Tres desafíos mundiales para el transporte carretero

La Organización Mundial de Transporte por Carretera (IRU, por sus siglas en inglés) considera tres desafíos mundiales para el transporte carretero: Frenar el déficit de conductores; impulsar marcos regulatorios y reducir los embates de la inseguridad que están afectando a la industria en distintas regiones del mundo.

Durante la Asamblea Anual de la IRU, Enrique González Muñoz, presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), señaló que la falta de conductores profesionales es un problema que padece el sector a nivel internacional.

“Esto está generando preocupación al Consejo de la IRU, ya que se debe pensar en generar un escenario equitativo para todos los empresarios, sin importar el tamaño de las empresas ni el país de su procedencia”, sostuvo.

Agregó que la experiencia de la Asamblea sirvió para ratificar el compromiso con el gremio nacional para continuar estableciendo centros de capacitación.

Por otro lado, se realizó un análisis para impulsar medios de transporte de alta capacidad de carga que hagan más eficiente y seguro el traslado de las mercancías. González Muñoz dijo que la diferencia es el enfoque. Ya que la propuesta nace como una posible solución al déficit de conductores y también para reducir emisiones. Los integrantes de la IRU tienen claro que los vehículos de alta capacidad de carga están hechos para productos y carreteras específicas.

En cuanto a la inseguridad, el robo de mercancías y camiones está golpeando a la comunidad europea y norteamericana por igual. Señaló que en España se roban productos de petroquímica secundaria, así como hidrocarburos.

La diferencia con México es que el Gobierno español alcanzó sinergias con los transportistas y actuaron frente a grupos radicales, dedicados al terrorismo, al ser identificados como los responsables de los robos.

Integrantes de la IRU han identificado un crecimiento desmedido en el mercado secundario de autopartes relacionado con el robo de unidades pesadas atribuido a la cercanía con África y Asia. “El robo de camiones y la venta de piezas es algo que también se vive en México, y hemos tomado nota de algunos casos de éxito en los que se revirtió el problema”, señaló.

Tras sostener un diálogo con la American Trucking Association (ATA), se precisó que el robo de mercancías es un fenómeno que también está afectando a los transportistas norteamericanos. Dijo “Allá no se roban los camiones, sólo las mercancías”.

Fuente: Revista Transportes y Turismo www.tyt.com.mx

Publicado por Revista Industria                                     15 de mayo de 2019

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.