Trece meses de caída de la industria ¿Cuál será el efecto en el mercado laboral?

Resumen

México sigue enfrentando las consecuencias de no contar con una política industrial integral y orientada al fortalecimiento de las capacidades productivas de los sectores estratégicos para elevar la generación de empleo y el crecimiento económico.

En los meses por venir, se tendrá que atender la consecuencia que la debilidad industrial puede tener para el mercado laboral y el consumo privado: de acuerdo con el comunicado del IMSS dado a conocer, entre diciembre del 2018 y noviembre del 2019 solamente se generaron 345.7 mil empleos formales, una cifra lejana a los 1.2 millones que se requieren por crecimiento de la población.

Lo descrito es particularmente delicado porque la recesión industrial doméstica se ha exacerbado por la marcada desaceleración de la industria de Estados Unidos.

De igual forma será necesario considerar que sin una política industrial México enfrentará un contexto complejo para cumplir los requerimientos que en materia laboral, medioambiental y de contenido regional que impondrá la nueva arquitectura del T-MEC. Algunos de los criterios de solución de disputas en materia laboral podrían afectar al país.

En breve:

  • La actividad industrial de México se mantiene en recesión al acumular 13 meses de caídas consecutivas.
  • Únicamente la reactivación de la inversión de los sectores público y privado podrá revertir la tendencia negativa de la capacidad potencial que se observa en la industria en general y en la construcción y la minería en particular.
  • De igual forma únicamente un aumento vigoroso de la inversión tendrá la capacidad de evitar que el ciclo económico de las manufacturas, la construcción, el transporte, la maquinaria y equipo, por ejemplo, mantenga una tendencia negativa.

o En consecuencia, se requiere un programa contingente de reactivación industrial, basado en el contenido nacional, para garantizar que el gasto e inversión de gobierno pueden detener las tendencias que persisten en sectores como la construcción y que ya han llegado a la manufactura.

Análisis

De acuerdo con la información publicada por el INEGI, la actividad industrial de México contabilizó trece meses consecutivos de retroceso.

  • Derivado de dicha situación, y como se puede confirmar con la evolución del ciclo económico del sector, se puede afirmar que la industria mexicana sigue en recesión, la más prolongada desde el periodo 2008-2009.

 

  • Dicha situación se desprende de la contracción que exhibe la capacidad potencial de la industria, una dinámica que sólo se podrá revertir con mayor inversión pública y privada, particularmente en los sectores productivos más afectados por la recesión industrial.

Situación industrial en octubre

Durante el décimo mes del año la industria cayó (-) 2.8% a tasa anual. La mayoría de los componentes principales retrocedieron:

  • Construcción (-) 8.9 %.
  • Manufacturas (-) 1.2%.
  • Minería (-) 2.1%.

Únicamente la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final exhibió crecimiento (4.4%).

  • En función de lo anterior, y de la merma en recaudación de IVA, ISR e ingresos petroleros reportada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, es previsible que el Indicador Global de Actividad Económica volverá a presentar una tasa negativa para el informe del mes de octubre.

Con la información disponible, se puede estimar que el crecimiento promedio de la actividad industrial es de (-) 1.9%, tanto para los primeros diez meses del 2019 como desde el inicio del sexenio.

  • Lo anterior fue el resultado de que 16 subsectores de la industria tuvieron una variación negativa, cuatro un incremento positivo pero inferior al 1% y nueve exhibieron un aumento superior al 1%.

La variación de (-) 1.9% es la menor para los primeros once meses de las últimas tres administraciones, aunque superior a lo registrado durante el inicio de la gestión de Ernesto Zedillo y Vicente Fox.

En la actual coyuntura, se tiene que tanto el ciclo económico de sectores productivos estratégicos (manufacturas y construcción), como de subsectores relevantes (transporte, maquinaria y equipo, por ejemplo) también mantienen una tendencia negativa. En estos casos hay dos aspectos que se deben mencionar:

  1. Los ciclos de las manufacturas, transporte y maquinaria y equipo de Estados Unidos igualmente se mantienen a la baja, un hecho que incide (además de la debilidad del mercado interno nacional) en el comportamiento del ciclo de las manufacturas en México y vuelve complejo un escenario de rápida recuperación.
  2. La capacidad potencial del sector de la construcción y de la minería siguen disminuyendo: sin una reactivación de la inversión pública y privada, esa tendencia podría comprometer el futuro no solo de la construcción y de la minería, también tendrá efectos negativos sobre otras 50 ramas de la economía.

https://idic.mx/wp-content/uploads/2019/12/VozIndustria-20191212-Vol-07-Num-186-Trece-meses-de-caida-industrial-cual-sera-efecto-en-mercado-laboral.pdf

Publicado en Revista Industria Digital

16 de diciembre de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.