Mujeres representan 46 por ciento de usuarios en servicios financieros

(Notimex). La inclusión financiera en la actual administración ha resultado muy exitosa y logró reducir la brecha de género, pues ahora 46 por ciento de quienes utilizan los bancos y otros servicios para el manejo de su dinero son mujeres, revela la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) comparó que al inicio de la actual administración, en 2012, solo 30 por ciento de la población con al menos una cuenta en el sistema financiero eran mujeres, mientras que en 2018 este indicador subió a 45.9 por ciento.

En el Informe Semanal de su Vocería, apuntó que esto es más notorio en las zonas rurales, donde no solo aumentó, sino que se logró reducir la brecha comparativa y ya son más mujeres (41.6 por ciento) las que manejan sus recursos en bancos y otras entidades financieras.

Como resultado la reforma financiera y por las inversiones de bancos y otras entras entidades del sector financiero, destacó, se registran los avances históricos más importantes en materia de inclusión de grupos de población al sector bancario.

Así, entre 2012 y 2018 más de 15 millones de mexicanos adultos se incorporaron al sistema financiero y cuentan con al menos un producto para el manejo de sus recursos personales, familiares y de sus negocios, anotó.

Los datos de la ENIF 2018 revelan que entre otros avances registrados en el actual sexenio la población con dos o más productos financieros creció en alrededor de 10 millones paran sumar 34.5 millones, mientras que el número de cuentas de ahorro o nómina aumentó 12 millones, debido en gran parte al esfuerzo para bancarizar a los beneficiarios de los programas sociales.

La dependencia federal refirió que en este año cerca de la mitad de los adultos (43 por ciento) en México hacen uso de las sucursales bancarias, mientras que 45 por ciento acuden a cajeros automáticos.

El mayor incremento se ha dado en el uso de corresponsales, por el aumento en 10.4 millones de personas que hacen uso de este servicio, expuso.

En tanto, resaltó, el uso de la banca móvil tiene el potencial de hacer aún más expedito el contacto con el sistema financiero.

En este segmento se observan muy buenos resultados por el esfuerzo en las inversiones en tecnología, ello derivó en un aumento de personas con servicio de banca móvil hasta acumular un total de siete millones respecto al inicio de la actual administración (los usuarios pasaron de 1.4 millones a 8.4 millones entre 2012 y 2018).

La Secretaría de Hacienda indicó que en otros productos financieros, los resultados indican que el número de adultos con algún crédito creció en 5.3 millones, al pasar de 19.3 a 24.6 millones.

La población adulta con algún seguro privado aumentó en 4.6 millones (de 15.5 a 20.1 millones) y el número de adultos con una cuenta individual de ahorro para el retiro se expandió en 11.7 millones de adultos (de 19.6 a 31.3 millones).

La ENIF 2018 también brinda datos a nivel regional por primera vez, y denota que el Noroeste presenta la mayor proporción de población financieramente incluida, con 82 por ciento; seguida por la Noreste, 75 por ciento; Occidente y Bajío, 67 por ciento; Sur, 68 por ciento, y la región de Centro, Sur y Oriente, 60 por ciento.

A su vez, 72 por ciento de la población adulta que vive en la Ciudad de México está incluida financieramente, puntualizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.