Quinto Panel Exploración del Futuro La industria que viene

El moderador del panel fue Adrián Sada Cueva, Presidente de CAINTRA Nuevo León, quien comentó que en los últimos años se ha visto una aceleración de la adopción de nuevas tecnologías para incrementar la competitividad de las empresas y desarrollar nuevos productos o servicios, destacó que la pandemia ha afectado hábitos de consumo y la manera de hacer negocios y en este sentido la transformación digital ha sido una gran corriente, por lo que pidió a los panelistas reflexionar sobre lo que significa abordar una estrategia de transformación digital, compartir alguna historia de éxito, recomendaciones sobre qué hacer y qué evitar para lograrlo, qué tan accesible es para una PYME implementar estrategias de transformación digital, y su visión a futuro en este tema.

El primer expositor fue Gunther Barajas, CEO de DASSAULT SYSTÉMES-MEXICO, quien refirió que los últimos meses han traído un cambio drástico en la forma de hacer negocios, pues debido al confinamiento se transformaron los hábitos de consumo de la gente, que ahora demanda una manera diferente de adquirir productos, impactando a toda la cadena de suministro, pues al realizarse los procesos de manera digital se han visto afectados diferentes sectores y empresas, consideró que esta transformación incluye interrogantes sobre cómo hacer los productos más eficientes ante la nueva realidad, desde la formulación, el empaque, la programación de las líneas de manufactura hasta cómo llegar al cliente.

Ejemplificó con dos empresas francesas que han desarrollado sus procesos de transformación digital hace ya varios años, la primera de ellas es AIRBUS, una de las grandes empresas aeroespaciales, en donde el programa del A 320 está desarrollado pensando en el cliente y a partir de sus comentarios referentes a la sensación de confort dentro del avión es que se realizó el desarrollo de la aeronave, logrando mejorar la comodidad, mejor iluminación y mayor humedad. Otro ejemplo fue el de Lóreal, una de las empresas de cosmética más grande a nivel mundial, que requirió asegurar una continuidad y lo ha logrado a través de la transformación digital y la integración de datos. Añadió que se debe pensar en un proyecto de transformación completo del negocio y romper paradigmas, proponer nuevas actividades de mayor valor para generar un pensamiento más estratégico y de ahí pasar a la arquitectura, Compartió tres recomendaciones: enfocarse en el análisis del proceso; cubrirlo con una buena arquitectura de tecnología; e identificar dónde alojar la gama de información que se genere.

Consideró que la prioridad número uno de una PyMe debe ser acceder a un proceso digital, éstas generalmente no tienen recursos económicos suficientes para hacer prueba y error, deben asegurar que el proceso de sus productos sea el correcto y ser eficientes en la manufactura, solución que pueden encontrar en un proceso digital, en donde aún no se fabrica una pieza en el mundo real pero ya se sabe cuánto costará y cuánto tardará en realizarse, afirmó que para las PyMes el acercamiento a esta tecnología está abierto y es accesible y la mejor forma de comenzar es asesorarse con consultores expertos para diseñar la adopción de tecnología y hacerse acompañar por ellos en todo el proceso.

Cuando una empresa transnacional busca dónde establecer una nueva operación, le importa ubicar dónde hay talento para desarrollar, lo que lleva a reflexionar cómo conectar a las universidades para que se integren con las empresas a través de nuevos programas académicos acordes a la nueva realidad. Destacó que se trabaja con la Cámara Franco–Mexicana, con la embajada francesa y con la Secretaría de Economía, en varios centros de desarrollo de talento, actualmente cinco enfocados a la industria aeroespacial, ubicados en Tijuana, Chihuahua, Querétaro, Hidalgo y próximamente Yucatán; y dos para la industria automotriz en Tlalnepantla y Hermosillo, mismos que estarán a disposición de las PyMes.

Refirió que la disponibilidad de servicios en la nube permite realizar procesos que no necesariamente deben hacerse dentro de las organizaciones, ni contar con una infraestructura especial, por tanto no se requiere una gran inversión y resaltó que las condiciones que generan los cambios en el mercado realmente benefician a las empresas, pero debe trazarse un plan para hacer la transformación digital paulatinamente. Recomendó abarcar dos aspectos: el técnico y el cultural, contar con el asesoramiento de consultores expertos y dentro de las empresas fomentar una cultura de innovación. Aseguró que muchas acciones con la forma de trabajar que estamos viviendo hoy llegaron para quedarse, se adoptaron gran cantidad de cosas para las que no se estaba preparado, lo que representó un reto difícil para todas las empresas, grandes y pequeñas.

Añadió que temas como la robotización, automatización o inteligencia artificial, generan estrés e incertidumbre sobre los puestos de trabajo, pero destacó que se requerirán nuevos empleos, el tema es preparar a las nuevas generaciones para que estén listas. “Como ejecutivos e industriales es importante tomar el tema de liderazgo para promover la transformación dentro de las empresas y saber que el proceso llevará tiempo”, finalizó.

Pablo Gabriel Márquez, CEO CAPGEMINI de México y Colombia, indicó que resguardar a la población trajo una aceleración en el concepto de la transformación digital y hoy es una realidad en todos los niveles y edades. En cuanto a la industria manufacturera, dijo que se puede pensar en una transformación en la cadena de valor de todo el proceso, para llegar a los clientes de una manera más óptima e integrarse desde la cadena del outsourcing hasta la distribución. Enfatizó que las estrategias de digitalización no comenzaron con la pandemia, se aceleraron, y en el caso concreto de la industria de la manufactura hay ejemplos con distintos clientes globales que han trabajado alrededor de la predictic cuality, que es la posibilidad de realizar el análisis de la calidad de los productos conforme se van fabricando, por medio de sensores o Internet de las Cosas y consideró que el uso de estas tecnologías sí está al alcance de las PyMes.

Destacó que una falla común se presenta cuando se es muy exitoso en el modelo físico y se piensa que será el mismo proceso en la tienda virtual, sin embargo la experiencia digital es diferente, y en este punto se debe tener claro lo que se denomina coustoming journey, que implica el viaje total que tiene que hacer el cliente para hacer la compra de manera digital y contempla cualquier obstáculo que surja durante el proceso, reiteró que es común encontrar una serie de problemas y lagunas entre el mundo físico y el digital, que terminan impactando en la satisfacción del cliente.

Los comentarios están cerrados.