Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura representa última llamada para afianzar certeza entre gobierno e IP

Para el presidente del Consejo Mexicano de la Energía (Comener), Juan Acra, el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura firmado entre el gobierno federal y la Iniciativa privada, representa la última llamada para afianzar la certeza entre ambos sectores. “Por ello afirmamos en que el gobierno de México aprovechará la disposición de la IP a hacer realidad el sentido social de los energéticos”, añadió.

Juan Acra, enfatizó que el sector público desea tener certeza de que la regulación va a cambiar para mejorarse y no para poner en entredicho la viabilidad de los proyectos del sector energético.

Reconoció la urgencia de desarrollar nueva infraestructura, principalmente aquella que le permita al país, incrementar la capacidad de almacenamiento y transporte donde algunas entidades de la República hay cero días de inventario.

En este sentido, afirmó que la magnitud de los retos del sector -representados por los 34 mil millones de dólares anuales requeridos por PEMEX para recuperar su nivel de producción de crudo, sumados a los 84 billones de dólares de inversión exigidos en el sector eléctrico durante los próximos 15 años para garantizar abasto suficiente-, en un contexto de polarización social exigen la construcción de amplios consensos públicos, privados y sociales para escalar capacidades que garanticen a los mexicanos abasto de calidad a los mejores precios posibles.

Por su parte, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), celebró el descubrimiento del nuevo yacimiento petrolero en Tabasco y afianzó que el puntal más fuerte de la economía es el sector energético. “La infraestructura, vivienda y el sector energético, en conjunto moverían a la economía en su totalidad porque arrastraría a las otras 50 ramas productivas del país”.

En este marco, el líder de la CONCAMIN, recibió el “Reconocimiento al Mérito Energético”, por parte del Consejo Mexicano de Energía (COMENER), por su destacada labor en la promoción de la interlocución, constructiva y corresponsable de las partes involucradas en la ejecución de proyectos de energía, así como la ampliación de contenido nacional en los mercados y el crecimiento económico.

“Es prioritario para México el trabajar en unidad público privada para desarrollar al sector energético del país. Esto porque la energía representa la columna vertebral del crecimiento económico, la cual podrá potenciarse sólo con esquemas de inversión en donde se aproveche la capacidad técnica y de financiamiento del sector privado, sin generar monopolios y oligopolios, manteniéndose la rectoría del Estado”, afirmó.

Cervantes Díaz alertó que el PIB potencial del sector energético registra los niveles más bajos desde 1993. Para revertirlo, CONCAMIN propone instrumentar una estrategia de gasificación del país, energético aliado del desarrollo económico regional, el empleo y la sustentabilidad.

Para fortalecer la seguridad energética, destacó la importancia de desarrollar los eslabones de distribución y almacenamiento, ya que solo 20 entidades cuentan con sistemas de distribución, así como muchas carecen de capacidad de almacenamiento.

En cuanto a la parte eléctrica, CONCAMIN propuso trabajar en un sistema que garantice el uso eficiente de los recursos, costos bajos y la transición energética, con el fin de observar tarifas competitivas.

CONCAMIN

Publicado en Revista Industria Digital

9 de diciembre de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.