México, líder en estrategias ante enfermedades crónicas no transmisibles

(Notimex).- La representante de la Comisión de Banda Ancha (CBA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ann Aerts, reconoció el liderazgo de México para implementar estrategias digitales para la prevención de riesgo y el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles.

Al presentar el informe La Promesa de la Salud Digital: Abordaje de Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles para Acelerar la Cobertura Universal de Salud en los Países de Ingresos Medios y Bajos, destacó la importancia de empoderar a los pacientes mediante soluciones digitales para atender sus padecimientos.

La titular del Grupo de Trabajo de Salud Digital de la ONU subrayó la importancia de dicho empoderamiento digital, ya que sin la atención de la carga creciente de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT), la cobertura de salud no podrá alcanzarse.

“A los pacientes se les empodera a través de soluciones digitales que les ayuda a manejar su propia enfermedad, se le detecta de manera más temprana, con la aplicación de un tamizaje proactivo de factores de riesgo”, advirtió.

Reconoció la labor implementada en ese sentido en México, así como las estrategias digitales denominadas Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles y el Sistema Nominal de Información Básica en Salud, entre otros.

Otro ejemplo de salud digital es la aplicación MiSalud, que permite un control puntual de las mujeres embarazadas y de su bebé hasta los cinco años de edad.

También la aplicación (App), RadarCiSalud, donde se muestran las unidades médicas más cercanas al sitio donde se encuentra la persona, sin necesidad de estar conectada a Internet.

Ann Aerts resaltó la trascendencia de incluir en las políticas públicas en todas las regiones del mundo, este tipo de herramientas para garantizar una atención especializada, oportuna y la prevención de situaciones de riesgo.

Refirió que el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias, que son prevenibles, ocasionaron 41 millones de muertes en 2016.

Ante este panorama, reveló que en su informe se proponen seis niveles de acción que pueden ayudar a los países a transformar el acceso y obtener una atención efectiva en el tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Entre ellas,  se incluye una estrategia nacional de salud digital respaldada por un liderazgo político sólido y una gobernanza que incluya múltiples instancias interesadas; regulaciones y políticas que protejan la seguridad y privacidad de los pacientes y, al mismo tiempo, permitan que la innovación continúe a un ritmo acelerado.

También sugirió conectividad entre las personas y los sistemas a través del apoyo a la infraestructura de comunicación digital y la construcción de plataformas comunes.

Un componente más son los datos compartidos, que pueden ser aprovechados para gestionar mejor la atención, mediante el establecimiento de marcos de interoperabilidad; alianzas entre las diversas instancias del sistema de salud, y modelos de financiamiento adecuados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.