Diálogos para el Desarrollo presenta “La revolución digital industrial en México. Avances y retos”.

El Seminario Diálogos para el Desarrollo coordinado por el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC); la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN); el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (IIJUNAM) y el Colegio de México que, en su segunda edición enfocada a la revolución industrial a la revolución digital, en esta ocasión abordaron el tema “La revolución digital industrial en México. Avances y retos”, moderado por sus coordinadores, Arturo Oropeza y José Luis de la Cruz, vicepresidente y director general del IDIC, A.C. respectivamente.

En su inicio, el vicepresidente del IDIC, Arturo Oropeza García puntualizó que, con la participación de grandes especialistas que tratan de aportar una idea de agenda de futuro para el país, ha sido el sentido del Seminario “en el marco de una realidad nacional, generar un esquema, de diálogo, de propuesta, de una agenda de futuro, preocupada por lo el mundo está tratando de encontrar y de cómo rescatar el crecimiento económico, cómo consolidarlo, orientarlo al beneficio social y enfocarlo al ser humano”.

Destacó que en la actualidad se batalla con el tema de la revolución industrial digital, con toda esa serie de atavismos y de resistencia al cambio que le afectan a la cultura de la transformación y la idea de no política industrial que el país ha tenido en los últimos 30 o 40 años, lo cual nos ha enfrentado a retos más difíciles en la medida en que esa cultura de la transformación la hemos perdido en gran medida.

Oropeza García reconoció el compromiso que la CONCAMIN ha mantenido en entorno a este tema durante los últimos tres años, dijo que, la Confederación se ha encargado de generar una transformación de esta cultura de revolución industrial y digital tratando de recuperar una agenda que “se había perdido”.

Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la oficina de presidencia de la CONCAMIN refrendó que desde la campaña presidencial del 2018 plantearon a los candidatos a la presidencia de la república que tenía que haber una política industrial en México.

Consideró que aquella tesis que se mencionó en los años noventa acerca de “que la mejor política industrial, es la que no existe”, hoy la consideran cerrada, esa confianza de que los mercados se iban a ajustar por sí solos y que el capitalismo tiene per se las cualidades de irse autocorrigiendo y de irse superando, a la larga ha demostrado que no era correcto.

Y como consecuencia, indicó que se plantearon convencer al nuevo gobierno con argumentos de que era necesario, construir una política industrial integral holística, que guiara el papel de los sectores, no solo del gobierno, sino de los empresarios, academia y de la sociedad en un propósito común de transformar al país y de llevarlo hacia una industria del futuro.

Externó que han pasado ya tres años desde aquel planteamiento y aún no se tiene una política industrial, seguimos al vaivén de los mercados. Esta situación trae una serie de problemas, la pandemia dejó en claro que México es parte de una cadena global de proveeduría, pero que no puede estar funcionando con diferentes criterios.

Refirió que la propuesta de Política Industrial que propone la CONCAMIN en conjunto con el IDIC contiene 10 objetivos, 6 metas y 43 recomendaciones específicas, entre los objetivos que destacó fueron los siguientes:

  • Alianza Público-Privada con Carácter Social de perfil industrial
  • Transición Hacia un Crecimiento económico vigoroso, equitativo e incluyente
  • Alianza Público-Privada para la integración social y el desarrollo competitivo de México
  • Adoptar e impulsar la más rápida implantación de la industria 4.0 y el desarrollo masivo de talentos digitales
  • Impulsar el crecimiento económico a partir de sectores estratégicos

Destacó que la propuesta de Política Industrial de la CONCAMIN coincide con el Plan de Reactivación Económica propuesto por la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier. El Plan de la SE contiene 4 ejes estratégicos: 1. Mercado interno, empleo y empresa; 2. Fomento y facilitación de la inversión; 3. Comercio internacional y 4. Regionalización y los sectores.

También nombró los proyectos que impulsa, dirige y participa la Confederación: El impulso a la creación de regiones de competitividad global; la reindustrialización de Vallejo; creación de centro de innovación industrial y de laboratorios de innovación industrial; trabajan en programas de formación masiva de talento digital; proyectos en materia farmacéutica, espacial, minería, ciudades inteligentes y alimentos y bebidas procesados; la creación de un banco de patentes academia-industria; continuos espacios de reflexión sobre los retos y oportunidades de México; impulsan una nueva cultura de ética empresarial y responsabilidad corporativa y buscan atraer inversiones extranjeras directas de alta tecnología, especialmente poniendo el ojo en el Sureste Asiático donde hay muchos movimientos de inversiones que se concentran en China.

Por todo lo anterior, indicó que los retos sin duda serán difíciles, que las industrias mexicanas se desarrollen con éxito en los exigentes mercados globales, si no cuentan con los nuevos talentos del mundo digital, por ello capacitar y formar masivamente talento digital es una absoluta necesidad.

Creemos que estamos contribuyendo desde una visión de nación, a establecer un programa de nación que proponemos y que estamos dispuestos a compartir para fortalecerlo, pero que, desde luego, su ejecución requiere de financiamiento que no puede provenir de la banca comercial”.

En cuanto a qué elementos podrían insertarse en la agenda digital manifestó que es absolutamente indispensable la participación del gobierno “En México tenemos que lograr que el gobierno se incorpore, por más que hagamos esfuerzos de hacer acercamientos con alianzas, bajar los costos al máximo posible, va a requerir al final del día de ciertas erogaciones”.

Enfatizó que se requiere voluntad política, una visión de nación de largo plazo, un compromiso auténtico con la sociedad y se requiere tener un sentido de advertencia de que, si no hacemos esto, México se va a quedar irremediablemente atrás.

Fabiola Peña, vicepresidenta del Comité de Educación y de Cultura de la Asociación Mexicana de Internet se refirió a los avances de la revolución digital durante la pandemia como el trabajo a distancia, educación a distancia, salud en línea, chatbots, comercio electrónico, etcétera.

Enfatizó que la educación es un factor muy importante, la educación no se podía frenar en pandemia, es un acceso a un derecho con un impacto en distintas generaciones y que va a repercutir en años siguientes. Dijo que, durante todo el periodo de transformación digital, la educación parecía mantenerse estática, la educación presencial siempre había sido mejor evaluada que la educación en línea.

El sisma más profundo que ha tenido la educación, ha sido justo la pandemia, y ahí es donde hay un gran aprendizaje, la necesidad de capacitar a los alumnos, a los maestros y la necesidad de comunicar correctamente a los padres de familia en generar un nuevo modelo educativo”.

La educación va a ir hacia donde nosotros la hayamos construido”

Esta crisis que generó la pandemia nos dio la oportunidad de generar una transformación colaborativa de la educación y manifestó que no habrá un regreso a la educación como se conocía.

Reconoció la capacidad que tuvieron los profesores de innovar y de generar educación efectiva para sus grupos y de los alumnos, la capacidad enorme que tuvieron de reconstruir la manera en que aprenden, generándole un papel primordial a la capacidad que tiene el internet. Porque el internet en si mismo, no es la respuesta.

Aseguró que la innovación se encuentra en las orillas, la innovación de los alumnos, de las escuelas, de los padres, del sistema educativo, ahí está el valor.

No obstante, existió una brecha digital. En México no solo se trata de los “No conectados” referente a la imposibilidad de conexión o, los “desconectados” son el grupo de personas que se encuentran en lugares con conectividad, pero sin acceso por no tener un dispositivo.

La brecha digital se refleja de forma distinta en zonas urbanas donde el 76.6% tiene acceso, mientras que en las rurales en un 47.7% lo que genera desigualdades.

En su reflexión, consideró que hay que hacer políticas públicas que favorezcan el cierre de la brecha digital y la equidad de oportunidades; así como reconocer el papel protagonista que tenemos en el desarrollo e innovación de las tecnologías y hay que hacer una transformación en la enseñanza, donde sea prioridad la comunicación, la creatividad, el pensamiento crítico y la colaboración como ejes de educación.

En el turno de Philippe Surman, cofundador de Inteligencia México y presidente de la Comisión de Transformación Digital, por parte de la Confederación aseveró que desde antes de la pandemia por Covid-19 ya había una tendencia a la transformación digital de la economía de los negocios, pero la pandemia aceleró este proceso.

Destacó un estudio de la World Economic Forum en el que se observa la destrucción de empleos por la llegada de la creación de nuevos puestos de trabajo. Por ello, es sumamente relevante la capacitación para dominar las tecnologías.

Por otro lado, aseguró que las principales fuentes de ingreso para México se dan en tres rubros: el turismo, la manufactura y la energía por ello es importante la necesidad de diversificación de la economía mexicana.

En cuanto al T-MEC dijo que es una oportunidad importante para el país en conseguir nuevas oportunidades de negocio. Dijo que Kenneth Smith, negociador del Tratado, indicó que, sobre estas posturas, es esencial que México inculque el concepto de que invertir no es offshoring, sino nearshoring.

Desarrollo del talento digital de México

Consideró que es importante que cada día haya más programadores, y tengan mayor conocimiento de los idiomas como Phyton y Javascrit estos son importantes para salvar los empleos actuales y las empresas.

La importancia de salvar los empleos en México radica en que las empresas ya necesitan tener una transformación digital Reskilling/Upskilling.

Resaltó la urgencia de que la iniciativa privada y el gobierno logren hacer acuerdos formales respecto a los ejes que se quieren impactar en el tema de política industrial. “Nosotros lo estamos viendo en algunos estados de la república como la CDMX, hemos logrado generar grupos de trabajo gobierno / CONCAMIN donde ya hay aspectos concretos que se están implementando”.

Indicó que la competencia global es “feroz”, países como Colombia, Chile, Perú ya están claros sobre cómo quieren transformarse digitalmente.

Mientras que José Luis de la Cruz consideró dos aspectos relevantes, el cómo preparar al ser humano para enfrentar no solamente las necesidades del presente sino los retos del futuro y en ese sentido, contar con una agenda digital que como columna vertebral tenga a la educación, a la capacitación, retos, desafíos que está generando el desarrollo industrial moderno.

Agregó que se debe tener claro la necesidad de cómo fortalecer el pilar productivo, sobre todo en pequeñas, medianas empresas pero también con vertiente regional por los grandes diferenciales de desarrollo social y económico que están generando las distintas realidades, pero todos apuntan a una realidad, que es que México deba contar con políticas públicas y una política industrial.

Publicado en Revista Industria Digital CONCAMIN

09 de junio de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza. Edición de Información

Los comentarios están cerrados.