Se logró con el IMSS un acuerdo de diferimiento de cuotas patronales

Manuel Reguera Presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos, informó que se llegó a un acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en relación al diferimiento de las cuotas patronales, iniciativa impulsada por Salomón Presburger, integrante del Consejo Técnico y expresidente de CONCAMIN.

Indicó que en este convenio de pagos en parcialidades se había solicitado cero interés, pero no fue posible y el IMSS se apegó a lo que dicta la propia ley de ingresos del Seguro Social, así como la aplicación supletoria del Código Fiscal, por tanto, el convenio quedó como un pago a plazos, fundamentado en la causa de fuerza mayor por la pandemia, destacó que será sin garantías, también logro del Consejero Presburger. Como dato adicional comentó que hay 4,270 patrones que lo han solicitado y consideró que fue un buen logro, pues representa una bocanada de oxígeno para las empresas, sobre todo pequeñas y medianas, que podrán aprovecharlo en este regreso a la normalidad.

Asimismo, indicó que el IMSS tiene una propuesta de realizar una asesoría fiscal oportuna y enviará alrededor de cien mil correos a los patrones que están atrasados, finalmente agradeció la ayuda del maestro Zoé Robledo, director General del IMSS, quien apoyó este esfuerzo”.

Por otro lado, comentó que el IMSS,  a través de la Dirección de Prestaciones Económicas, sacó un manual de precauciones para el regreso a la nueva normalidad y reconoció el trabajo hecho en este sentido por el Instituto Mexicano del Seguro Social, que incluye el paso a paso para la apertura de los trabajadores en las empresas, pero también dijo, es necesario que esa cultura pueda permear en sus casas, pero indicó que sigue preocupando el tema del transporte.

Por su parte, Salomón Presburger puntualizó que la prioridad en esta pandemia es sobrevivir, tanto en lo personal como en las empresas y resaltó que las empresas quiebran por falta de flujo, por tanto, es prioritario alargarlo y cuidar el dinero, razón por la cual se pidió y presionó para lograr este diferimiento de pagos, explicó que lo que se está difiriendo es el 80% de la cuota patronal, la obrera no se ha logrado diferir.

Agregó que el diferimiento lo pueden escoger las empresas de entre 12 a 48 meses y la tasa de interés varía entre 1.26 a 1.86% dependiendo del tiempo, entre mayor sea éste, más caro es el interés, y si se hace anualizado, varía entre 15 y 18% más o menos, pero es mejor que caer en multas, recargos y actualizaciones, y consideró que es más benéfico para las empresas adherirse a este convenio.

Enfatizó que las empresas interesadas en recibir este apoyo deben contactar con el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde les darán instrucciones de cómo acceder a este beneficio, “creo que es momento de que las empresas que no pudieron pagar se acerquen a esta oportunidad para no caer en el impago y evitar sanciones”.

Los comentarios están cerrados.