Sector privado estima baja del PIB turístico de 3.0 a 1.6 por ciento

El presidente de Grupo Posadas y del Consejo Coordinador Empresarial Turístico (CNET) Pablo Azcárraga Andrade, señaló que el PIB turístico pasará de 3.0 por ciento al que ha venido creciendo, a 1.6 ciento.

El turismo en México, señaló, ya tiene un impacto negativo en la economía nacional, luego de que durante el primer trimestre del año ha habido afectaciones en el número de visitantes, ingresos de divisas, y utilidades de las empresas.

“Hoy nuestro sector está gritando ayuda, auxilio. Tenemos una situación que no está funcionando. Este primer trimestre del año traemos ya una afectación importante no únicamente en las visitas o en los ingresos de divisas, sino más importante, en las utilidades de las empresas”, expuso durante su participación en el XVII Foro Nacional de Turismo.

Lo anterior quiere decir que en vez de que el PIB turístico contribuya al crecimiento de la economía Nacional, ahora se mantendrá o inclusive se va a convertir en un factor que decrezca el PIB nacional.

Agregó que ya se tiene un impacto no únicamente en el volumen del negocio, sino también en los precios, al no tener la capacidad por la falta de producción, y que al no poder llenar el volumen de los servicios turísticos se ha tenido que caer en completar de último momento con una disminución de precios.

Destacó que la afectación en las utilidades de las empresas turísticas en México es de alrededor de 15 por ciento en el Ebidta (flujo operativo) durante los primeros tres meses del año, considerada temporada alta, cuando generalmente las empresas recaudan 60 por ciento de sus utilidades.

“El daño ya está, ese agujero que ya se ocasionó ahora difícilmente va a ser cubierto. Eso no quiere decir que no podamos de alguna forma corregir rápido y tomar las decisiones que se requieran tomar para cambiar esa tendencia”.

En ese sentido, Azcárraga Andrade precisó que países del Caribe con los que México compite, como Jamaica, República Dominicana, Puerto Rico o Aruba reportan crecimientos que van del 16 por ciento en el caso de Dominicana, hasta un 20 por ciento en el caso de Jamaica.

“Estamos estimando, dado lo que ya está sucediendo por las decisiones de eliminar la promoción y la publicidad, las decisiones de no tener el futuro de mejorar la conectividad aérea… y no responder sobre todo a lo que ya con varios años tenemos, que son los índices de inseguridad; ahora tenemos un problema adicional de sargazo”, abundó.

De igual forma, la generación de empleos registrada año con año en el sector, de casi cuatro millones de empleos directos se va a frenar, al igual que la recaudación fiscal, con una caída progresiva que para 2024 se traducirá en alrededor de 20 mil millones de pesos.

Ante ello, comentó que el sector empresarial del país está preocupado ya que hay inversión que está en camino pero “la pregunta que todos nos hacemos es si la economía del país no crece a los niveles que debería de crecer, ¿se va a dar la inversión adicional?”.

“Mi objetivo no es alarmar ni crear una crisis donde creo que no la necesitamos, mi objetivo es decir aquí es donde estamos parados, es lo que estamos viendo y estamos a tiempo de tomar decisiones que nos permitan darle la vuelta a lo que hoy es una crisis”.

Agregó que el sector debe reconocer en dónde está en este momento, levantar la mano y gritar que se requieren cambios urgentes o de lo contrario la situación puede empeorar, sobre todo, en un momento en donde no hay ninguna necesidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.