Gobierno va por regularización de condiciones físico-mecánicas en ligeros

  • El objetivo del proyecto del NOM-236 es que estas unidades circulen bajo condiciones de seguridad vial.

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Economía, presentó el proyecto de la Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-236-SE-2020 que especifica las condiciones físico-mecánicas de los vehículos con Peso Bruto Vehicular (PBV) menor al 3,857 kg. Y que éstos circulen bajo condiciones de seguridad en el territorio nacional.

El documento publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) establece que los vehículos se someterán a inspección técnica para determinar sus condiciones físico-mecánicas en determinados intervalos, a saber:

  • Transporte particular: cuatro años posteriores a la fecha de su comercialización como vehículo nuevo, y a partir de entonces, cada dos años hasta el noveno año.
  • Transporte particular de 10 años o más posteriores a la fecha de su comercialización como vehículo nuevo: cada año.
  • Uso intensivo: un año después de la fecha de su comercialización como vehículo nuevo; y a partir de entonces, cada año.

Sin embargo, será obligatoria antes de la fecha indicada en caso de accidente que la catalogue como pérdida total o cuando haya sufrido un daño importante que pueda afectar a algún elemento de seguridad de los sistemas de dirección, suspensión, transmisión o freno, o al chasis, bastidor o estructura autoportante en los puntos de anclaje de alguno de estos; esto previo a su nueva puesta en circulación, en la que se dictamine sobre la aptitud del vehículo para circular por las vías públicas.

El proyecto de norma agrega una clasificación de defectos en: leves, graves y muy graves.

¿Qué implica la inspección de condiciones físico-mecánicas?

El proyecto se apega a lo estipulado en la NMX-D-228-SCFI-2015, centrándose en siete elementos:

  • Carrocería y chasis: puertas, cofre, parabrisas, ventana, limpiaparabrisas, lavaparabrisas, espejos, cámaras y soporte exterior de llanta auxiliar.
  • Interiores: asientos y sus anclajes, cinturones de seguridad y sus anclajes, velocímetro, así como claxon.
  • Sistema de iluminación: faros delanteros, luces de reversa, direccionales, intermitentes, de freno, de matrícula, cuartos y de identificación.
  • Sistema de frenos: de servicio de estacionamiento, pedal del freno de servicio, servofreno, tubos del sistema, mangueras, materiales de fricción, tambores y discos.
  • Sistemas de dirección: desalineación de llantas, voltaje y columna de dirección, caja de dirección, brazos, barras, rótulas, servodirección.
  • Sistemas de suspensión: ejes y barras tensoras, ruedas o rines, llantas, resortes, soportes amortiguadores y muelles, eficacia de la suspensión, barra de torsión y estabilizadora, brazos, horquillas y rótulas de suspensión.
  • Motor y transmisión: estado general de la fuente de poder, batería y sistema eléctrico, sistema de escape y estado de la transmisión.

En el caso de los vehículos que usan gas natural, la verificación de condiciones físico-mecánicas también contempla a los depósitos fijos y canalizadores.

Con su publicación en el DOF, el PROY-NOM-236-SE-2020 entra a un proceso de recepción de comentarios ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía (CCONNSE) en los siguientes 60 días naturales.

Esta disposición no aplicaría para los vehículos con PBV de diseño menor a 400 kg. A los empleados en labores agrícolas, para utilizarse en terreno montañoso o desértico, así como en zonas de playa y vías férreas, autos antiguos, asociados a maquinaria dedicada para las industrias de la construcción y la minería, confinados en pistas de carreras y aeropuertos, go karts, u otro campo de transporte similar; así como los regulados bajo la NOM-068-SCT-2014.

Fuente: Revista TyT

Publicado en Revista Industria Digital

13 de enero de 2021

Los comentarios están cerrados.