La cadena de valor del autotransporte hace un llamado para ajustar la NOM-044 de la Semarnat

Las cámaras y asociaciones que integran la cadena de valor de la industria del autotransporte en México publicaron un comunicado en el que divulgaron los resultados del muestreo sobre la disponibilidad de Diésel Ultra Bajo Azufre (DUBA) a nivel nacional y su impacto en el sector, así como la postura respecto a los retos que enfrenta la industria en este y otros temas.

El evento contó con la participación de Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la AMDA; Fausto Cuevas Mesa, director general de la AMIA; Nicolás Rosales Pallares, presidente de AMTM y de la Comisión de Movilidad de COPARMEX; Miguel Elizalde Lizárraga, presidente ejecutivo de la ANPACT; Leonardo Gómez Vargas, director general de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP); Enrique González Muñoz, presidente de CANACAR; Guadalupe Garza Escobar, presidenta del Sector de la Industria Automotriz de CANACINTRA; José Jiménez Jaime, gerente general de la Salomón Dip Leos y Alberto Bustamante González de la INA.

El muestreo realizado para determinar la disponibilidad de DUBA en todo el territorio nacional mostró que este combustible sólo se encuentra disponible en el 72.6% de las estaciones de abasto. Adicionalmente existe una tendencia a la baja en el suministro de DUBA, ya que mientras en 2018 se encontró en el 81.0 % de las estaciones, en el 2019 se identificó el combustible 75.2%.

El muestreo realizado de enero a mayo determinó a 380 estaciones de abasto, con un grado de confianza del 95%. Los representantes del sector recordaron que, en 2019, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) mediante la resolución Núm. RES/1817/2019, otorgó a PEMEX, organismo que provee el 70% del diésel en México, una ampliación al plazo para el cumplimiento de la NOM-016-CRE (NOM-016) relacionada con contenido de azufre en el diésel automotriz. La resolución establece que será obligatorio tener DUBA en todo el territorio nacional hasta el 1o de enero de 2025.

Hasta entonces, solo es obligatorio para PEMEX abastecer con DUBA al 19% de los municipios del país, distribución que no es suficiente ni acorde a las necesidades del transporte al no ser obligatorio en gran parte de los ejes carreteros ni en algunas ciudades de alta densidad poblacional.

Por lo anterior destacaron que, representa una barrera técnica y operativa insalvable, y una imposibilidad material para la aplicación de la NOM-044- SEMARNAT-2017 (NOM-044), ya que esta norma establece que, a partir de 2022, solo se podrán producir/importar unidades vehiculares con tecnología Euro VI/EPA’10 o superiores que forzosamente requieren DUBA para funcionar.

El aplicar la NOM-044, sin considerar la existencia real de DUBA, impactará la renovación vehicular y, por ende, la reducción de emisiones, provocando un “efecto dominó” contrario al esperado en toda la cadena de valor del autotransporte, al aumentar la edad promedio del parque vehicular, comprometer la seguridad vial y afectar el bienestar de la población y el medio ambiente.

Ante esta situación, solicitaron a la SEMARNAT ajustar a la brevedad la NOM-044 para permitir que la tecnología vigente EuroV/EPA ́07 (que puede operar con el nivel de DUBA que tiene el país actualmente) y la tecnología más avanzada Euro VI/EPA’10 se produzcan/importen de manera simultánea, al menos, hasta que se cuente con DUBA en todo el territorio nacional, lo cual dadas las condiciones actuales, no ocurrirá antes de enero de 2025.

Guillermo Rosales, director general de la AMDA comentó que la disponibilidad de DUBA ha caído de manera sostenida de 2018 a 2021, a pesar de que la NOM-016-CRE señala que desde enero 2019 debería haber DUBA en todo el territorio nacional.

Destacó que la ubicación del DUBA está relacionada con la infraestructura almacenamiento de combustible y no a las necesidades de los transportistas. Señaló que existen estaciones que cuentan con DUBA pero la gran mayoría no cumple con la señalética oficial.

“Nuestra postura es en favor del medio ambiente. Buscamos proteger a los mexicanos y mexicanas con la reducción de contaminantes en los vehículos que estamos poniendo en el mercado. Nos parece preocupante el hecho de que esta situación pudiera significar un retraso en la renovación de la flota. Reiteramos el llamado en el sentido de que se prorrogue la posibilidad de cumplir los estándares que están vigentes”. Fausto Cuevas de la AMIA.

«La crisis sanitaria se convirtió en una crisis económica, que retrasará la renovación de la flota transporte público concesionado”. Nicolás Rosales de la AMTM y COPARMEX.

La edad promedio de la flota del autotransporte en México es de 18 años, por lo que al sustituir un vehículo de este tipo por EuroV/EPA’07, obtenemos reducciones aproximadas de 83% de NOx y 50% de material particulado, entre otros beneficios. Desde el 1 de julio de 2019 a la fecha se han renovado más de 50,000 unidades con EuroV/EPA’07, por lo que es necesario continuar reduciendo emisiones con esta tecnología”.Miguel Elizalde por parte de ANPACT.

“En ANTP estamos comprometidos con el medio ambiente, apoyamos los programas de renovación vehicular conforme a las tecnologías y energía disponibles y hoy sabemos, autoridades e industria, que la oferta de DUBA en todo el país no existe, por ello nos sumamos al llamado que hoy hace la industria para que la autoridad otorgue certidumbre y podamos cumplir con la normatividad”. Leonardo Gómez de la ANTP.

“Tenemos la consciencia y responsabilidad de emigrar a energías más limpias y eficientes, sin embargo, la importante cadena de valor del autotransporte tiene un eslabón roto, y éste es el DUBA y la NOM-044. La industria mexicana del autotransporte de carga necesita contar con las condiciones necesarias que brinden certeza operativa sobre la existencia del combustible, para aprovechar las áreas de oportunidad en materia de logística y movilidad que hoy se presentan para el país”. Enrique González de CANACAR.

“Para la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, es de suma importancia destacar que estamos muy preocupados por las consecuencias ambientales y económicas de la entrada en vigor de la NOM-044 en el 2022, sin contar con el abastecimiento en el territorio nacional de DUBA, sobre todo por el retraso en la renovación del parque vehicular”. Guadalupe Garza, del sector de la Industria de CANACINTRA.

“Es indispensable que exista disponibilidad de diésel de ultra bajo azufre en todo el país, a fin de adquirir y poner en operación autobuses que porten tecnologías Euro VI o EPA 13 y que estos estándares se exijan hasta el año 2025, lo que deberá señalarse en la NOM-044 por parte de la SEMARNAT. Así mismo, que la NOM-016 de combustibles automotrices, en particular lo correspondiente al Diésel, debe actualizarse con respecto al compromiso que determinó la CRE y PEMEX, es decir, que la fecha de disponibilidad de DUBA en todo el territorio nacional, se posponga también hasta el año 2025”. José Jiménez, por parte de la CANAPAT.

“El hecho de que la modernización de la flota con las tecnologías nuevas no se pueda llevar a cabo, no es un tema de los transportistas. Preocupa que no están alineados SEMARNAT y PEMEX. Consideramos la necesidad de seguir circulando con las tecnologías con EURO-5 y EPA 7, en tanto no se tenga el combustible adecuado”. Salomón Dip Leos de CONATRAM

“Para impulsar la certidumbre y la inversión, trabajamos por una regulación inteligente. Es un hecho que ha disminuido la existencia de DUBA, a pesar de que nuestra cadena de valor mueve al 56% de la carga de este país, y el 100% de las mercancías nacionales. Somos los principales consumidores de diésel de México, por ello, requerimos el apoyo de SEMARNAT para que haya certidumbre y diésel DUBA”. Felipe de Javier Peña Dueñas, de la Comisión de Transporte de CONCAMIN.

“Hacemos un importante llamado a las autoridades a dar ya la solución a este problema, ya que frena la creación de nuevos empleos en el sector de autopartes“. Alberto Bustamante, de la INA.

Coincidieron en que los beneficios sociales al modificar la NOM-044 y mantener las mejores tecnologías vigentes en el mercado, como Euro V, EPA 7 contribuyen a una mayor seguridad, empleo y a reducir de emisiones en beneficio del medio ambiente y de la población.

En un contexto de recuperación económica ante la pandemia, modificar la NOM-044 generaría incentivos adecuados para renovar la flota y seguir impulsando el crecimiento y la creación de empleos para toda la Cadena de Valor del Autotransporte. La renovación vehicular siempre ha sido y seguirá siendo un camino claro y sólido para reducir emisiones.

ANPACT

Publicado en Revista Industria Digital CONCAMIN

15 de junio de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza

Edición de Información

Los comentarios están cerrados.