México debe privilegiar buen acuerdo y no rapidez en negociación de TLCAN

5

(Notimex).- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró que en la renegociación actual del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe privilegiar un buen acuerdo más que un acuerdo rápido.

El presidente nacional del IMEF, Fernando López Macari, estimó muy poco probable que en 2018 se llegue a cerrar la renegociación del TLCAN que llevan a cabo México, Estados Unidos y Canadá, pues hay temas en el calendario que imposibilitan un arreglo a finales de marzo, como plantearon las partes en un inicio.

Durante la rueda de prensa mensual del organismo, apuntó que entre estos temas está la elección en México del 1 de julio. Así, el 1 de septiembre se tendrá un Congreso nuevo en funciones y un presidente electo, lo cual hace difícil que la administración actual proponga el TLCAN revisado a un gobierno y al Senado que no estuvieron involucrados en el proceso, explicó.

Además, bajo la ley de promoción de comercio (Trade Promotion Authority o TPA) en Estados Unidos, una vez terminadas las negociaciones, se detona un periodo de 90 días para que el Congreso estadounidense revise que se llevaron a cabo conforme a los principios que publicaron y autorizaron al Ejecutivo proceder a su firma.

Otro tema a considerar es que el 30 de junio próximo expira la concesión que le otorgó el Congreso de Estados Unidos al presidente Donald Trump para negociar el TLCAN bajo el TPA, acotó.

“Por estas razones consideramos muy poco probable que en 2018 se llegaran a cerrar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio”, sostuvo el dirigente de los ejecutivos de finanzas.

Hacia delante, anticipó, la renegociación del TLCAN dependerá de la extensión del TPA en Estados Unidos y su aprobación quedará en manos de la siguiente Legislatura del Senado mexicano y de la siguiente Cámara de Representantes estadounidense, que enfrentará elecciones en noviembre próximo.

Señaló que quedan aún por discutir los temas más difíciles, puesto que tanto para México como para Canadá son inaceptables, entre ellos que el acuerdo sea sujeto a revisión cada cinco años o que tengan una métrica para la reducción del déficit comercial de Estados Unidos.

“En la visión del IMEF, las autoridades mexicanas deberían insistir públicamente, como lo hizo recientemente Justin Trudeau para Canadá, de que no hay prisa para cerrar un acuerdo, pues lo importante es lograr un TLCAN que sea mejor que el vigente para los tres países”, afirmó López Macari.

En opinión del IMEF, dijo, el TLCAN no será cancelado en 2018, pues además Trump ha moderado en algo su retórica sobre el tema, y lo más probable es que seguirán rondas durante 2018 para discutir los temas menos sustantivos y para mostrar que existe voluntad de los tres países de seguir sentados a la mesa.

Así, las pláticas sustantivas se darían en 2019, aunque para entonces habría un terreno de juego muy diferente, pues en México se tendrá un nuevo gobierno y Trump seguramente reevaluará su estrategia a la luz de su reelección, subrayó.

Ante este panorama y precisamente para disminuir la incertidumbre, el presidente del IMEF hizo un llamado a que las autoridades mexicanas se pronuncien en el sentido de que “se debe privilegiar un buen acuerdo del TLCAN más que un acuerdo rápido. Creo que los mercados reaccionarán de manera comprensiva a este mensaje porque calma un poco las expectativas”.

Por otra parte, López Macari informó que el IMEF mantuvo en 2.3 por ciento su pronóstico de crecimiento de la encuesta de expectativas que levanta entre más de 30 economistas, pero “muy probable que el balance de riesgos se encuentre al alza”.

El vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Federico Rubli Kaiser, precisó que conforme se acerquen los comicios de julio próximo, puede haber una volatilidad relevante, pero destacó que esta incertidumbre electoral será absorbida por el tipo de cambio peso-dólar.

Por último, el presidente del IMEF comentó que el domingo 11 de febrero terminaron las precampañas electorales y las campañas iniciarán en mes y medio, el próximo 30 de marzo, para lo cual exhortó a los candidatos presidenciales evitar la confrontación y ser propositivos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.