EDITORIAL

Una de las bases para sentar progreso a partir de la generación de alto valor agregado es la innovación. La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos ha impulsado la creación de una red de centros de innovación y la creación de laboratorios de innovación industrial en diseño y manufactura digital. Los centros están dedicados a atender las necesidades de la industria, especialmente la incorporación de las PyMes a las cadenas globales de valor, en tanto que los laboratorios estarán desarrollando talento digital de forma masiva.

En el mes de febrero inauguramos el Centro de Innovación y Diseño Industrial (CIDI) del municipio de Puebla, mediante el cual se favorece la competitividad de las PyMes del sector industrial. Asimismo, se inauguraron dos laboratorios académicos de diseño y manufactura digital para el sector aeronáutico en Yucatán, los cuales permitirán que se cuente con la mano de obra más calificada del país.

En el mes de marzo tuvo lugar la inauguración del Centro de Innovación Industrial en Diseño y Manufactura Digital de Chihuahua, que apoyará a las empresas de base tecnológica y en particular para las empresas del sector aeronáutico, también se inauguró el Centro de Innovación Industrial para el Sector Automotriz en Tlalnepantla, que permitirá impulsar el desarrollo tecnológico y la vinculación entre la academia, la industria y el gobierno para ofrecer a la industria del Estado de México alternativas en innovación y mejoramiento de procesos para los sectores productivos.

Estos centros y laboratorios permitirán articular los esfuerzos entre gobiernos de los estados, la academia y la industria, y posibilitan a las empresas encontrar apoyos y accesos a los medios tecnológicos para acortar las brechas tecnológicas que pudieran estar enfrentando y generar productos con mayor valor agregado.

Paralelo a la conformación de estos centros y laboratorios, firmamos con la Universidad Autónoma Metropolitana un convenio de colaboración para fortalecer e impulsar el registro de patentes industriales en México, lo que permitirá crear un Banco de Patentes que será la plataforma de impulso del desarrollo de la industria nacional.

El convenio representa un pilar muy importante que es la protección de la propiedad intelectual y las invenciones realizadas, y dentro de éstas su derecho de explotación y uso. Además, supone la creación de un banco de patentes donde todos los afiliados a la Confederación puedan acceder y aprovechar para el bien de la industria. Adicionalmente supondrá la reducción de la brecha entre el proceso de incubación de lo intangible y traerlo a lo tangible en beneficio y uso de los industriales mexicanos, convirtiéndolo en algo práctico.

Con la ENPACT Alemania firmamos una alianza estratégica con la cual nos podemos adherir a la red de ENPACT, que supone beneficios para las empresas que son de gran valor como las mentorías, el apoyo financiero directo (hasta 9,000 euros por empresa), programa de aprendizaje virtual que cubre liderazgo resiliente, sostenibilidad y recuperación ecológica, innovación de modelos de negocio y transformación digital, además mayor colaboración en el mercado europeo y particularmente en el alemán, entre muchos otros beneficios.

En otro orden de ideas, seguimos trabajando en la zona sur-sureste del país. Cabe recordar que en agosto de 2019 promovimos el Pacto Oaxaca, el cual es una visión de futuro para construir una nueva realidad hacia el porvenir de toda una región. Es un instrumento que tiene por objeto el diseño e instrumentación de acciones, proyectos y políticas públicas que favorezcan un proceso acelerado de industrialización con inclusión social, para atenuar las desigualdades económicas y sociales en la zona sur-sureste del país.

En este sentido, y pese a los impactos causados por la pandemia ocasionada por el Covid-19, continuamos nuestra labor para el desarrollo de una agenda estratégica de la región, apuntalada con proyectos de inversión. Al respecto, en febrero pasado presentamos una serie de proyectos en materia de infraestructura para el desarrollo del sur-sureste: 25 en el desarrollo de comunicaciones y transportes y 11 destinados al desarrollo de urbanización, turismo, agua y energía.

La conformación de estas propuestas tiene como objetivo fundamental revertir la precarización que significa la pobreza prevaleciente en esa región del país. Por ello, hemos planteado el incremento sostenido y vigoroso de la inversión productiva en proyectos industriales estratégicos y viables de cómo crear empleo formal y bien remunerado. Esperamos que estos proyectos sean la pauta para que potenciales inversionistas puedan empezar a evaluar inversiones.

En este mismo marco de impulso al desarrollo del sur-sureste, firmamos en el mes de junio un convenio de alianza estratégica con los responsables de los trabajos del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec del Gobierno de la República, para que la industria mexicana pueda participar en el impulso de su desarrollo, tanto a nivel de infraestructura como de inversión en proyectos industriales. El convenio impulsará la agenda de las empresas, del Gobierno Federal y de las autoridades municipales en beneficio del desarrollo del sur-sureste del país.

De igual manera, firmamos un convenio de colaboración con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) para impulsar el desarrollo industrial del sureste del país, incluidos los cinco estados por donde transitará el Tren Maya. El objetivo de esta alianza es establecer los mecanismos de colaboración para realizar proyectos, actividades y programas para promocionar en el país y el extranjero inversiones que apoyen el desarrollo industrial del sureste de México, concretamente de Oaxaca, Campeche, Chiapas, Guerrero, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Con la llegada del Covid-19 todas las empresas y organizaciones nos vimos obligados a cambiar y uno de los cambios más destacados fue el relativo al comercio electrónico, a efecto de continuar con las operaciones de las empresas. Junto con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) firmamos un convenio de alianza estratégica para impulsar que la industria nacional desarrolle sus propios canales de venta en línea para la comercialización y venta de sus productos.

El convenio busca impulsar y ayudar a que todas las ramas industriales mexicanas puedan tener el acceso y la capacitación necesaria para usar las plataformas digitales.

Con la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE) firmamos un convenio de colaboración que tiene el objetivo de sumar esfuerzos y trabajar conjuntamente por la industria en el contexto de los grandes retos que la pandemia ha dejado para México.

Queremos desarrollar una agenda de acciones conjuntas entre los industriales mexicanos y los secretarios de desarrollo económico, que nos permitan intercambiar experiencias y promover el desarrollo del sector industrial.

Estos son algunos instrumentos y acciones emprendidas para apuntalar la actividad industrial y perfilarnos a una recuperación orientada al mercado interno, así como para aprovechar las ventanas de oportunidad que nos brindan los diferentes tratados de libre comercio que tenemos firmados. Hoy somos un aliado estratégico para nuestros vecinos del norte, el Tratado México, Estados Unidos y Canadá cumple en julio su primer año y ha posibilitado profundizar nuestra relación económica, posicionando a la industria mexicana como un aliado estratégico para el crecimiento de la región.

La crisis sanitaria puso a prueba la capacidad de adaptación de los industriales mexicanos. Hemos enfrentado juntos este desafío y a pesar del escenario complejo en el que estamos inmersos, soy optimista que en este año 2021 estaremos recuperando en parte la capacidad productiva, el crecimiento económico y balanceando el desarrollo de nuestro país.

Sigamos unidos trabajando, y con el talento que caracteriza a los industriales sigamos elevando nuestra voz, iniciativas y propuestas que permitan aportar soluciones a las problemáticas que enfrentamos.

Francisco Cervantes Díaz

Presidente

Los comentarios están cerrados.