Responsabilidad social empresarial, compromiso de las empresas de consultoría

Entrevista a Marco Antonio Gutiérrez Huerta, Presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría.

Por: Julio César Bustos López

Director Editorial de Revista Industria

Revista Industria: Próximos a cumplir 35 años de presencia institucional en la vida industrial del país y caracterizados por ser dignos colaboradores del Estado mexicano en el desarrollo e implementación de políticas públicas y destacando que el principal actuar de la Cámara ha sido promover una estricta conducta ética y el combate a la corrupción en todos los ámbitos de la consultoría nacional, platíquenos sobre las acciones que han emprendido para fortalecer las actividades e imagen de la consultoría nacional respecto de aquellas prácticas corruptas de “falsos consultores”, que sin duda impactan el actuar del sector y qué tipo de recomendaciones darían ustedes para que los usuarios tomen en cuenta al decidir contratar a un consultor?

Marco Antonio Gutiérrez Huerta: Sin duda, a lo largo de este primer año de gobierno de la nueva administración federal, nos hemos dado a la tarea de reivindicar el papel y el valor de la consultoría, ya que se tiene una idea equivocada con respecto al papel del consultor, considerado desde esa perspectiva como un asesor que, lejos de ser visto como un facilitador para la adecuada planeación de las obras de infraestructura, se puede prescindir de esa figura ya que se le considera un generador de estudios y gastos innecesarios. Sin duda, esta errónea concepción se debe al papel desempeñado por empresas de dudosa procedencia y cuestionable ética e integridad, ajenas totalmente a nuestra Cámara, que han desprestigiado al sector a lo largo de estos años.

Por ello, a cada representante del gobierno de México con el que nos hemos reunido, entregamos, por un lado, nuestro directorio de empresas afiliadas y certificadas, cuya trayectoria y compromiso son avaladas por nuestro organismo bajo la norma ISO/IEC 17040:2005, y su equivalente mexicana NMX-EC-17040-2007, y por otro nuestro estudio de mercado, el cual ofrece un marco de referencia para que las empresas presenten propuestas para el préstamo de sus servicios, en un ambiente de respeto al ejercicio de la profesión, sin menoscabar su experiencia y calidad.

RI: El contratar a través de la academia, representada por universidades o institutos de investigación, representa una competencia paralela para las actividades que ustedes desempeñan, inclusive estos servicios pueden ser desarrollados por los alumnos con la tutela de un catedrático y se ofertan al mercado nacional, en este sentido, ¿qué servicios y apoyo brinda la Cámara a sus afiliados y usuarios para promover el acceso a los servicios de despacho de firmas de consultoría y contrarrestar, a través del expertis que tienen, este tipo de competencia?

MAGH: Debemos primero señalar que la labor de las universidades e instituciones de educación superior es fundamental tanto para el desarrollo del país como para la investigación y generación del conocimiento, en tanto formadores de nuevas generaciones de profesionales que en algún momento se incorporarán a las distintas firmas de consultoría. De hecho, tenemos importantes acuerdos con varias instituciones en aras de fomentar el vínculo industria–academia, tan necesario paraincorporar a los cientos de miles de egresados que año con año se integran al terreno laboral.

Sin embargo, la simulación en la contratación de estudios a través de universidades, también conocida como la estafa maestra, entre otras prácticas deplorables, ha deteriorado sustancialmente la precepción del valor de la consultoría entre los nuevos funcionarios.

Cuando se realizan este tipo de prácticas fuera de la ley, contratando servicios a empresas fantasma para desarrollar proyectos elaborados por alumnos bajo la guía de algún académico, quienes no tienen el conocimiento, capacidad y experiencia con la que sí cuenta una firma consultora, se vulneran tanto los intereses de quienes contratan como de quienes realizan los proyectos. Por ello, en nuestra Cámara hemos tenido acercamientos con diferentes dependencias, para plantearles que, con sólo el 5% de inversión marginal del costo total de un proyecto, mediante empresas debidamente establecidas y con probada experiencia, se asegura el éxito de cualquier obra de infraestructura.

RI: Desafortunadamente se han visto casos de simulación de estudios y proyectos a través de la contratación de universidades. La CNEC ha tenido acercamiento con los distintos niveles de gobierno para promover la contratación de estos estudios a través de consultores certificados o de empresas de consultoría certificadas, en este sentido, ¿cuál ha sido la respuesta por parte de los gobiernos sobre este tema y cómo fortalecer la cultura de consultoría, a través de empresas serias y certificadas? MAGH: El gobierno, a través de sus distintos niveles, se ha mostrado atento en escuchar nuestra problemática. De hecho, desde el principio de la actual administración hemos trabajado de manera muy cercana con la Dra. Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, Secretaria de la Función Pública, y con todo su equipo, en incorporar a empresas de nuestro sector al Padrón de Integridad Empresarial, el cual pretende brindar certeza a quienes contratan servicios de consultoría de contar con los mejores especialistas en el área de su interés y que cuenten con la debida integridad. Buscamos que este esfuerzo permeé tanto en todos los órganos de gobierno como en el sector privado a fin de que se contraten empresas que cuenten, efectivamente, con la experiencia y capacidad probadas para prestar los servicios de quienes las contraten.

RI: En el mercado nacional podemos encontrar una serie de despachos o empresas de consultoría que no pagan seguridad social a sus colaboradores, o que incluso evaden impuestos, este tipo de prácticas también representan una competencia desleal, ¿de qué manera la CNEC está denunciado o apoyando al Gobierno Federal para inhibir este tipo de servicios?, ¿existen datos duros de cómo se afecta a la economía formal a través de las prácticas desarrolladas por falsos consultores o firmas de consultoría?

MAGH: Este es otro problema que afecta de manera sensible la imagen de la consultoría organizada nacional, la cual tiene un serio compromiso de responsabilidad social empresarial y está plenamente consciente de que el pago de los impuestos brinda a las personas los fondos esenciales para servicios básicos como hospitales o escuelas.

Por ello colaboramos con las nuevas autoridades en todo lo necesario para inhibir este tipo de prácticas. Por nuestra parte, una de las acciones que realizamos es solicitar de manera muy respetuosa a las empresas que desean afiliarse a nuestro organismo,

que la documentación que presenten compruebe el cumplimiento de todas las debidas obligaciones fiscales, ya que año con año participamos para obtener el Premio Ética y Valores en la Industria que organiza nuestro organismo cúpula, la CONCAMIN, y ello nos compromete aún más a que todas nuestras empresas cumplan cabalmente con los requisitos establecidos para el adecuado cumplimiento de su actividad.

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria, sólo entre 2013 y 2015, las empresas evadieron en nuestro país en promedio 244 mil 664 millones de pesos anuales -un impacto en nuestro sector de alrededor de 3 mil millones de pesos de afectación-, lo que representa un 39.63% de la recaudación potencial del Impuesto Sobre la Renta, con esa cantidad se hubiera reconstruido el país cinco veces tras los sismos de septiembre de 2017.

RI: Otro tema que abona en la competitividad y fortalecimiento del sector es la contratación de servicios de consultoría desarrollados por despachos extranjeros. En México se ha reconocido la gran capacidad, creatividad y talento de los consultores mexicanos, pero también hay que reconocer que existen actividades en donde complementarse con la experiencia extranjera puede dar mayor certidumbre en el actuar de los servicios de consultoría. Desde su punto de vista, ¿qué tan necesario es la contratación de consultores extranjeros y si considera que las firmas de consultoría mexicanas tienen la experiencia que les permita trabajar de manera independiente para atender el mercado nacional?

MAGH: Las empresas de consultoría mexicanas tienen la suficiente capacidad, conocimiento y experiencia para desarrollar los grandes proyectos que actualmente están en proceso por parte del gobierno de México, como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya o el Corredor Transístmico. Una prueba de ello, por nombrar sólo un ejemplo, es la experiencia de la consultoría nacional en el desarrollo de las 12 líneas del STC–Metro.

Sin embargo, siempre hemos estado abiertos a la participación extranjera cuando implique transferencia de tecnología con la que no contamos. Ejemplos de este tipo de colaboración lo podremos encontrar sobre todo en el desarrollo de temas como sustentabilidad, desarrollo de energías limpias y algunos aspectos en materia de anticorrupción, sobre este último nuestra Cámara ha trabajado particularmente desde su fundación. La idea es recibir transferencia de tecnología para el posterior desarrollo e implementación por parte de las empresas nacionales.

RI: La CNEC lleva casi 35 años como representante de los intereses de las empresas afiliadas, ha participado activamente en la revisión de políticas públicas y posicionando una agenda de ética y de integridad para generar esas oportunidades de trabajo para sus afiliados. Cuéntenos, ¿cómo se ha construido el diálogo con este gobierno y con qué propuestas participaron para conformar el PND y que pudieran materializarse en políticas públicas en favor de su sector?

MAGH: Sin duda nuestro sector participó en las mesas de trabajo a las que fuimos invitados por parte del Poder Ejecutivo y Legislativo para discutir sobre los puntos de nuestro interés del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024.

A pesar del enorme esfuerzo de promover el diálogo con la sociedad civil en el diseño del PND, todavía falta un proceso de planeación y contenido ordenado, democrático y de largo plazo para el desarrollo de infraestructura, por lo que México se mantiene como rehén de los cambios sexenales, Detenidamente nos dimos a la tarea de analizar el documento entregado a la Cámara de Diputados en abril del año pasado:

aplaudimos la idea de incrementar la participación de insumos nacionales, la soberanía energética y a reducir nuestra dependencia con el extranjero, pero todos sabemos que muchos proyectos se han hecho con capital extranjero y sin embargo las utilidades no se quedaban en el país. Nos parece que las utilidades o parte de éstas se deben quedar en México, por lo que en este sentido, la política fiscal juega un papel relevante.

Desafortunadamente, el PND no tiene una visión de internacionalización ni de las empresas ni de los ingenieros mexicanos que pueden participar en proyectos fuera de México. No hay una política clara en este sentido, y esta política pública es estrategia de crecimiento que debería estar incluida en el PND.

RI: En meses pasados, la Secretaría de la Función Pública lanzó el Padrón de Integridad Empresarial como un esfuerzo para distinguir a empresas que más allá de cumplir la ley, contribuyan a construir una sociedad más honesta, así como ayudar con una herramienta más para combatir la corrupción. Estos son temas que de manera particular la CNEC apoya y da especial seguimiento y promoción. ¿Cómo se ha sumado a este esfuerzo la Cámara y cuáles son los programas de trabajo en el corto plazo?

MAGH: Orgullosamente podemos señalar que la nuestra fue una de las primeras industrias en sumarse al Padrón de Integridad Empresarial, subiendo a la plataforma a nuestras empresas afiliadas y certificadas: ello permitirá en el corto plazo que empresas con experiencia y calidad probada en sus servicios puedan de manera directa acceder a oportunidades de negocio en un marco de integridad.

También estamos apoyando la implementación de manuales y figuras de integridad que ayuden a prevenir prácticas corruptas durante la preparación, contratación, operación y mantenimiento de proyectos de infraestructura. Estas acciones generarán oportunidades para las empresas de consultoría dedicadas a diseñar e implementar sistemas de integridad, pero sobre todo, al sector de la consultoría en su conjunto para reposicionar el valor de la consultoría como una práctica con integridad y autosustentable.

RI: El Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura es una herramienta para facilitar y acelerar la implementación de proyectos que contribuyan al crecimiento y desarrollo del país. Este es otro de los temas a los que la CNEC está dando puntual seguimiento y apoyo, toda vez que es un detonante para fortalecer la economía nacional, combatir prácticas ilícitas y de corrupción y fortalecer nuestro mercado interno. ¿Qué avances nos puede compartir de las acciones realizadas en estos últimos meses? ¿De qué manera se fortalecerán los proyectos de infraestructura en México con este acuerdo y qué papel está desempeñando la CNEC en el mismo?

MAGH: El Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado es un buen comienzo que enlista proyectos a desarrollarse durante 2020, 2021 y 2022. Este año comprende 72 proyectos por 22 mil millones de dólares. Todavía quedan pendientes los de energía y del sector salud. Por otro, evidencia la apremiante necesidad de contar con un organismo autónomo público-privado de planeación permanente para identificar, evaluar, estructurar y autorizar el desarrollo de proyectos de infraestructura a corto, mediano y largo plazo.

Dentro de la SCT los nuevos esquemas para el desarrollo de infraestructura con participación privada comprenden el desdoblamiento, el reciclaje de la inversión y el aprovechamiento de activos para la conservación. El primero tiene como objetivo agregar las cargas constructivas a concesiones vigentes. El segundo, la bursatilización

de los proyectos para la reinversión del producto obtenido en nueva infraestructura. El tercero busca aprovechar los flujos excedentes para la construcción de tramos libres.

Los consultores esperamos que el nuevo programa y los nuevos esquemas para el desarrollo de infraestructura se implementen a la brevedad posible y que inicie una recuperación acelerada del sector.

RI: Cuéntenos de la propuesta que tiene la CNEC junto con otras agrupaciones para que se conforme un consejo o instituto que coordine la identificación, preparación y desarrollo de proyectos en el país.

MAGH: Para evitar que la falta de proyectos bien preparados vuelva a ser un impedimento en la promoción de la inversión en el mediano y largo plazo, la CNEC apoya la creación de mecanismos, con la participación de empresas y especialistas, a fin de planear, preparar, contratar y dar seguimiento a los proyectos, que procuren la adecuada incorporación del impacto social y el desarrollo regional, a implementarse con una visión del México que esperamos.

Actualmente, la planeación tiene un horizonte de seis años, pese a que la normatividad señala una visión a 20 años. Sin embrago, la planeación de la infraestructura del país debería ser a 30 o 50 años y elaborada por expertos, con principios y objetivos claros considerando la evolución de la tecnología.

Es indispensable contar con entidades e instrumentos con visión de largo plazo. Su creación conllevaría un gran acuerdo del gobierno con el sector privado y social, a través de las cámaras empresariales, colegios de profesionales, institutos y organizaciones civiles, que diera rumbo y visión a la planeación de la infraestructura.

Desde la CNEC convocamos a los poderes Ejecutivo y Legislativo y a todos los actores de la industria a un pacto para la elaboración de una “Reforma de la Infraestructura”, que incorpore modificaciones legales, reglamentarias y técnicas para la mejor planeación, preparación, contratación y seguimiento de los proyectos de infraestructura. Con ello se promovería la inversión de mediano y largo plazo a través de mecanismos que brinden seguridad y certidumbre a los inversionistas. No olvidemos que sólo con inversión se puede tener más y mejor infraestructura y responder al reclamo de bienestar de todos los mexicanos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.