Si no reaccionas, ¡podrías perder el registro de tu marca!

Las marcas registradas a partir del 10 de agosto de 2018 deberán cumplir con la obligación de declarar su uso.

Derivado de la reforma a la Ley de la Propiedad Industrial publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de mayo de 2018, con entrada en vigor a partir del 10 de agosto de 2018, se creó una nueva figura en este marco regulatorio “la declaración de uso”.

La declaración uso consiste en informar el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el uso real y efectivo de tu marca, avisos y/o nombres comerciales, siendo el titular del registro de marca el responsable declarar su uso, tal como se menciona a continuación:

Conforme al artículo 233 de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI): “La marca deberá usarse en territorio nacional, tal como fue registrada o con modificaciones que no alteren su carácter distintivo. El titular de una marca deberá declarar su uso real y efectivo, indicando los productos o servicios específicos a los que ésta se aplica… (sic)”, de acuerdo a lo estipulado en el título de registro de marca expedido por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, haciendo hincapié que no se pueden aumentar los mismos, pero sí disminuir en caso de considerarlo necesario, pagando la tarifa correspondiente.

Dicho trámite debe realizarse dentro de los tres meses posteriores, contados a partir de que se cumpla el tercer año de haberse otorgado la concesión, en caso de no hacerse en el término antes señalado, el registro otorgado caducará de pleno derecho, perdiéndose los derechos que se tenían, en consecuencia, se deberá comenzar nuevamente con el trámite de registro de marca como la primera vez.

En resumen:

¿Quién debe presentar la declaración de uso?

El titular de una marca deberá declarar su uso real y efectivo, indicando los productos o servicios específicos a los que ésta se aplica, acompañando el pago de la tarifa correspondiente.

¿Cuándo debo presentar mi declaración de uso?

La declaración deberá presentarse dentro de los tres meses posteriores a que se cumplan los tres años de la fecha de otorgamiento del registro.

¿Qué sucede si no hago mi declaración de uso?

La consecuencia será la caducidad del registro de pleno derecho y con ello la extinción de la marca por caducidad. 

Considera que, al caducar la marca se pierde el registro y por lo tanto la exclusividad sobre la marca.

¡Importante! la declaración de uso real y efectivo de las marcas aplica únicamente a aquellas otorgadas por primera vez a partir del 10 de agosto de 2018, sin que se tomen en cuenta las renovaciones favorables concedidas dentro de dicho período.

No es necesario presentar pruebas o evidencias de su uso, toda vez que el trámite se realiza bajo protesta de decir verdad. Sólo se hace una vez y es muy independiente a la renovación de la vigencia.

Con esta medida el IMPI busca verificar que las marcas sí están siendo utilizadas, pues en muchas ocasiones se obtiene el registro, pero nunca se hace uso de ella, quitándole la oportunidad a otra persona que sí tiene un plan comercial para explotar dicha marca.

Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI)

Publicado en Revista Industria Digital CONCAMIN

24 de agosto de 2021

Los comentarios están cerrados.