México no resolviera el problema.

Así, de un tuitazo, pasamos de estar a punto de tener un tratado actualizado, a la antesala de una guerra comercial con nuestro principal socio, al cual le exportamos 80% de nuestros productos.

Aparentemente, una decisión de este tipo se pensaría que solamente afectaría a México, que se devaluaría el peso, como de hecho lo hizo al perder 3% en la sesión del viernes para borrar prácticamente las ganancias de todo el año, o que se caería solamente nuestra Bolsa y se presionarían nuestras tasas de interés.

La verdad es que en un mundo interconectado, el tuit tuvo un impacto mucho mayor a nivel global y no solamente afectó a México.

De hecho, los principales índices accionarios en Estados Unidos tuvieron una semana extremadamente complicada, debido principalmente al escalamiento de las tensiones comerciales entre China y nuestro vecino del norte, la cual se complicó aún más por el tuit ya mencionado, haciendo que el Dow Jones perdiera 2.67%, el S&P 500 se contrajera 2.50%, mientras que el tecnológico NASDAQ disminuyera 2.31% a lo largo de la semana.

Por su parte, varios inversionistas buscaron refugio en activos seguros, provocando que el rendimiento del bono del Tesoro de EU a 10 años se ubicara en niveles de 2.18%, el más bajo desde septiembre del 2017, mientras que el precio del oro tuvo fuertes ganancias, que hicieron que rebasara ya el techo de 1,300 dólares/onza.

Adicionalmente, las acciones de Toyota Motor Corp, Nissan Motor Co y Honda Motor Co cayeron alrededor de 3% o más, mientras que Mazda Motor Co cayó casi 7 por ciento. Los cuatro operan plantas de ensamblaje de vehículos en México.

Por el lado de las materias primas, uno de los aspectos más sensibles es el que tiene que ver con el precio de los granos, ya que México es el principal comprador de maíz y trigo norteamericano y el segundo en soya, pues en este caso, el principal comprador es China, país con el cual sostiene una guerra comercial desde hace más de un año y que había provocado que los precios del maíz, trigo y soya se desplomaran ante la disminución en la demanda hasta el pasado 10 de mayo, en el que vimos alzas de dos dígitos en los cereales por exceso de humedad en la franja maicera, que ha provocado serios retrasos en las siembras de maíz y soya, y afectaciones en la calidad del trigo; sin embargo, ante el tuit en contra de México, el viernes cayeron fuerte los precios de los granos en Chicago, ante el temor de que México aplique aranceles espejo a sus productos.

Por lo pronto, no se espera una solución en el corto plazo para la guerra comercial entre China y Estados Unidos que podría generar una desaceleración de la economía global, agravada por la nueva política comercial hacia México.

Hoy un tuit cambia la dirección de los mercados.

¿Ya tomaron coberturas?

Fuente: Nota tomada de El Economista

Publicado por Revista Industria

4 de mayo de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.