Firman convenio para combatir ilegalidad en bebidas alcohólicas

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) y la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (CIVYL), firmaron un acuerdo de colaboración que permitirá avanzar en acciones en el combate a la ilegalidad y corrupción en materia de bebidas alcohólicas.

Este convenio permitirá generar un marco jurídico que fortalezca e institucionalice permanentemente la relación cooperativa para la vigilancia del mercado ilegal de bebidas alcohólicas, así como auxiliar en la prevención e identificación de su venta ilegal, señaló la titular del SAT, Ana Margarita Ríos Farjat.

También, agregó, establece acciones para prevenir, identificar y combatir la importación exportación y comercialización ilegal de bebidas alcohólicas, las cuales tienen un impacto muy perjudicial a la salud.

Dentro de las principales acciones a cargo del SAT, se encuentra realizar actividades de control en la importación, exportación y comercialización en territorio nacional de insumos que pudieran utilizarse para la elaboración clandestina o ilegal de bebidas alcohólicas.

Asimismo, incluye acciones de fiscalización y análisis de riesgo e investigaciones conjuntas, además de medidas de control en operaciones de importación y exportación de bebidas alcohólicas en comparación con autoridades fiscales y aduaneras extranjeras con las que se tengan acuerdos internacionales.

Otras actividades serán el enviar información general de carácter fiscal y aduanero, criterios y documentos de interés general para el cumplimiento de las obligaciones a cargo de la comisión para el uso de la CIVYL y de la CNIT, así como proporcionar periódicamente información estadística para elaborar sus análisis de riesgos, explicó.

El acuerdo busca identificar periodos de mayor venta, zonas de producción, y canales de distribución de bebidas alcohólicas clandestinas para dirigir la fiscalización focalizada, así como diseñar una campaña de difusión sobre la trazabilidad de un nuevo marbete fiscal o precinto para adherir a envases; los beneficios y efectos de adquirir productos certificados en su producción, así como venta a través de la industria legal.

Para ello y para dar seguimiento a los avances, destacó que se van a integrar grupos de trabajo que se van a reunir de forma periódica y presentarán reportes de manera semestral.

Asimismo, dijo, se integrará un comité para el adecuado desarrollo y cumplimiento de las actividades que se generen como parte de este acuerdo, constituido por los titulares de diversas administraciones generales del SAT y por los presidentes de la CIVYL y CNIT.

En cuanto al marbete electrónico, del cual se firmaron la reglas durante el mismo evento, la funcionaria destacó que adicional a la firma del convenio de colaboración, las reglas firmadas para éste, se enmarcan en el compromiso del SAT y de la Secretaría de Hacienda por impulsar las mejores prácticas de control y fiscalización, así como de simplificar los procedimientos.

El marbete que contienen las bebidas alcohólicas, de los cuales el SAT surtió 600 millones en 2018, de acuerdo con la cuota de derechos establecido en la Ley Federal de Derechos, de poco más de cuatro centavos por unidad, recaudó en ese mismo año, 262 millones de pesos.

La impresión digital de estos marbetes consiste en que el SAT proporcione a los contribuyentes, series y folios digitales con base en una construcción algorítmica para que el contribuyente, a través de la impresión digital en la etiqueta o la contraetiqueta de la botella, represente el marbete físico.

“En esta nueva construcción de series y folios tanto en lo entregado de manera digital a los contribuyentes elegibles que así lo soliciten así como a los que seguirán entregándose de manera física, porque no se hace una sustitución total, constituyen un avance en la seguridad en la construcción de los códigos QR integrados en los marbetes”, añadió.

Las ventajas de este mecanismo son que su puesta en marcha está sujeta a una reingeniería del sistema y a una simplificación de proceso actual, lo que se traduce en una disminución de respuesta de solicitudes de 10 a sólo tres días hábiles y al efectuarse de manera electrónica, no existe riesgo de robo o extravío en el traslado, custodia o dotación.

Por su parte, el presidente del CIVYL, Erik Seiersen White, señaló que de acuerdo con resultados preliminares de un estudio sobre la ilegalidad, realizado por la misma Comisión, 36 por ciento del mercado vive bajo la ilegalidad, lo que equivale a ocho mil 500 millones de pesos de defraudación al fisco.

“Estamos hablando de una cantidad muy importante, de más de 27 mil millones de pesos que no se están recaudando, de alguna manera no se están reportando más de 17 millones de cajas de nueve litros que no pasan por el sistema, son evadidos, eso es un mal muy importante para nuestra industria porque nos hace cada vez más pequeños”, expuso.

Agregó que la inseguridad también aqueja a la industria, lo que se traduce en pérdidas por más de 350 millones de pesos. Al evento también asistió el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, Rodolfo González González.

Fuente: 20minutos.com.mx

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.