Indispensable una cultura de prevención y protección contra incendios: David Morales Reinosa, Presidente de CONAPCI

En la problemática derivada de los incendios existe poca conciencia por parte de la ciudadanía en general, de ahí la importancia de visibilizarla para minimizar los riesgos, y qué mejor manera de lograrlo que a través de fomentar una cultura de prevención, sobre este relevante tema Revista Industria platicó con el Presidente del Consejo Nacional de Protección Contra Incendio, David Morales Reinosa, quien compartió con nosotros importantes reflexiones.

Revista Industria: El Consejo Nacional de Protección Contra Incendio (CONAPCI, A.C.) es una entidad que reúne a los actores de los sectores público, privado, académico y demás interesados en la prevención y protección de incendios urbanos. Cuatro años de vida institucional y mucho trabajo por realizar y materializar por delante. Podría compartirnos ¿cuáles son los objetivos del Consejo?

David Morales Reinosa: El principal objetivo fue constituirnos como un órgano de consulta y líder de opinión, para analizar la problemática e impacto de los incendios, con el fin de establecer estadísticas que permitan la mejor toma de decisiones    para proponer políticas públicas en beneficio de la sociedad, así como examinar el marco regulatorio existente y elaborar propuestas para ajustar e identificar nuevos mecanismos de regulación, legales y normativos, con la finalidad de crear y ofrecer un ambiente regulatorio institucional consistente a los intereses, tanto del sector gubernamental como del privado, brindar certidumbre a las inversiones y formular opiniones y propuestas sobre su aplicación y orientación.

Asimismo, diseñar e implementar estrategias para generar una cultura de la prevención y protección de incendios; proponer programas consensuados para profesionalizar y certificar a los especialistas; unir los esfuerzos de todas las partes involucradas para crear una instancia coordinadora de acciones y hacer más eficiente los esfuerzos       y recursos en materia de prevención y protección que permitan evitar pérdida de vidas humanas, de sus propiedades y contribuir a la resiliencia para la continuidad de operaciones.

RI: ¿Cuál es el quehacer institucional de CONAPCI?

DMR: El poder reunir a diferentes actores e intereses con un solo fin común: prevenir y salvar vidas y evitar pérdidas de propiedades a través de la participación activa de todos los involucrados en la prevención de incendios.

El principal objetivo, como ya se mencionó, fue constituirnos como un órgano de consulta y colaborar con los tres niveles de gobierno y con la industria para contribuir en las propuestas que ofrezcan seguridad a las personas y la continuidad de operaciones de las empresas para garantizar un desarrollo sostenido y sustentable.

RI: CONAPCI, al ser un ente multisectorial y participativo  y  al  tener  entre  sus socios  a   organismos   especializados en la prevención de incendios, puede convertirse en  un  referente  y  aliado estratégico, tanto para el gobierno como para los actores privados, platíquenos

¿cuál es el programa de trabajo que está impulsando el Consejo para este año?

DMR: Estamos trabajando en tres ejes fundamentales:

 

  • El fortalecimiento del marco regulatorio en colaboración con las autoridades, los organismos de estandarización, los empresarios y los especialistas en la prevención de incendios, con el objetivo de homologar y estandarizar en todo el país los lineamientos de los requisitos, ya que cambian de estado a estado y de municipio a municipio.
  • En la institucionalidad y colaboración transversal con todos los actores, es decir, encontrar puntos de acuerdo con distintas instituciones, académicas, gremiales, empresariales y de gobierno que permitan construir un puente de comunicación para establecer estrategias integrales en materia de la seguridad humana y protección contra
  • En la visibilidad, consideramos que la falta de sensibilización y concientización de la existencia de esta problemática hace imposible tomar las acciones correspondientes, por ello hemos impulsado la Semana Nacional de Prevención y Protección Contra Incendios de manera anual desde hace seis años, con el apoyo de los distintos cuerpos de bomberos en todo el territorio nacional y recientemente hemos promovido en el Congreso, en conjunto con la Fundación CONCAMIN, la iniciativa de la creación del Día Nacional de la Prevención de Incendios, lo cual dará un impulso importante. Y la Expo Fire Protection, que este año se realizó de forma virtual pero que para 2021 seguramente volveremos al modo

 

RI: ¿Qué actividades están discutiendo con las autoridades en sus tres niveles de gobierno?

DMR: Principalmente estamos colaborando en la actualización del marco regulatorio con la federación en diversas normas oficiales como la de Protección Contra Incendio en los Centros de Trabajo y la de Protección en Centros de Atención Infantil, por citar algunos ejemplos, y en algunos estados trabajamos con Protección Civil y Bomberos en sus reglamentos de construcción como en Los Cabos, Monterrey y Hermosillo.

Asimismo, se trabaja en aportar información para el Atlas de Riesgos del Centro Nacional de Atención a Desastres (CENAPRED), con el fin de contar con datos que permitan establecer estrategias de atención y mitigación de estos desastres.

RI: ¿Qué actividades o servicios se desarrollan en el Consejo en beneficio del sector y de la población en general? ¿Qué es el Programa Conecta 360º?

DMR: El Programa 360º consiste en promover acciones integrales bajo la construcción de un ecosistema que involucre a la autoridad, especialistas, usuarios finales, cuerpos de atención de emergencias y los instrumentos como el desarrollo y cumplimiento de la normatividad, así como la educación en la materia.

Cuando se trata de la prevención y protección contra incendios, la seguridad no es algo que pueda darse por sentado. El Ecosistema de Protección contra Incendios es el marco que identifica los componentes que deben trabajarse en conjunto con el objeto de minimizar los riesgos y evitar las pérdidas, lesiones y muertes producidas por riesgos de incendio.

Existen ocho componentes clave en el ecosistema, que  son  interdependientes cuando trabajan juntos y el ecosistema protege a todos. Si cualquier componente falta o se rompe, el ecosistema puede colapsar, a menudo con tragedias como resultado.

  Ecosistema de Seguridad 360º                                

 

Responsabilidad gubernamental.

Desarrollo y uso de normativa actualizada.

Normativas referenciadas.

Inversión en seguridad. Fuerza laboral calificada.

Cumplimiento normativo.

Preparación y respuesta a emergencias.

Público informado.

 

RI: ¿Qué datos duros nos pueden compartir sobre los incendios en México?

DMR: Desafortunadamente la información a veces no es registrada a nivel nacional, pero tomando algunos datos tanto de bomberos, municipios que lo reportan e información disponible en el  INEGI,  en  los últimos 10 años han fallecido diez mil personas a causa de incendios  urbanos, en donde los adultos mayores y los niños son los grupos más vulnerables. En los últimos cuatro años se han registrado más de 95 mil incendios, casi 65 al día, con una pérdida aproximada de mil millones de pesos al año, sin embargo esto habría que multiplicarlo por tres, ya que sus impactos por lo que se deja de producir y suministrar hace que este número sea mayor.

Si los incendios no se controlan en la etapa inicial, el fuego puede llegar a consumir el 100% de cualquier inmueble.

Promover una  cultura  que  ayude  a prevenir incendios siempre será la mejor herramienta, para  lograrlo,  y sumado

 

                RI: ¿Qué tan grave es este problema respecto de otros países?                                      al   fortalecimiento   y   modernización de

marcos     normativos,               permitirá               tener

                DMR: En comparación con los países más desarrollados e industrializados en el mundo,     mejores resultados.

 

Mexico está todavía muy atrasado en lo referente a contar con normas o estándares que garanticen la correcta prevención y protección contra incendio requerida para cada tipo de ocupación o riesgo, hasta el momento las empresas con más sensibilidad a la prevención y al cuidado de las personas y propiedades son las que adoptan buenas prácticas o estándares de otros países desarrollados, para proteger principalmente la vida de sus trabajadores, cuidar el medio ambiente y proteger la inversión de sus accionistas.

 

A nivel latinoamericano los incendios, sobre todo con más de 100 muertos, suceden con mayor frecuencia en los países donde no existe regulación por parte de los gobiernos. De hecho, el 50% de estos incendios a nivel mundial desde el año 2000 han ocurrido en un país latinoamericano, como el más reciente de la discoteca de Santa María en Brasil, donde perdieron la vida 231 personas y otras 112 resultaron heridas de distinta consideración.

 

Nueve de cada diez incendios en el país son causados por humanos, lo cual nos pone ante un área de oportunidad para incrementar una cultura de prevención y difusión de tecnologías que pueden minimizar las pérdidas de vidas humanas y bienes materiales, porque si se pusieran en práctica y se difundieran, seguramente los daños por incendios podrían ser mínimos e incluso, evitarse.

RI: ¿Cómo se encuentra México en el tema de regulaciones y normas en esta materia?

DMR: Consideramos que México tiene al menos un atraso de 30 años en materia de normalización,  específicamente  en esta materia, sin embargo en los últimos 10 años se han tomado varias acciones al respecto y se observa mayor interés en el gobierno y las asociaciones en trabajar de manera conjunta para lograr tener normas que vayan de acuerdo con la modernidad, el Tratado de Libre Comercio ha sido un elemento de comparación y conjunción que ha  impulsado  la  necesidad  del cambio.

RI: ¿Qué acciones debe emprender el gobierno

RI: ¿En dónde se tiene contabilizado mayor riesgo?

DMR: El gobierno debe ser un impulsor

DMR: Generalmente los mayores riesgos se presentan en la industria, en los procesos     y facilitador para que se integren tanto productivos y almacenes, así como en edificios de altura o vivienda vertical, es ahí donde se observa el mayor número de casos de incendio por la falta de atención de los riesgos propios.

En una recopilación de datos de incendios que han sido noticia en los dos últimos años, las edificaciones que sufren de este tipo de conflagraciones están: 63.5% en casa habitación, 14.77% en bodegas, 13.05% en fábricas, 4.09% en locales comerciales, 3.48% en centros comerciales, museos, bancos, oficinas, estaciones de gas y 1.11% en otro tipo de edificios.

Los principales estados que se han visto afectados por incendios son: Jalisco, Ciudad de México, Estado de México, Coahuila, Guanajuato, Chihuahua, Tamaulipas, Baja California, Durango, Puebla, Guerrero, Colima, San Luis Potosí, Morelos, Michoacán, Oaxaca, aunque se presentan prácticamente en todo el país.

RI: ¿Cuál es el impacto económico y social de los incendios?

DMR: El impacto económico que calculamos es de aproximadamente mil millones de pesos en pérdidas económicas anualmente, sin embargo la cifra no es precisa toda vez que no se contabilizan los impactos que se producen por lo que se deja de suministrar en toda la cadena productiva y más aún el impacto social, al tener pérdidas de vidas humanas o lesiones graves, lo que involucra la atención médica, la readaptación social, pérdida de empleosy productividad  y  las afectaciones al medio ambiente, todo lo anterior impacta al país.

Promover una  cultura  que  ayude  a prevenir incendios siempre será la mejor herramienta, para  lograrlo,  y sumado al   fortalecimiento   y   modernización de marcos normativos, permitirá tener mejores resultados.

RI: ¿Cómo se encuentra México en el tema de regulaciones y normas en esta materia?

DMR: Consideramos que México tiene al menos un atraso de 30 años en materia de normalización,  específicamente  en esta materia, sin embargo en los últimos 10 años se han tomado varias acciones al respecto y se observa mayor interés en el gobierno y las asociaciones en trabajar de manera conjunta para lograr tener normas que vayan de acuerdo con la modernidad, el Tratado de Libre Comercio ha sido un elemento de comparación y conjunción que ha  impulsado  la  necesidad  del cambio.

RI: ¿Qué acciones debe emprender el gobierno?

DMR: El gobierno debe ser un impulsor y facilitador para que se integren tanto especialistas, instituciones, usuarios y empresarios en la búsqueda de una normatividad adecuada a los nuevos tiempos, así como en promover su adopción e implementación para minimizar los riesgos de pérdidas humanas y de propiedades, tal y como se hace en muchos países desarrollados, la prevención es el mejor camino.

RI: ¿Qué debemos hacer o cómo podemos contribuir como sociedad en esta materia?

DMR: La educación es la base, si la sociedad conoce y sabe el riesgo de incendio que existe en su entorno entonces buscará prevenirlo y demandará lugares seguros y protegidos, estamos hablando de educación desde los niños hasta los adultos mayores, es un tema de conocimiento de nuestro entorno. Es necesario darle mayor visibilidad al tema de incendios en materia de prevención y los impactos que tienen, lo que generaría mayor conciencia de la problemática a la que nos enfrentamos y por tanto habría mayores acciones específicas.

Los comentarios están cerrados.