Empresas de BMV, mejor que México

Arca Continental (AC), Fomento Económico Mexicano (FEMSA), Kimberly-Clark de México (KIMBER) y Coca-Cola Femsa (KOF) se posicionan con la más alta calificación de riesgo crediticio, muy por arriba del soberano mexicano.

México sufrió la degradación en su nota y fue empeorada su perspectiva por parte de Fitch Ratings y Moody’s, las dos agencias globales más relevantes de calificación crediticia.

Para Fitch Ratings, AC, FEMSA y KIMBER son las empresas mejor calificadas, manteniéndose tres peldaños por encima de la propia calificación de México.

La agencia con sede en Nueva York informó en un comunicado que mantiene la calificación “A” para FEMSA, luego de la degradación a la nota de México, debido al flujo estable de dividendos en monedas fuertes, el cual proviene de su participación accionaria de 15% en la cervecería Heineken, equivalente a aproximadamente 8,000 millones de euros y recibe dividendos de entre 130 millones y 140 millones de euros al año, suficiente para cubrir su servicio de deuda a nivel del holding, sin considerar las operaciones de KOF.

La semana pasada, la calificadora rebajó la calificación del país “BBB” desde “BBB+” a escala internacional, con perspectiva estable.

A este nivel, la calificación soberana de México está a dos escalones de caer en grado especulativo (“BB”) o perder el grado de inversión, clasificándose con alto riesgo de no cumplir con sus compromisos financieros.

AC, indicó Fitch en un análisis, destaca en su fortaleza financiera porque genera alrededor de 25% de su flujo operativo consolidado en Estados Unidos, con lo que puede cumplir perfectamente sus compromisos de pago de deuda. El adeudo de la emisora ascendió a 55,429 millones de pesos a marzo del 2019.

Tras la degradación en el soberano de México, las empresas mexicanas que se mantienen con las máximas calificaciones asignadas por Fitch son AC, FEMSA y KIMBER, conservando la nota “A” a escala internacional en moneda extranjera y perspectiva Estable, dada su fuerte capitalización ajustada al riesgo.

Por su parte, Kimberly-Clark, empresa de productos de higiene bajo marcas como Pétalo, muestra fortaleza por “contar con un saldo de efectivo en caja en monedas duras que le permite cubrir su servicio de deuda en moneda extranjera por cerca de 25 millones de dólares anuales”, justificó Fitch.

Para Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil de Signum Research, ninguna empresa puede tener una calificación mayor a la del soberano, por lo que el reciente ajuste por parte de la calificadora Fitch a México pone un nuevo techo a las calificaciones de todas las empresas mexicanas.

Sin embargo, las calificadoras de riesgo ven fortalezas en dichas compañías.

 

Las de Moody’s

 

La semana pasada, Moody’s ajustó a la baja la perspectiva de la deuda mexicana, tanto en moneda mexicana como en extranjera, aunque dejó la calificación en “A3”.

Con esto, AC y KOF, con calificación de “A2”, están mejor posicionadas que el soberano mexicano. En el caso de América Móvil, tiene la misma calificación de “A3”.

Estas calificaciones, de grado medio superior, van de “A1”, en el rango alto, hasta “A3”, en el rango bajo.

Tras hacer el anuncio sobre el soberano mexicano, expuso que mantendría en la misma perspectiva y calificación a las empresas citadas.

Sobre AC, a quien mantuvo en “A2” y “Aaa.mx” con perspectiva estable, señaló que se debe a la baja correlación que tiene con la probabilidad de incumplimiento del soberano, además de que sus principales métricas, como ingresos, flujo de efectivo, activos y capital, se generan fuera del país.

“La calificación soberana de los países donde AC opera está, en promedio, por arriba de la calificación soberana de México. Consideramos que los fundamentos crediticios de AC son sólidos y están en línea con la calidad crediticia soberana promedio de los mercados donde opera”, indicó Moody’s.

AC opera en el norte de México, sur de Estados Unidos, Argentina, Ecuador y Perú. En el caso de KOF, mantuvo sin cambios sus cuatro emisiones de certificados bursátiles en “A2/Aaa” por diferentes montos que van de 1,500 hasta 8,500 millones de pesos.

“Consideramos que los fundamentos crediticios de KOF son mucho más sólidos que los de la calidad crediticia soberana de los mercados en los que opera. Asimismo, mantenemos una perspectiva positiva de la industria global de bebidas, con una expectativa específica para América Latina de recuperación del crecimiento del volumen. Una tendencia hacia productos premium también respalda una mayor rentabilidad, así como el alto consumo per cápita de productos Coca-Cola en los territorios de KOF”, refirió la calificadora.

“La mayoría de los ingresos de América Móvil deriva de fuentes no relacionadas con el gobierno y tiene un gran componente internacional. El grupo se beneficia de una amplia variedad geográfica”, explicó la calificadora en un comunicado.

Hasta el cierre de esta edición, Standard & Poor’s no ha realizado ajustes a la calificación de notas de emisoras mexicanas.

Cabe recordar que en marzo la agencia recortó de Estable a negativa la perspectiva en la calificación soberana del país, bajo el argumento de que se prevé un menor crecimiento económico y mayores pasivos contingentes, producto de las políticas de la administración federal.

Tras el ajuste en marzo, la agencia sí realizó modificaciones a las perspectivas de compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores  (BMV).

Cambió la perspectiva de calificación a Negativa desde Estable de Coca-Cola Femsa, América Móvil y el Puerto de Liverpool, ya que informó que tanto las empresas de bebidas como de telecomunicaciones tienen cierta sensibilidad al riesgo país.

En el caso de la cadena departamental, arguyó que podría ser perjudicada ante el deterioro de la actividad económica nacional.

No obstante, KOF continúa con calificación en “mxAAA”, el máximo grado que otorga la agencia, por encima de “BBB+” y “A-2” que tienen las calificaciones soberanas del país en moneda extranjera de largo y corto plazos, así como en moneda local de “A-” y “A-2”.

 

Fuente: Nota de El Economista

Publicado en Revista Industria

10 de junio de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.