CONACYT y CANIFARMA suscriben Convenio a favor de la salud de los mexicanos

Mediante una ceremonia virtual, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) suscribieron un convenio marco de colaboración que permitirá consolidar una inversión conjunta de recursos públicos y privados para impulsar iniciativas que contribuyan a mejorar la salud de los mexicanos e involucren a científicos, tecnólogos y jóvenes investigadores.

De manera virtual lo presenciaron por parte de CONACYT, la directora general doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, la directora adjunta de Desarrollo Tecnológico, Vinculación e Innovación, Aideé Orozco Hernández; por CANIFARMA, el Doctor Miguel Gerardo Lombera González, presidente del Consejo Directivo de la CANIFARMA, el director general de CANIFARMA, Rafael Gual Cosío y su vicepresidenta Patricia Faci Villalobos.

El Doctor Miguel Gerardo Lombera González, presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) agradeció la vinculación entre su organismo y el CONACYT, dos instancias preocupadas por la ciencia, la investigación, innovación y desarrollo tecnológico, por un lado el CONACYT entidad encargada de articular las políticas públicas del gobierno federal y promover el desarrollo de la inversión de la investigación científica y tecnológica del país, y por el otro, la CANIFARMA como órgano de consulta y colaboración con los tres niveles de gobierno y con un gran compromiso con las actividades vinculadas a la ciencia, tecnología y al desarrollo.

Sin duda, las actividades de salud pública y atención médica configura un pilar para bienestar de las personas, de las familias y de la población, y por supuesto, la investigación y el desarrollo en tecnologías de la salud como son los medicamentos, son la materialización más acabada del conocimiento en favor de los seres humanos”.

Aseguró que 7 de cada 10 mexicanos que nacen en la pobreza, lamentablemente se mantienen así toda su vida. Esta falta de movilidad social se asocia a la desigualdad de oportunidades para el desarrollo, lo cual se debe en buena parte a, inequidades sociales entre ellas su salud.

Por lo anterior, la ciencia, la innovación y el desarrollo de tecnologías para la salud, pueden ayudar a reducir las brechas sociales y generar oportunidades, lo cual supone que estas se encuentran disponibles cuando los mexicanos lo requieran para prevenir enfermedades.

Es claro que estamos atravesando por un momento muy particular en términos de salud, no solo a nivel nacional sino a nivel global. Estamos pasando por una situación de crisis en materia de salud pública, situación que nos obliga a reforzar las acciones que, como ciudadanos, como trabajadores de la salud, como equipo de esta noble industria realizamos todos los días”.

Señaló que la pandemia de sars cov 2 evidenció oportunidades de mejora en los servicios de salud de los países de gran parte del mundo, y México no es la excepción. Quedó clara la importancia que ha cobrado la salud de la gente, así como la necesidad de destinar mayores y mejores recursos de este rubro y a la pertinencia de tener un país con adecuados niveles de salud, así como la prioridad que debemos darle a este bien público.

Reconoció que el convenio que hoy se firma, permitirá a acercarnos a la meta tan esperada y necesitada. Consideró que constituirá uno de los pilares de una política pública que coloque en el centro a los mexicanos, a sus necesidades de salud, basados en las prioridades que marquen las autoridades sanitarias del país, al tiempo que vayan de la mano de una política de desarrollo de la industria farmacéutica establecida en México con innovaciones globales y las que desarrollan en el país.

Destacó que el 23 de junio pasado se aprobó por unanimidad el nuevo código de integridad Ética y Transparencia de Empresas de Insumos para la Salud con lo que refrendaron su compromiso en favor de la transparencia y en contra de la corrupción.

En cuanto a las políticas públicas en ciencia y tecnología no son de resultados a corto plazo, pues es necesario alcanzar la madurez de las comunidades académicas, científicas y tecnológicas, y fortalecer el entendimiento de los sectores educativo y empresarial con el gobierno, este es un reto compartido por el sector productivo con el CONACYT.

Por su parte, la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces manifestó que, uno de los objetivos del convenio entre ambas instituciones es establecer los primeros pasos más formales hacia una alianza solidaria, virtuosa, entre este sector productivo CANIFARMA y el CONACYT, motivada por el interés mutuo por trabajar en favor del pueblo mexicano, del bienestar social y del cuidado de la salud.

Aseveró que este convenio permitirá avanzar y establecer las bases y mecanismos concretos de articulación para formular programas específicos, diseñar herramientas, publicar convocatorias y apoyar proyectos de investigación científica, desarrollo tecnológico y de innovación.

Reconoció que, desde inicios de la nueva administración, el CONACYT se propuso impulsar una política pública de innovación abierta para el sector tecnológico, basada en un modelo que se llama PENTA Hélice este modelo permite la articulación de capacidades de los sectores primarios del ecosistema nacional de innovación, la academia, el sector público y el productivo, pero también el sector social.

Explicó que el proyecto PENTA tiene el objetivo de apoyar a las entidades públicas o privadas que desarrollen proyectos de innovación tecnológica abierta y de impacto social en México, a través de la vinculación tangible del gobierno, sociedad, academia y empresa, bajo un ecosistema que contemple al medio ambiente como elemento de importancia.

Destacó que el CONACYT considera fundamental promover la formalización de este convenio que abre las puertas de la inversión conjunta, de recursos públicos y privados para el desarrollo objetivo de iniciativas que contribuyan de manera contundente a mejorar la salud de los mexicanos y que, además involucren la participación de los científicos, ingenieros, tecnólogos tanto consolidados como de jóvenes talentosos que encontrarán espacios fértiles para su desarrollo profesional.

Publicado en Revista Industria Digital CONCAMIN

08 de julio de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza. Edición de Información

Los comentarios están cerrados.