El mundo necesita de un sistema de comercio para tener éxito OMC

(Notimex).- El mundo necesita un sistema de comercio para tener éxito porque, de lo contrario, se caería en la “ley de la selva” y sería perjudicial, aseguró el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo.

“Sin un sistema de normas mundiales sobre comercio que funcionen bien, todos perderíamos; sería la ley de la selva”, manifestó el directivo durante su visita a México.

En reunión con la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, sostuvo que nadie puede darse el lujo de ir por ese camino, pese a los retos actuales que enfrenta el comercio.

Comentó que el crecimiento de dicho sector había tomado un impulso durante los últimos años, empero, la situación se ha modificado porque la tasa del crecimiento de volumen caerá hasta 2.6 por ciento para este 2019.

“Esta es una mala noticia para todo el mundo”, remarcó Azevedo, quien refirió que esa situación se debe en parte a la imposición de aranceles y las medidas restrictivas al comercio.

Ello, afirmó, merece la atención de la OMC porque las tensiones comerciales tienen repercusiones económicas reales, aumentan la incertidumbre y provocan grandes repercusiones.

“Las relaciones comerciales nunca más deben fincarse y menos motivarse por las ambiciones de poder (…). No podemos retroceder”, subrayó la titular de la Secretaría de Economía (SE).

“Las medidas y contramedidas restrictivas y el proteccionismo encubierto no son opciones para nosotros, tampoco podemos caer en la tentación de las imposiciones recíprocas y menos en las prácticas desleales”, sentenció.

Por ello, indicó que el mundo global precisa de la colaboración, coherencia, facilitación y eliminación de todo trato discriminatorio en materia de comercio internacional.

La funcionaria llamó a dar pasos firmes para consolidar los mecanismos de solución de controversias, pues es sólo a través de las instituciones, procedimientos legales y transparentes que podremos solventar las disputas comerciales entre los socios.

“Debemos evitar cualquier tipo de trato preferencial, privilegio y comportamiento ventajoso para, así, asegurar el trato justo que derive en oportunidades para el impulso de la economía”, expresó Graciela Márquez.

Aunque, reconoció que siempre habrá diferencias no podemos dirimirlas mediante decisiones unilaterales que atetan contra muchos años de esfuerzo compartidos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.