En Texas y Nuevo México la mayor reserva petrolera jamás evaluada

(Notimex).- La región del suroeste de Texas y sureste de Nuevo México contienen un estimado de 46 mil 300 millones de barriles de petróleo potencialmente recuperable, que equivaldría a la producción de casi 50 años al ritmo de extracción actual, según informe del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

Dos capas subterráneas en la Cuenca Delaware, conocidas como la formación Wolfcamp y la formación Bone Spring, contienen juntas 46.3 mil millones de barriles de petróleo, 281 billones de pies cúbicos de gas natural y 20 mil millones de barriles de líquidos de gas natural.

Esta es la reserva de petróleo y gas más grande jamás anunciada por el USGS en cualquier lugar de Estados Unidos. Los recursos compartidos por Nuevo México y Texas hacen de esta área uno de los lugares más importantes del mundo en términos de producción de petróleo.

“La Navidad llegó unas pocas semanas antes este año”, dijo el secretario del Interior de Estados Unidos, Ryan Zinke, en un comunicado, en el que da a conocer los datos del USGS.

“La fuerza estadunidense fluye de la energía, y como resultado, tenemos mucha energía estadunidense. Antes de que cayera esta evaluación, era optimista respecto de la producción de petróleo y gas en Estados Unidos. Ahora, sé a ciencia cierta que el dominio de la energía está a nuestro alcance como nación”.

Las reservas totales en la Cuenca de Delaware, una formación de forma ovalada dentro de la Cuenca del Pérmico que se extiende desde el suroeste de Texas hacia el norte hasta los condados de Lea y Eddy en Nuevo México, podrían ser mucho más grandes de lo que se conocía hasta ahora.

El USGS solo había observado las formaciones Wolfcamp y Bone Spring, solo dos de las muchas capas de zonas de roca de esquisto llenas de hidrocarburos en la Cuenca Delaware y esta es la primera evaluación de recursos continuos en esta porción de la Cuenca Delaware del Pérmico.

Actualmente, las compañías de petróleo y gas están produciendo petróleo aquí utilizando tanto la tecnología tradicional de pozo vertical como la perforación horizontal y la fracturación hidráulica.

“Esas son piezas muy importantes de la cuenca, pero no es todo”, dijo Flynn. “Eso es lo que hace que este informe sea tan sorprendente, incluso para nosotros”.

“En la década de 1980, durante mi tiempo en la industria del petróleo, la Cuenca del Pérmico y otras cuencas similares no se consideraban viables para producir grandes recursos recuperables nuevos”, dijo en el comunicado, Jim Reilly, director de USGS.

“Hoy, gracias a los avances tecnológicos, la Cuenca del Pérmico continúa impresionando en términos del potencial de recursos. Los resultados de esta evaluación más reciente y la de la Formación Wolfcamp en 2016 son nuestras evaluaciones continuas de petróleo y gas más grandes jamás publicadas ”, indicó Reilly.

“Saber dónde se ubican estos recursos y cuánto existe es crucial para garantizar tanto nuestra independencia energética como nuestro dominio energético”, señaló.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.