México: un año en recesión industrial

Resumen

  • El sector industrial de México acumula doce meses de caídas consecutivas. Por ello, es innegable que la industria nacional se encuentra en su tercera recesión del siglo XXI.
  • ¿Qué debería estarse aplicando ante dicha situación? Una política industrial contra cíclica. ¿Por qué no se hace?

o El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado que no cree en que “la mejor política industrial es la que no existe”.

o No obstante, parece que la directriz del titular del Poder Ejecutivo no es suficiente: México sigue aplicando la lógica de un modelo económico que no considera estratégico al sector industrial.

  • En la práctica, se sigue confiando en la “mano invisible” del libre mercado y se confunde la política comercial de firma de tratados con una verdadera política industrial integral.

o Ante ello, es evidente que, al menos en el sector industrial, el modelo neoliberal tiene plena vigencia.

  • En consecuencia, existe una alta probabilidad de que se sigan acumulando los resultados negativos:

o En septiembre la actividad industrial retrocedió (-) 2.0%. Ello propició una variación negativa de (-) 1.7% en los primeros nueve meses del año y de (-) 1.8% en lo que va del sexenio (el más bajo en los primeros diez meses de los últimos tres sexenios).

Hasta el momento la causa de la recesión industrial es interna: la construcción cayó (-) 4.9% en los primeros nueve meses del 2019. La minería lo hizo en (-) 6.5%.

o El efecto de la desaceleración de las manufacturas en Estados Unidos solo ha comenzado a reflejarse en los últimos tres meses. Su mayor afectación está por venir.

o Sin un programa contra cíclico y una política industrial integral, México puede llegar a vivir una cadena de retrocesos más prolongada en materia industrial.

  • Además, debe considerarse que la afectación ya es estructural: la capacidad potencial de la industria mexicana sigue exhibiendo una tendencia a la baja. La debilidad es producto de la contracción en la inversión, que se manifiesta en la menor capacidad de planta utilizada por las empresas y que, de continuar, se verá reflejada en el empleo.
  • Se debe recordar que el consumo privado ya refleja la pérdida de fuerza del mercado interno, esencialmente por la precarización del mercado laboral, una situación que se exacerbará si se mantiene la recesión de la industria nacional.

Análisis

México cumple un año con tasas negativas de crecimiento en el sector industrial.

A pesar de la voluntad expresa por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador (ha terminado la época de la “no política industrial”), México sigue pagando la factura de no contar con una estrategia integral en la materia.

Las doce caídas consecutivas de la industria nacional confirman la fuerza de la inercia de un modelo económico que confunde la firma de acuerdos comerciales con una política industrial exitosa:

  • Durante el inicio del actual inicio se han generalizado los resultados negativos en la industria y las manufacturas.
  • En la construcción se observa una caída tanto de su capacidad potencial como de su ciclo productivo, ello es resultado de la caída en la inversión.
  • El ciclo de las manufacturas detuvo su recuperación y sigue en la fase negativa.
  • Aún en la extracción de petróleo y gas, los resultados del sexenio son los más bajos en el inicio de las últimas cuatro administraciones.
  • Durante el mes de septiembre: 19 componentes de la industria retrocedieron, uno no tuvo variación y sólo 9 aumentaron el valor de su producción.

Sin un programa de reactivación industrial México seguirá inmerso en la recesión industrial que tiene su fuente en la construcción y en minería (esencialmente por el mal desempeño en la extracción de petróleo y gas):

  • En los primeros nueve meses del 2019 la industria promedia una caída de (-) 1.7% (de – 1.8% en el sexenio), sin embargo:

o La minería contabiliza un promedio de (-) 6.5% (de -6.6% en el sexenio), con 67 meses en tasa anual negativa de los últimos 70 meses.

▪ La extracción de petróleo y gas presenta el escenario menos favorable: un promedio de retroceso de (-) 8.5% en el año.

  • Por su parte la construcción exhibe una contracción de (-) 4.9% en los primeros nueve meses del año y de (-) 5.0 en el sexenio.

o La construcción de obras de ingería civil, con (-) 5.5%, y los trabajos especializados en la construcción, con (-) 13.5%, muestran la debilidad de un sector que incide directamente en más de 50 ramas de la economía nacional. Si bien en las manufacturas el promedio es positivo (0.9% en 2019 y 0.8% en el sexenio), se debe observar que en agosto y septiembre su desempeño se ha debilitado significativamente.

  • La parte de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final también exhibe in comportamiento modesto de crecimiento en los primeros nueve meses del 2019: 1.5% (1.9% en el sexenio).
  • Se debe resaltar lo que ocurre en la extracción de petróleo y gas: no se ha logrado revertir la caída de su capacidad potencial a pesar de que es considerado uno de los sectores estratégicos para el presidente López Obrador y que se le han destinado recursos crecientes:

o El aspecto por considerar es que la tendencia negativa podría implicar un desafío para las metas de producción en 2020 que se encuentran definidas en los Criterios Generales de Política Económica: ello implicaría una menor recaudación para el Gobierno Federal y una presión sobre la calificación para el modelo de negocios de Pemex.

Implicaciones

El costo social, económico y de desarrollo para el país sigue acumulándose por la tercera cadena de retrocesos más grande durante el siglo XXI en el sector industrial:

  • Entre el 2008 y el 2009 se acumularon 18 meses con tasas anuales negativas.
  • Entre el 2001 y el 2002 fueron 20 meses con variación negativa.
  • Hasta el momento se acumulan 12 caídas (octubre 2018 -septiembre 2019).

Un aspecto por resaltar es que la actual fase de precarización industrial muestra que el problema es estructural, no es producto de una coyuntura ni tampoco tiene su origen en el exterior:

  • En el sexenio de Enrique Peña Nieto el crecimiento promedio de la industria fue de 0.8%.
  • Con Felipe Calderón el incremento promedio fue de 0.4%.
  • Bajo la administración de Vicente Fox 1.4%.
  • El presidente López Obrador registra un promedio de (-) 1.8% en sus primeros 10 meses.

El desempeño de la industria en México va en contrasentido con la firma de acuerdos comerciales del país: a más tratados menos crecimiento de la industria.

  • La razón radica en que las exportaciones mexicanas tienen un bajo contenido nacional: generan un enorme flujo de mercancías, pero tienen bajo valor agregado al ser predominantemente maquila.
  • Las exportaciones e importaciones generan flujos no acervos y por ello no inciden en el crecimiento económico.
  • Pocas empresas mexicanas participan en la exportación.
  • En las manufacturas la baja integración nacional e innovación tecnológica, así como la competencia desleal, inhiben el desarrollo de un sector que paradójicamente reporta más del 80% de las exportaciones: bajo valor agregado y contenido nacional.
  • Por otro lado, la construcción, particularmente de infraestructura, no es valorada como un sector estratégico y por ello se ha visto carente de una política económica que promueva su desarrollo.
  • La extracción de petróleo y gas, que fue desmantelada durante los años noventa del siglo XX, sigue sin poder recuperarse.

Bajo el contexto descrito es evidente que la recuperación del sector industrial mexicano dependerá de un cambio estructural en materia de política económica: medidas aisladas no tendrán la capacidad de revertir la recesión en la que se encuentra, particularmente cuando el ciclo industrial de Estados Unidos ya entro en una clara desaceleración y hará sentir sus efectos durante los siguientes meses.

https://idic.mx/wp-content/uploads/2019/11/VozIndustria-20191111-Vol-07-Num-180-Mexico-un-anio-en-recesion-industrial.pdf

Publicado en Revista Industria Digital

11 de noviembre de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.