Homenaje al Maestro Manuel Felguérez

  • Realizar el mural en CONCAMIN en su momento también fue una suerte, ha sido muy fructífero todo este tiempo que la obra ha estado aquí en la Confederación”. Manuel Felguérez.
  • Revista Industria Digital rinde homenaje al Maestro Manuel Felguérez, fallecido el 8 de junio 2020

Manuel Felguérez (12 diciembre 1928-06 junio 2020) importante artista mexicano pionero del arte abstracto en México e integrante de la Generación de la Ruptura, nació en Valparaíso, Zacatecas en 1929. Inició su educación artística en la Academia de San Carlos. Realizó estudios en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” (1951), la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM (1948), en la Academia de la Grande Chaumier en París (1944-1959), en la Academia Colarossi de Paris (1954-1955) por mencionar los más relevantes.

Desde 1956 se desempeñó en el ámbito académico en diversas instituciones, en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM (1970) y como investigador huésped en la Universidad de Harvard (1976).

Felguérez artista con amplia trayectoria, en 1973 lo nombraron miembro de la Academia de las Artes, y en 1988 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de las Bellas Artes. Fue merecedor de diversos premios y reconocimientos, entre los que destacan el Premio Nacional de artes de México (1988), la beca de la Fundación Guggenheim y el Gran Premio de Honor de la XIII Bienal de Sao Paulo, Brasil (1975), fue nombrado Creador Emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fonca (1993) y obtuvo la Medalla Bellas Artes (2015).

Como un reconocimiento a su trayectoria, en 1998 se fundó el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez cuyo acervo fue donado, en su mayoría, por el propio artista.

En homenaje al artista, en 2019 el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM exhibió una muestra de su obra Trayectorias exposición que se enfoca en tres momentos de su producción artística los murales de desecho, su trabajo con computadora y su obra más reciente. De las obras incluidas el “Mural de Hierro” (1961) fue rescatado por la UNAM luego de permanecer en el cine Diana por más de 50 años.

Para conmemorar los 90 años de vida del Maestro Felguérez, el pasado 10 de enero de 2019, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), reinauguró la famosa máquina del 8° piso “La invención destructiva”.

La obra mural le fue encargada en la década de 1960 por Juan Sánchez Navarro entonces presidente de la CONCAMIN. La obra se armó con materiales poco tradicionales, con partes de maquinaria, engranajes, manivelas, elementos con los que logró deconstruir la máquina.

En aquella ocasión durante la reinauguración, Revista Digital Industria tuvo la oportunidad de conversar con el Maestro Felguérez quien dijo que últimamente le ha tocado dar las gracias, porque la ocurrencia de tener 90 años es complicada, “pero más vale tenerlos que no llegar”, y con ello ha sido objeto de varios homenajes por su trabajo.

Señaló que se sentía muy agradecido por el reconocimiento a su obra, además, en plan personal dijo, “regresar a la época en que hice este mural, me trae muchos recuerdos de cuando trabajé aquí, cuando se iba a mudar la CONCAMIN, y cuando conocí a Juan Sánchez Navarro, en ese entonces presidente de la Confederación, que era todo un personaje dentro de la industria”.

Añadió que el mural de CONCAMIN fue una de sus primeras obras, consideró que lo más difícil siempre es lo primero que se hace y ver que con los años ese trabajo se convierte en un símbolo natural de un espacio, resulta muy emocionante, “fue un gusto trabajar para la CONCAMIN”, indicó.

Al respecto, dijo que en su momento fue una suerte, porque mucha gente ha podido apreciar su obra y gracias a ello ha tenido una gran respuesta, con invitaciones, comprando o encargándole alguna obra, “ha sido muy fructífero todo este tiempo que la obra ha estado aquí en la Confederación”, aseveró.

En ese momento se le cuestionó qué le faltaba por hacer, el Maestro Felguérez indicó que hasta el momento todo lo que se le ha ocurrido lo ha podido realizar, consideró que ha tenido mucha suerte y se dijo muy agradecido con la vida, agregó que lo último que realizó fue un mural para las Naciones Unidas, “un honor inesperado, pues solo hay dos obras mexicanas en la ONU, el otro es un Tamayo que tiene 50 años de estar ahí”.

Revista Industria Digital conversó sobre cómo visualizaba a las nuevas generaciones de pintores y a las nuevas vertientes en el muralismo, indicó que le daba mucho gusto que existan nuevas generaciones. Recordó que a su generación la llamaron “Generación de la Ruptura” y aseguró que el arte siempre tiene ese carácter de algo que rompe la tradición e inaugura una nueva tradición, “nosotros empezamos siendo de vanguardia y ahora nos estamos convirtiendo en clásicos, nos urge una generación fuerte de nuevos pintores, porque todo lo nuevo prestigia lo anterior, los murales que ahora tienen tanto prestigio de Diego, Orozco y demás, todo mundo les decía “los monotes” y desde que creció nuestra generación, se convirtieron en grandes muralistas”, refirió.

Continuó diciendo “es que la propuesta tiene que ser nueva y diferente, ya hay algunos que están iniciando, pero todavía no hay un bloque suficientemente fuerte como para transformar el gusto de la sociedad, pero ya empezaron y me da gusto, entre más rápido salgan mejor, nos conviene, porque nosotros nos volvemos clásicos”.

En ese momento detalló que en 2018 se inició la ampliación del Museo de Zacatecas, para lo cual se necesitaba un terreno que está junto al museo, y después de solicitarlo durante tres sexenios por fin el actual gobernador lo acaba de otorgar, ya se tiene el plan para la nueva ampliación, “eso es lo que me falta por hacer, que se acabe esta remodelación, a ver si lo alcanzo a ver, pero lo importante es que ya se echó a andar”, indicó el Maestro Felguérez.

El Maestro Felguérez reconoció que el apoyo de su esposa Mercedes Oteyza ha sido fundamental en su vida y una parte relevante de su trabajo, recordó “Ella siempre me dice y con razón, ‘tú no haces nada, yo tengo que hacer todo el trabajo, tu nada más estás pintando’, y en cierto sentido es cierto, ella contesta correos, platica con las galerías, lleva la cobranza, valora y acepta exposiciones, tiene listas las fotografías, es un trabajo importante, yo realmente no hago nada, solo pinto y tengo suerte”, concluyó.

Publicado en Revista Industria Digital

08 de junio de 2020

Los comentarios están cerrados.