Confirmar la calidad de los combustibles, misión de Movilab NYCE

Con la puesta en marcha de la Reforma Energética, la industria de los hidrocarburos en México ha experimentado una revolución que traerá una serie de beneficios para la economía nacional, así como para generar la confianza para los inversionistas internacionales.

Uno de estos beneficios es que ahora se podrá confirmar la calidad de las gasolinas Magna, Premium y diésel comercializadas en nuestro país; esto, gracias a la colaboración establecida entre las autoridades de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la iniciativa privada en cada una de las etapas de la cadena de producción y suministro hasta que llega al consumidor final.

Esto es ahora posible con la publicación de la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 y el inicio de operaciones de empresas tecnológicas como Laboratorios Movilab NYCE que, mediante una serie de protocolos de pruebas prescritas en la norma, podrán garantizar el cumplimiento de las especificaciones del combustible

en cada una de sus etapas de entrega-recepción.

Es así que para este 2018, Laboratorios Movilab NYCE se incorpora al mercado de ensayos de laboratorio para evaluar las especificaciones de calidad de los petrolíferos; uno de los primeros en recibir la acreditación ante la Entidad Mexicana de Acreditación (ema) y que tiene en proceso el trámite de aprobación ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para con ello iniciar la operación de este servicio en el país.

Estamos hablando de un laboratorio de “tercera parte”, conocido así debido a que no tiene intereses con ninguno de los actores involucrados en el proceso -ni con las autoridades, ni con las empresas participantes, ni con los consumidores-, por lo que sus informes de resultados tienen un alto nivel de credibilidad.

Si bien, no fue una labor sencilla. Para poder lograrlo, la empresa Movilab, con más de 20 años en el análisis de combustibles como gas natural y petróleo crudo, y el organismo de certificación NYCE, fundado en 1994 para atender los servicios de evaluación de la conformidad de industrias como la automotriz, la electrónica, las telecomunicaciones y las tecnologías de la información, sumaron sus capacidades y crearon esta nueva empresa: Laboratorios Movilab NYCE.

Debido al interés en el tema nos dimos a la tarea de platicar con la Ing. Janet Rojas Andersen, Presidente del Consejo de Administración de Laboratorios Movilab NYCE, quien compartió a la Revista Industria, que: “Nuestro interés surge de la necesidad de ofrecer servicios confiables para las empresas del ramo de combustibles, como gasolinas y diesel, que necesitan demostrar el cumplimiento con la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016, de forma ética y transparente”.

“Sabemos que se trata de un mercado muy amplio y diverso en el que la experiencia de Movilab y el prestigio de NYCE pueden generar una opción muy competitiva de negocio”, explicó Janet Rojas.

De acuerdo con la Ing. Rojas, debemos entender a “la calidad del combustible” como la posibilidad de que los consumidores puedan obtener un hidrocarburo que funcione de forma adecuada en los automotores y no genere daños a las condiciones medioambientales existentes en todo nuestro país.

Para entender de forma completa este concepto, es importante saber que la gasolina y el diesel son una mezcla de hidrocarburos obtenida del petróleo por destilación fraccionada, que se utiliza principalmente como combustible en motores de combustión interna.

En el proceso de evaluación del laboratorio, el petrolífero en cuestión es analizado según sus propiedades. Por ejemplo, se miden características como el octanaje, que indica la resistencia que presenta el combustible al producir el fenómeno de la detonación, proceso que libera la energía necesaria.

De acuerdo con la NOM-016-CRE-2016, el octanaje mínimo de la gasolina Magna debe ser de 87.0 puntos, mientras que el de la categoría Premium debe ser de 91.0 puntos, por lo que las gasolineras deberán demostrar que el producto que ofrecen con ambas denominaciones cumple con estas características sin posibilidad de cometer algún error o descuido.

Según la Norma Oficial Mexicana, todas las empresas que participan en la cadena de producción, importación, distribución y suministro de gasolinas Magna, Premium y diésel, deberán cumplir con las pruebas de laboratorio para establecer las propiedades de estos productos y posteriormente recibir de Movilab NYCE un informe que deberá ser presentado ante la unidad de verificación correspondiente o ante la propia Comisión Reguladora de Energía, en caso de ser requerido.

Janet Rojas señaló que la mayor parte de las gasolinas y diesel que utilizamos los mexicanos se importan principalmente de las refinerías estadounidenses de Texas pero que, gracias a la apertura de la Reforma Energética, ahora cualquier empresa podrá importar combustibles de cualquier parte del mundo.

Por esta razón, es fundamental que cada etapa de la cadena de producción y distribución de los combustibles cumpla con las pruebas de laboratorio necesarias que permitan a las autoridades y a los empresarios establecer una trazabilidad de su origen.

Mercado objetivo

En el caso de las empresas dedicadas a la producción, importación, transporte y almacenamiento de combustible, las pruebas de laboratorio deberán realizarse en cada operación que realicen. En cambio, para las estaciones de servicio, el análisis se realizará cada tres meses con muestras de cada uno de sus tanques subterráneos de almacenamiento.

Para garantizar la seguridad y la imparcialidad de estos procesos, será directamente el personal de Movilab NYCE el encargado de tomar las muestras necesarias para realizar los ensayos.

“De acuerdo con nuestras perspectivas de negocio, estamos hablando de un mercado en el que el principal punto visible son las más de 11 mil estaciones de servicio establecidas en toda la geografía nacional, a las que se suman las empresas dedicadas a la producción, importación, distribución y almacenamiento de gasolinas y diesel”, señala Janet Rojas.

“Es una gran responsabilidad pero tenemos las capacidades necesarias para atender a los usuarios que se acerquen a solicitar nuestros servicios”, sostuvo la Presidente de Laboratorios Movilab NYCE.

Estrategia de comercialización

Respecto a la estrategia de comercialización de Movilab NYCE, Janet Rojas Andersen comentó que sus esfuerzos iniciales se centrarán en aquellas zonas en las que se concentra el mayor número de estaciones de servicio, como son: la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. No obstante, se mantendrá una cobertura a nivel nacional para considerar aquellos puntos en donde se realizan las labores de almacenamiento y transporte de combustibles a gran escala.

Señaló el caso de Veracruz, específicamente en la región de Tuxpan, que tiene una actividad petrolera muy importante y que podrá ser atendida por las instalaciones con las que ya cuenta Movilab desde hace varios años trabajando en temas de gas natural y petróleo.

Futuro de Movilab NYCE

Respecto del futuro de Laboratorios Movilab NYCE, la Presidente del Consejo de Administración indicó que, a corto plazo, se buscará la incursión en otros combustibles que también incluye la NOM-016-CRE-2016, como los combustibles de aviación, gas LP y combustóleo.

Mientras que, a mediano plazo, se buscará conjuntar a un equipo de trabajo que pueda acreditarse como Unidad de Verificación -para estaciones de servicio- encargado de inspeccionar elementos de la misma Norma Oficial Mexicana de hidrocarburos, como lo es el garantizar que exista un registro diario de operaciones; que se realicen los ensayos de laboratorio necesarios por año y que se cuente con un sistema de medición de combustibles en línea; elementos que deberán quedar asentados en un dictamen.

Por ahora, el compromiso de Laboratorios Movilab NYCE con las empresas en México es muy claro.

“Las empresas que contraten nuestros servicios tendrán la seguridad de contratar un servicio técnicamente competente, imparcial y confiable. Para nosotros es muy importante que nuestros clientes tengan plena confianza en nuestras actividades, ya que tanto Movilab como NYCE son dos organismos que se caracterizan por trabajar con transparencia y altos estándares de ética”, finalizó Janet Rojas Andersen, Presidente del Consejo de Administración de Movilab NYCE.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.