Mesa de Reflexión: Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica: Revista Industria Digital de CONCAMIN

Revista Industria Digital presentó en su Mesa de Reflexión coordinada por el Doctor José Luis De la Cruz Gallegos, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) al ingeniero Régulo Salinas, presidente de la Comisión de Energía de la misma Confederación quien dedicó su reflexión al tema de la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica y sus implicaciones para las finanzas públicas.

El Ing. Régulo Salinas presentó la modificación a la Ley de la Industria Eléctrica (15/feb/21) que hizo la CONCAMIN durante el parlamente abierto en la Cámara de Diputados, donde se pidieron opiniones sobre la reforma que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la LIE.

Externó que el acceso al suministro de energía confiable y de bajo costo es condición indispensable para competir con otros países, y generar condiciones adecuadas que contribuyan al desarrollo nacional, por ello  que, “La industria requiere acceso a energía confiable y de bajo costo. Preocupa que se busca eliminar la competencia en el sector eléctrico” y resaltó que donde no hay competencia, los precios suelen ser más altos.

En cuanto al consumo de electricidad destacó que el sector industrial consume el 63% de la electricidad del país, mientras que el sector comercial consume el 6% lo que da como resultado que el 70% de energía que consume el país, es en tarifas no subsidiadas. Señaló que hay una simetría entre el consumo y los consumidores, es decir el consumo industrial está repartido entre mucha empresas.

Aseveró que las tarifas industriales del Servicio de Suministro Básico al que vende la Comisión Federal de Electricidad (CFE) son caras, contra las que rigen en Estados Unidos.

“Entre 44 y 84% más altas que el promedio industrial de Estados Unidos, y 84 y 135% que las que tienen estados con abundancia de energía, como Texas.”.

El Ing. Salinas indicó que mientras que el precio de CFE Suministro Básico no ha cambiado en los últimos 2 años, el precio en el MEM ha disminuido 29%, resultado de la mayor competencia por la baja en el precio del gas natural (39%) y entrada de centrales de generación más eficiente.

Las tarifas eléctricas que debieron haber reflejado esa reducción en los costos de generación porque ahora el precio de los combustibles será menor, las manutuvieron, por eso digo que nos están saliendo muy cara la promesa presidencial”, destacó.

Subrayó que los costos de generación de la CFE son muy altos. Más del doble de los que tienen generadores privados. Incluso el costo variable, es superior que los precios obtenidos por las subastas.

Expresó que las centrales de CFE, además de que son más caras, también son más contaminantes que las del sector privado; uno es porque son menos eficientes y la otra es porque utilizan combustibles más sucios, lo que conlleva una fuerte afectación a la salud.

Por otro lado, expresó que la iniciativa enviada contempla la creación de contratos de cobertura electrónica con compromiso de entrega física que resultarán en preferencia obligada hacia la CFE. Estos contratos sólo los puede suscribir un Suministrador Básico y nada más hay tres permisos: uno lo tiene la CFE, otro el sindicato de Luz y Fuerza del Centro y otro lo tiene un privado que no tiene clientes.

Manifestó que la CENACE está obligada a despachar primero las centrales que tengan estos contratos de entrega física. Y la prioridad en el uso de las Redes de Transmisión y Distribución será para las centrales que tengan estos contratos de entrega física. De proceder esto, todas las centrales de CFE podrían despacharse antes, independientemente de su mérito económico o ambiental, impactando la competitividad del sector industrial.

Primero, habrá mayores costos de generación que eventualmente se reflejarán en mayores tarifas eléctricas “Lo que dice la Reforma es que el costo de generación aumentaría de la orden de los 60,000 millones de pesos anuales, y esto simplemente porque van a estar operando las centrales más caras de las que se tienen ahorita, algunas de ellas son de combustóleo, carbón que tienen precios más altos”.

Quién los va a pagar? Los puede pagar el consumidor o la otra es que el gobierno decida no transferir mayores costos al consumidor y por lo tanto tendrá que aumentar los subsidios a la CFE ahorita los subsidios andan entre los 80,000 millones de pesos anuales”.

De lo que dijo el presidente anteriormente respecto a que no subirán las tarifas eléctricas, ya hace dos semanas especificó que él estaba hablando de los consumidores residenciales y que no habría subsidios para otros consumidores. Aseveró que muchos industriales se verán obligados a cerrar, al no tener energía eléctrica competitiva.

Además habrá una pérdida de inversión y empleo al no ofrecer México energía a precios competitivos. Por otro lado, va a ser difícil que algún inversionista privado quiera invertir en generación de electricidad porque si las plantas van a operar primero que cualquier privada, pues nadie va a arriesgar su dinero.

“Dado que CFE no va a poder con el paquete de inversión que se requiere para el crecimiento de energía del consumo de electricidad del país, es probable que en algunos años empiece a haber escases de electricidad y apagones”.

También resaltó que es probable un colapso del sector financiero mexicano que financió los grandes proyectos de energía en el país. El repago de los financiamientos está vinculado al despacho y cobro de la energía generada por los proyectos financiados.

Referente al autoabasto aseveró que es necesario para que el sector industrial mantenga su competitividad, esto se generó porque el alto costo de la electricidad en México obligó a la industria (bajo el régimen de autoabasto) a instalar su propia generación para poder competir contra extranjeros que compran su energía a la mitad del precio mexicano.

Como conclusión el Ing. Régulo Salinas añadió lo que ocurrirá ya que se aprobó la iniciativa enviada por el Ejecutivo:

1. Cambiar el orden de despacho para dar preferencia a centrales de generación de CFE hará que el costo de generación sea más alto.

Esto resultará, o en mayores tarifas eléctricas, o en mayores subsidios afectando las finanzas públicas.

2. Se requiere del régimen de autoabasto para que la industria pueda competir. Sin esto, muchas empresas se verían obligados a cerrar.
3. La electricidad cara, afectará la competitividad del país, reduciéndose la inversión y generación de empleo.

Otro señalamiento que hizo Régulo Salinas es que si los inversionistas afectados por las modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica recurren a arbitrajes al amparo de los Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs), pedirán una compensación.

Dijo que México deberá compensar las utilidades que recibirían en los siguientes años, por lo que normalmente se establece que sea un pago de 80 por ciento más de lo invertido. “Si la inversión fue de 40 mil millones de dólares, entonces la sentencia es de los 70 mil millones de dólares”.

En cuanto a los Tratados de Libre Comercio, enfatizó que los arbitrajes bajo el amparo del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) obligaría al país a abrir otros sectores para compensar el cierre del energético. Acotó que ningún otro será igual de rentable como el energético.

Señaló que a pesar de que se pusieron cláusulas sobre la soberanía de México en el sector energético, estas solo se refieren a los hidrocarburos, no al eléctrico.

Comentó que el T-MEC permite a Estados Unidos y Canadá a recibir lo que México está ofreciendo en otros tratados.

Añadió que en paralelo se estarán llevando los procesos judiciales internos en México, y existe la figura de la suspension provisional o definitiva, consideró que es probable que el poder judicial otorgue suspensiones definitivas contra la mayor parte de los cambios de la Reforma, por su clara ilegalidad y antiinconstitucionalidad.

Además la afectacion a la confianza es muy grande, porque nadie va a invertir en el sector eléctrico.

En su reflexión, José Luis de la Cruz enfatizó que en este proceso las afectaciones financieras y productivas irían creciendo a lo largo de dos o tres años, cuando de alguna forma se tendría ya el resultado final, pero se tendría ya un costo de generación más alto con emisiones contaminantes mayores.

“Bajo esa perspetiva, evidentemente el planteamiento del sector industrial siempre ha sido cómo generar crecimiento, desarrollo, empleo y confianza en la inversión y en ese sentido siempre se ha buscado generar alternativas que vean por el desarrollo del país”.

Revista Industria Digital CONCAMIN

10 de marzo de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza

Edición de Información

Los comentarios están cerrados.