Industriales se manifiestan porque en el proceso legislativo de la iniciativa sobre outsourcing se incluya una simplificación fiscal y administrativa que dé certidumbre jurídica a las empresas: CONCAMIN

La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) transmitió por su canal Revista Industria Digital CONCAMIN la reunión informativa “Reformas legales en materia de Subcontratación laboral y reparto de utilidades” con la presentación de los presidentes Fernando Yllanes Martínez y Octavio Carvajal Bustamante, de la Comisión de Seguridad Social y Recursos Humanos y de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, respectivamente.

Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la Oficina de Presidencia de la Confederación y moderador de la reunión presentó a los participantes de esta ocasión. En primera instancia, el Dr. Manuel Reguera Rodríguez, integrante de la Mesa Directiva difundió en su mensaje un reconocimiento a los ponentes por hacer su mejor esfuerzo al tratar el tema con las autoridades.

Por su parte, Octavio Carvajal expresó que ha sido una batalla “ardua” la que se ha tenido que llevar a cabo en el proceso de la Iniciativa de reforma de Subcontratación, sin embargo, muy interesante porque fueron muchas las discusiones que se tuvieron por diversos niveles “desde la presidencia, siendo los representantes de los órganos empresariales los que mantuvieron el diálogo directo con la Secretaría”.

Además, se mantuvo diálogo con el Infonavit, con la dirección general del IMSS, siendo con éste una de las batallas más complicadas por todos los cambios que está involucrando la reforma, así también con el SAT, mencionó que la postura del Sistema Tributario fue muy “rígida”.

Consideró que después del trabajo realizado, esperan que la Cámara de Senadores o de Diputados no tengan ningún ajuste o modificación.

Octavio Carvajal en palabras de Fernando Yllanes manifestó que, este proceso tuvo un acuerdo del 9 de diciembre de 2020 que tenía como finalidad una solución en el tema y que tuvo un diálogo social en representación de los trabajadores y finalmente se logró el acuerdo tripartito del 5 de abril de 2021.

Destacó que este proceso de evolución del diálogo tiene trascendencia en cuanto a los principios básicos de la Organización Internacional del Trabajo, señaló que en la relación laboral es precisamente el vínculo de los tres sectores para poder llegar a conclusiones en una condición lo más positivo que esto signifique.

En este sentido, dijo que, en la Iniciativa en el artículo 12, cambia la terminología a señalar actualmente la prohibición de la subcontratación de personal, esto es que no se podrá poner a disposición de trabajadores propios en beneficio de otros, lo que se conoció como outsourcing esto deja de existir y además se prohíbe categóricamente.

Mencionó que ahora en el artículo 13 de la Iniciativa, consecuentemente permite de manera precisa y exclusiva que se puedan prestar servicios especializados o ejecución de obras especializadas, esta es la característica que ahora podrán tener la subcontratación autorizada con la exigencia de que no pueden formar parte del objeto social ni de la actividad preponderante de la empresa y debe contar con el registro ante la Secretaría del Trabajo.

Por su parte, Pedro Higuera, presidente de la Comisión Fiscal de la CONCAMIN, aseveró que uno de los temas que inquietó al sector empresarial era el referente al momento de inicio de la vigencia. Dijo que una vez aprobadas las disposiciones y publicadas en el DOF, sí existían inquietudes, pero por lo que se ha comentado, estarán entrando en vigor todo lo que tiene que ver con modificaciones a Código Fiscal, a impuestos sobre la renta y a impuestos al valor agregado, es decir, al menos 3 meses después de que se publique en el DOF.

Lo anterior, resaltó dará la oportunidad para que las empresas hagan las adecuaciones necesarias y no se vea vulnerada su certidumbre jurídica “confiamos que ahora en el proceso legislativo que está por iniciar en esta materia de subcontratación laboral, pueda prevalecer esta transitoriedad de tres meses de entrada en vigor”.

Señaló que en tanto no sea el mismo objeto social o para prestar esta actividad preponderante del beneficiario de los mismos, se podrá realizar la subcontratación de servicios especializados con los registros como contar con el registro ante la Secretaría del Trabajo.

En otro tema, resaltó que se estará permitiendo la prestación de servicios compartidos entre empresas, pero con el requisito de que se trate de empresas que formen parte de un mismo grupo. “Se podrán considerar como servicios especializados en tanto no formen parte del objeto social ni de la actividad preponderante de la empresa que lo reciba”. Recordó que usar esquemas simulados de subcontratación va a tener efectos penales.

“Yo creo que un tema relevante será que sí busquemos caminos a la simplificación administrativa para poder implementar esta nueva regulación, el hecho de que estas empresas les tengan que estar solicitando al prestador de servicios especializados una copia del entero de las retenciones, del pago del IVA, del Seguro Social y del registro de la Secretaría del Trabajo. Yo creo que si le da un grado de complejidad en el cumplimiento, yo creo que a nivel empresarial, a nivel país, tenemos que buscar los mecanismos que nos lleven a una mayor simplificación”, señaló.

Consideró que es un exceso pedir a las empresas copia de todas las nóminas y de todos los impuestos, cuando “la manera sencilla es pedir las opiniones de cumplimiento a las autoridades (como es el caso del IMSS, SAT e Infonavit) e instancias que sí tienen los elementos para valorar de mejor manera, incluso que las empresas, si mi prestador de servicios está cumplimiento de manera adecuada”.

Al respecto, Octavio Carvajal, señaló que el tema crítico será con la Secretaría de Hacienda, “porque el SAT no será benévolo con sus acciones para darnos muchas facilidades por la actitud que hemos visto”.

Indicó que si bien se percibe una actitud relativa de la no deducibilidad y no acreditamiento derivados de la reforma del ISR, Código Fiscal y el IVA, están sujetos a que se cuente con las exigencias de la Secretaría del Trabajo de los formatos y de las exigencias para el otorgamiento de registro.

Enfatizó que el término de 30 días que la ley le está otorgando a la Secretaría del Trabajo para que se definan las bases para el registro, es un término muy acotado “Tenemos el ofrecimiento de tener contacto con la Secretaría para efecto de cuidar o coadyuvar en la elaboración de estas bases que indiscutiblemente serán los que nos den la oportunidad de ver qué tan complejo pueda ser este registro”.

Otra de las exigencias importante es que el solicitante esté al corriente de sus obligaciones fiscales “esto es interesante porque será un elemento que pudiera bloquear o no el registro”.

En su intervención, Fernando Yllanes respecto al tema de la antigüedad de trabajadores que están en outsourcing mencionó que, la empresa principal tendrá que absorber esas relaciones laborales reconocer la antigüedad de los trabajadores porque al final del día ellos han venido prestando sus servicios en favor de la empresa principal en su calidad de beneficiario y habrá que ver cada caso en específico.

Enfatizó que es importante que se está iniciando un proceso legislativo, es decir, el acuerdo que se tomó es un acuerdo entre los sectores productivos con el gobierno federal a través del Ejecutivo. Y tiene que pasar por el proceso legislativo “Esperamos que quede conforme al acuerdo tripartito que se tomó”.

En cuanto a los trabajadores que podrán ser absorbidos por las empresas, manifestó que no se sabe y que se supone que la gran mayoría, el problema es que hay muchas empresas pequeñas, medianas, que no sabrán cómo hacer. Tras de la reforma tendrá que haber una fuerte campaña de difusión y se tendrán que tender puentes para que las empresas entiendan cómo pueden hacer sus cambios.

En cuanto al seguro social, destacó que se tuvo un acuerdo con el IMSS para el efecto de que se haga a través del mecanismo de sustitución patronal para que se conserve la prima de riesgos de trabajo.

Del reparto de utilidades indicó que es una institución muy antigua que se tiene desde que éramos una economía cerrada desde que México entró en su primer acuerdo comercial con Estados Unidos. Se planteó con toda claridad que se tenía que modificar la institución del reparto de utilidades, no se podía tener la tasa de impuestos sobre el impuesto sobre la renta que se tiene y sobre esa misma base es la renta gravable pagada adicionalmente un 10% aunque sea para distribuirlo entre los trabajadores.

Pedro Higuera respecto al tema de los cambios fiscales que requieren hacer las empresas señaló que, tendrán que revisar si caben en la modalidad de subcontratación de servicios especializados y dar cumplimiento a los temas que se han comentado, si no es viable porque se trata de que son los mismos objetos sociales y sobre todo la misma actividad del beneficiario del servicio, entonces se tendrá que incorporar a los trabajadores a la empresa beneficiaria.

 

Publicado en Revista Industria Digital CONCAMIN

07 de abril de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza. Edición de Información.

Los comentarios están cerrados.