Firma de Convenio entre la CONCAMIN y la AMSDE: Por la Transformación Industrial de México

A través de un evento con formato virtual, los presidentes Francisco Cervantes Díaz de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) y Gustavo Puente Orozco de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE) firmaron el convenio Alianza por la Transformación Industrial de México, con el propósito de construir una industria del futuro con inclusión social.

Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la oficina de presidencia de la CONCAMIN y moderador del evento presentó a los asistentes de manera virtual y agradeció la presencia de Misael López Vergara, director general de la AMSDE.

Pérez Cárdenas hizo una breve presentación del trabajo que realiza la Confederación y la industria confederada, pero sobre todo resaltó la propuesta de los industriales de Política Industrial la cual se articuló con base en diez objetivos, seis metas y 43 recomendaciones específicas. Así como los proyectos que impulsa la CONCAMIN, entre ellos:

  • El impulso a la creación de regiones de competitividad global en el sur – sureste Pacto Oaxaca y en centro bajío occidentes, en ambos casos existe una Agenda Estratégica y Carteras de Proyectos de Inversión
  • La reindustrialización de Vallejo, con el Gobierno de la Ciudad de México
  • Creación de 10 centros de innovación industrial, con el Tecnológico Nacional de México
  • Creación de 9-10 laboratorios de innovación industrial, con la SEP y otros actores
  • Programas de formación masiva de talento digital, con el CONALEP y el Tecnológico Nacional de México
  • Proyectos en materia farmacéutica, espacial, minería y alimentos y bebidas procesadas, con la UNAM
  • Espacios de reflexión sobre los retos y oportunidades de México, con el IU-UNAM y el IDIC
  • Impulsa una nueva cultura de ética empresarial y responsabilidad corporativa
  • Inversiones extranjeras directas de alta tecnología

«La propuesta de Política Industrial de la CONCAMIN coincide con el Plan de Reactivación Económica propuesto por la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier”.

Manuel Pérez Cárdenas subrayó que la Confederación, además de que tiene presencia internacional en varios países también ha construido una red internacional de alianzas estratégicas de triple hélice.

Por su parte, el Doctor Eduardo Sojo Garza-Aldape, director del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE, manifestó que un convenio como el que en esta ocasión se firma se debe aplaudir en cualquier momento o etapa de desarrollo del país, pero esta vez cobra mayor relevancia.

Aseveró que la Secretaría de Economía se ha quedado sin los instrumentos que tenía en el pasado para hacer política industrial, no tiene ProMéxico y tampoco dispone del fondo para apoyar a los emprendedores y a la Pequeña y Mediana Empresa pero tiene el mandato de apoyar la inversión y la generación de empleos.

“No hay mejor forma de hilar fino que hacerlo con los industriales, es decir con CONCAMIN, que hacerlo con las regiones del país, es decir con los Secretarios de Desarrollo Económico”.

El Doctor Sojo propuso una agenda, tanto para el plano industrial como el plano regional, como otros organismos intermedios. Sugirió trabajar de la mano con la Secretaría de Economía, con los secretarios de desarrollo económico y con los legisladores. Felicitó a la triple hélice y a la secretaria de Economía, con quien han participado en temas de desarrollo regional en el sur sureste de México y el norte de Centroamérica.

El Doctor José Luis de la Cruz Gallegos, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la CONCAMIN explicó la importancia de contar con una Política Industrial en el país.

“Sin inversión no hay crecimiento. Sin política industrial, no hay desarrollo económico”.

Hizo un recuento respecto a la situación socioeconómica, indicó que, entre 1950 y 1975 con una política industrial de aquel contexto lo que se tuvo fue un incremento en general de forma sostenible, sin política industrial con una política de apertura comercial sin contenido nacional lo que resulta es una relación inversa donde uno de los elementos es la falta de una política industrial.

A nivel estatal, entre los años de 1986-2020 lo que se pudo observar es que los estados con mayor tasa de crecimiento y con mayor industrialización, tuvieron crecimiento con bajos niveles de pobreza, mientras que en los estados poco industrializados tuvieron bajo crecimiento económico y altas tasas de pobreza.

Y a nivel nacional, explicó que, todavía en 1965 en términos de la participación de la industria a nivel mundial de China y México era similar, de hecho México estaba por encima. En tanto, China inició su Política Industrial de forma vigorosa y tuvo crecimiento industrial que hoy le permite el 20% de valor agregado a nivel mundial y el 25% de valor agregado de las manufacturas a nivel mundial.

“México, con un proceso de apertura económico muy ambicioso pero sin industrialización y con bajo contenido nacional, pues en esencia su participación a nivel global se mantiene estable con un crecimiento muy modesto”.

Aseveró que hoy, a nivel mundial algunos países han lanzado abiertamente una nueva estrategia de política industrial, la cual además tiene el factor digital, es decir, la Industria 4.0 y ya con miras a la tecnología 5G como elemento fundamental.

Es necesaria la Política Industrial para atender rezagos sociales y económicos que hay en el país. José Luis de la Cruz considera que, la realidad de bajo crecimiento y de precarización social está asociado a los bajos niveles de inversión.

Por lo anterior, sugiere que en México se debe cumplir con los fundamentos de política industrial del siglo XXI: Fortalecimiento colaboración público – privada; reactivación del Estado y su capacidad de invertir y que atienda lo que hoy se llama revolución digital.

“Es decir, tenemos que generar una Agenda Digital para aprovechar las oportunidades de asociación intraindustrial del T-MEC”.

Destacó que el enfoque que propone es un enfoque centrado en el desarrollo del ser humano, para construir una sociedad de bienestar que esté alineado a un objetivo único que es elevar el desarrollo económico, social del país.

Además resaltó que el concepto clave es entender que la innovación social es igual a la innovación industrial. Concluyó que la métrica que proponen es competitividad industrial sistémica, es decir, necesitamos generar todo un entorno de políticas y de alianzas público privadas nacionales e internacionales que incluya al sector público, privado, académico y a los trabajadores para generar un ecosistema de desarrollo industrial.

Por su parte, Alfred Rodríguez, presidente de la Comisión de Innovación e Industria 4.0 de CONCAMIN reiteró que, se necesita hacer un México digital porque va a atraer mayores inversiones extranjeras. Consideró que la política hacia una industria del futuro con inclusión soical es lo que va a permitir anclar a la gente en su hábitat, ser solidario y autosustentable.

Se refirió a que se debe desarrollar y retener el talento digital. Es decir, que al entrar a un mundo digital en donde indudablemente se va a crear un ecosistema de Innovación Digital. Resaltó que en la CONCAMIN han creado ecosistemas de Innovación Industrial en dos sectores, el automotriz y el aeroespacial y han creado Centros de Innovación de Desarrollo Industrial, los cuales fueron creados para ayudar y actualizar tecnológicamente las PyMes que desean integrar las cadenas de valor. Así como los laboratorios académicos.

Gustavo Puente Orozco, presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE) aseguró que la firma de este convenio de colaboración fortalecerá la relación institucional entre los gobiernos estatales y el sector productivo representado por los industriales que integran la CONCAMIN.

Necesitamos acelerar el paso, las pequeñas y medianas empresas de los estados, ya no aguantamos la situación y por eso los planes de desarrollo deben estar enfocados a acciones contundentes. Tenemos que avanzar rápido en el proceso de innovación, en el desarrollo de la manufactura. No nos vemos sin la digitalización que implica la Industria 4.0. Hay que vincularnos a las principales cadenas de valor globales y no estar apartados. Un aspecto es ofrecer a las industrias que puedan contar con mejores manos de obra más calificada para que la inversión en cada entidad sea una realidad”, comentó.

Destacó que hoy las empresas buscan alianzas para sobrevivir, y como ejemplo, el Pacto Oaxaca y las coordinaciones regionales, esto es ejemplo de complementar activos para fortalecer una región.

Desde la Asociación hemos trabajado con oportunidades económicas que se presentan, así como con el Gobierno Federal, con los gobiernos municipales, las transnacionales, somos la ventanilla natural para hacer gestiones y promover las inversiones”.

Mientras que Francisco Garza Egloff, ex presidente de Arca Continental y actual presidente de la Fundación de la Universidad Autónoma de Nuevo León expresó que pasó de un 23% del Producto Interno Bruto hace algunos años a 18% en 2020, lo que implica que tanto la privada como la pública han ido disminuyendo por múltiples factores.

“La inversión es fundamental, más allá del monto de la misma. Se genera empleo, innovación, talento, nuevos impuestos. Creo que las virtudes que traen la inversión engloban el beneficio que una economía necesita para salir adelante. Se vuelve prioritario recuperar la inversión. Hay que cuidar actualmente lo que hoy tenemos y atraer nueva tanto nacional como extranjera. Tenemos muchas ventajas que ofrecer para cualquier inversión. Pero también contamos con infraestructura y geolocalización única. Además del capital humano. El momento que estamos viviendo hay que aprovecharlo, porque la situación entre China y Estados Unidos, nos permite capitalizar esas ventajas. Mientras que el reto principal es fortalecer el Estado de Derecho con una política industrial pero también del país”, añadió.

Eduardo Miranda Ibarra, secretario sindical de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) reconoció que la firma del convenio es una medida muy inteligente y objetiva porque sin la participación de los empresarios, el gobierno y todos los que intervienen, un desarrollo económico en el país no se podría dar.

“Esta firma de convenio nos da la posibilidad de ir buscando la creación de una política industrial moderna, competitiva porque vivimos en una región muy importante, y como nunca México ha tenido la oportunidad de poder desarrollar estando relacionados con el T-MEC en este caso y con los otros convenios que tenemos con otros países”.

Miranda Ibarra manifestó que en la CROC han propuesto la creación de un Consejo Económico y Social del país donde intervengan los cuatro elementos (empresarios, gobierno, academia y trabajadores) para contribuir al desarrollo.

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la CONCAMIN indicó que ambas instituciones comienzan una colaboración donde el objetivo son las acciones conjuntas entre los industriales mexicanos y los secretarios de desarrollo económico de los Estados de la federación, con el objetivo de intercambiar experiencias, apoyar, promover y desarrollar el sector industrial.

“Hoy nos encontramos aquí para fortalecer el modelo que desde la CONCAMIN se apostó en el 2018, y donde los resultados no han sido otros que excelentes. El apostar por una unión entre la academia, el sector privado y público, ha establecido una cadena, donde si continuamos cooperando y colaborando fortalecerá lo que atrás se vio como una mera idea, y hoy es una realidad tangible. Esto puede ser de varias maneras como son foros de discusión, evaluación de políticas públicas, el intercambio de información y esquemas de capacitación en temas sectoriales”, señaló.

Afirmó que hoy más que nunca, se requiere integrar una política industrial integral, que llegue al alcance de la industria 4.0 con el fin de no perder competitividad, y lograr una reactivación económica efectiva aprovechando el vínculo que este Convenio permitirá de forma institucional.

CONCAMIN

Revista Industria Digital CONCAMIN

14 de mayo de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza. Edición de Información

Los comentarios están cerrados.