2o Informe Semanal COVID-INDUSTRIAL: Efectos en la economía, la industria y el empleo

Se llevó a cabo el Segundo Informe COVID-INDUSTRIAL, efectos de la economía, la industria y el empleo, organizado por la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, con la participación del Presidente de CONCAMIN, Francisco Cervantes Díaz, Manuel Pérez Cárdenas, Jefe de la Oficina de Presidencia, José Luis de la Cruz, Presidente de la Comisión       de Estudios Económicos, los Vicepresidentes  de  la  Confederación  y  voceros  de  COVID-INDUSTRIAL,  Raúl  Picard,  Alejandro Malagón y José Cohen, Guillermo Funes, así como Eduardo Solís, encargado de las Cadenas Globales de Suministro del COVID- INDUSTRIAL.

Manuel Pérez Cárdenas, recordó que el COVID-INDUSTRIAL, es un instrumento creado para informar sobre las propuestas frente a la pandemia de COVID-19, así como de cierre de fuentes de empleo y de empresas que se vayan registrando. Añadió que la CONCAMIN no persigue ningún propósito político o ideológico, y que su posición es solidaria con la sociedad mexicana.

Puntualizó que el interés esencial es proteger y mantener el empleo de más de nueve millones de trabajadores y que para hacerlo posible se debe preservar a las empresas, destacando que en México el 90% de las fuentes totales de empleo es creado por el sector privado. Asimismo, subrayó la importancia de conformar un Grupo de Alto Nivel en el que gobierno, sector privado, representantes de los trabajadores y académicos puedan formar un diagnóstico compartido, ya que hoy, más que nunca, se requiere  de unidad nacional para superar este reto.

Reiteró el llamado al Gobierno Federal para que escuche y atienda las propuestas que los industriales han planteado desde el principio de la crisis sanitaria y comentó que en el sector privado han realizado grandes esfuerzos para mantener a salvo las empresas, pero no es viable cargar al empresario el peso entero de la crisis.

Al hacer uso de la palabra, el presidente de CONCAMIN, Francisco Cervantes Díaz  dijo que los tiempos actuales son insólitos, inesperados y sorprendentes, pero también retadores y llenos de nuevas oportunidades, que requieren de templanza, flexibilidad, tolerancia, visión y de gran fortaleza para lograr los objetivos, entre los que destaca preservar las fuentes de empleo.

Aseguró que la industria no es un ente que deba ser calificado desde un punto de vista político, partidista o ideológico, sino que es un lugar privilegiado donde coinciden    la visión de lo por hacer, conjugados con el valor de quien arriesga al invertir, el talento y la fuerza del trabajador, sumando voluntades y capacidades para forjar un producto, un servicio o ambos para satisfacer necesidades y generar el progreso de los miembros de la colectividad, hoy global.

“Es por ese valor especial de la industria que la defendemos y seguiremos defendiendo. Sin la industria no hay futuro ni nación”.

En tiempos de crisis como los actuales, hemos reforzado nuestra unidad, lo que nos permite dar nuevos pasos que reflejan la voluntad de todos, “aquí no hay iluminados, solamente hay seres preocupados por mantener su legítimo patrimonio, porque así sirven al progreso de individuos, familias y del país”.

Por su parte, José Luis de la Cruz, Presidente de la Comisión de Estudios Económicos  de  CONCAMIN  presentó  un panorama de la situación económica de México y lo que acontece a nivel internacional y la forma en que inciden algunas precondiciones que ya teníamos, que sumado a la caída del precio del petróleo, agravan esta situación.

Destacó que la actividad industrial de Estados Unidos reportó una caída de 5.5%, una de las mayores en la última década, que básicamente viene a sumarse a seis resultados previos que ya eran desalentadores, y consideró que esto es preocupante porque incide directamente sobre la economía mexicana y refleja la contracción que está empezando a sufrir ese país.

ANALIZAR GRÁFICA 1

Expresó  que  si  bien  es  evidente  que  el ciclo en la actividad fabril venía descendiendo desde principios del año pasado, lo que se muestra para marzo es que vuelve a exacerbar la tendencia a la baja, todavía no se observa el fondo, porque muy probablemente las mayores afectaciones van a llegar entre los meses de abril y junio, que es lo que se está previendo en la mayor parte de los análisis y en donde se deriva que el Producto Interno Bruto de EUA en 2020 puede llegar a caer hasta un 5%.

Agregó que la tendencia de la actividad industrial de México también venía a la baja desde mediados del 2018 y con el dato de EUA, seguramente lo que observaremos es que continuará con esa fase de debilitamiento.

Otra preocupación que comentó es que, en lo se refiere a la capacidad utilizada de la industria manufacturera (es decir, del 100% de la capacidad teórica instalada de las manufacturas) hasta el mes de febrero, que es el último dato de la economía, hay una clara tendencia a la baja, desde antes del problema del coronavirus.

ANALIZAR GRÁFICA 3,4 y 5

Dijo que los derivados del petróleo, un sector al que se le ha apostado mucho, vive no sólo una tendencia a la baja sino que la capacidad utilizada apenas sobrepasa el 40%, lo que es algo significativo sobre todo tomando en cuenta que esta rama industrial ya venía debilitada.

ANALIZAR GRÁFICA 6

Situación similar se vive en la fabricación de equipo de transporte, donde previo al coronavirus ya venía descendiendo ya que hasta febrero se había alcanzado al menos un mínimo, pero el cierre de plantas que se ha observado desde marzo va a exacerbar esta situación.

ANALIZAR GRÁFICA 7

Comentó que si las medidas que están frenando a la economía perduran hasta el 15 de mayo y que actualmente involucran aproximadamente al 70% de la actividad industrial, el PIB del sector puede caer alrededor de 7.6% en todo el año, lo que implicaría una pérdida de 500 mil millones de pesos y, si las medidas se extienden más allá del 15 de mayo o el paro del sector es más amplio, las tendencias negativas se incrementarán.

ANALIZAR GRÁFICA 8

Consideró importante analizar esta situación en el contexto actual, donde el gobierno mexicano pierde una parte importante de sus ingresos por la mayor caída histórica del precio del petróleo, por lo que es fundamental buscar la reactivación del sector industrial, que será el único mecanismo que va a poder vincularnos a las economías de EUA y de la Unión Europea cuando comience su reactivación, y al mismo tiempo generar empleos.

ANALIZAR GRÁFICA 9

Por su parte, los Vicepresidentes de CONCAMIN y voceros del COVID-INDUSTRIAL, Raúl Picard,  Alejandro  Malagón  y  José Cohen hicieron una presentación de la industria mexicana por el COVID-19, basada en una encuesta realizada del 17 al 20 de abril del presente con la participación de un número importante de empresas de los más diversos sectores industriales, entre ellos la construcción, el papel, alimentaria y maderera, entre otros, de las cuales el 87.68% son Mipymes.

ANALIZAR GRÁFICA 10 y 11

De las empresas encuestadas, el 92.31% tiene como enfoque principal el mercado nacional y sólo el 7.7% se orienta al mercado de exportación. De las empresas cuyo principal enfoque es el mercado nacional, el 31.06% las lleva a cabo en la zona centro del país.

ANALIZAR GRÁFICA 12y 13

De esta encuesta se desprende que el 94.16% de los sectores han tenido impactos negativos y el 57.29% han visto reducidos sus ingresos, entre el 51 y el 100% de sus ventas. Señalaron que son datos preocupantes, porque casi la mitad de los sectores están teniendo una baja muy fuerte en las ventas.

ANALIZAR GRÁFICA 14

El 45.40% de estas empresas que atendieron la encuesta, señalaron que disminuirá sus objetivos derivado de la contingencia originada por el COVID-19 y solamente 6.23% los aumentará.

ANALIZAR GRÁFICA 15

El 60% de los participantes señaló que su principal problema es la reducción de la demanda.

Esta gráfica nos dice que a nivel empresarial el dato más importante es que el 60% ha bajado su demanda y solamente un 1.5% representa a empresas que están operando de manera “normal”, pero en general hay un problema de demanda, que no es sólo la baja de ventas, sino a nivel sectorial también es el acceso a la liquidez para seguir operando.

ANALIZAR GRÁFICA 16

Sobre la fecha en que las empresas encuestadas consideran podrían normalizarse sus operaciones, más del 40% señaló que tiene una gran incertidumbre, pues no se sabe cuando realmente terminará esta emergencia, 20% consideró que a finales de junio podrían ir reactivando y normalizando la producción, otro 20% cree que será hasta el mes de septiembre y 10% hasta fin de año, lo cual habla de la lentitud en la que se irá dando la recuperación.

ANALIZAR GRÁFICA 17

Del 13 de marzo al 6 de abril se perdieron 13 mil empleos diarios, reportados por el Seguro Social, y como no hay un plan, no sólo se pierde el empleo, se pierden las prestaciones, el fondo de ahorro, la ayuda al hogar, a la vivienda y se pone en riesgo la pensión; por tanto, para la industria continúa siendo prioridad el blindaje del empleo, y sobre este tema se cuestionó a las empresas, la mitad de ellas indicaron que están haciendo hasta lo imposible por mantener las plantillas, el otro casi 49% señala que tuvieron que recurrir a la reducción y casi el 1% ha incrementado su personal.

ANALIZAR GRÁFICA 18

En lo relativo a la pregunta de qué requieren las empresas para superar esta crisis, los encuestados señalaron: diferir el pago de los impuestos; la necesidad de algunas cadenas productivas de operar tomando las precauciones sanitarias; y subsidios y créditos de la banca. En este punto se destacó como muy positiva la decisión del Banco de México para reducir en 50 puntos base la tasa de interés de referencia, lo que significa liquidez para el sistema financiero, por lo que se esperaría que esta medida y otras tomadas por BANXICO fuesen complementadas con apoyos mínimos a las empresas por parte del gobierno.

Finalmente, los voceros señalaron como dato preocupante que el 90% de las empresas no están recibiendo apoyo de alguno de los órdenes de gobierno.

ANALIZAR GRÁFICA 20

Guillermo Funes, Vicepresidente de CONCAMIN, habló sobre la industria farmacéutica, indicó que este sector es la séptima actividad más importante de las manufacturas, su cadena productiva se enlaza con 161 sectores de la economía, tiene ventas promedio de 300 mil millones de pesos y un crecimiento promedio del 4% anual, además de generar 100 mil empleos directos y alrededor de 500 mil indirectos, así como inversiones del orden de 40 mil millones de pesos anuales en

investigación y desarrollo. Añadió que la industria farmacéutica mexicana es la más importante de América Latina, con una presencia promedio de 80 años en el mercado nacional e internacional. Manifestó, sin embargo, que por la economía global el 90% de las materias primas se importa principalmente de China e India.

Compartió que ante la pandemia las cadenas de producción se vieron interrumpidas, lo que causó serias dificultades de fabricación de medicamentos y dispositivos médicos para abastecer el mercado nacional e internacional. Además, las fluctuaciones del tipo de cambio afectan de manera directa la adquisición de las materias primas y componentes, en términos de un incremento del precio de compra, aunado a que las autoridades del gobierno de México han optado por la importación de medicamentos de otro país para las instituciones del sector público, buscando en el mercado internacional los más económicos, no los de calidad y seguridad que están disponibles en el país, y lo hacen sin necesidad de presentar un registro sanitario expedido por la COFEPRIS. A esta problemática se suma el tema del pago oportuno, excepto el IMSS porque otras instituciones de seguridad social no cumplen en los términos pactados.

En conclusión, señaló Funes que “ante la peor pandemia de los últimos 91 años,    y  una  crisis  económica  mundial   con  un escenario de recesión profunda, en México  se  promueven   modificaciones a leyes como la de adquisiciones, en detrimento de la industria mexicana y de la promoción, creación y conservación  de empleos nacionales”. Consideró que no se está aprovechando la experiencia de esta industria en el mercado, ni  la  alta calidad y seguridad de la fabricación de medicamentos, pero informó que continuarán proponiendo  el  esquema de licitación pública transparente con prelación, así como un acercamiento con el gobierno para explicar que la cadena de suministros es fundamental.

“Hablar de salud, es hablar de soberanía y de seguridad nacional. Las  empresas  de la industria farmacéutica  reiteramos el total compromiso con la población para abastecer el mercado con productos de calidad y eficacia probada, así como apoyar en la búsqueda de alternativas para esta pandemia. En la industria farmacéutica creemos en la unidad para enfrentar la crisis sanitaria y económica”. Para concluir, señaló: “La salud no es todo, pero sin salud no hay nada”.

Eduardo Solís Sánchez, responsable de las Cadenas Globales de Suministro del COVID-INDUSTRIAL, compartió la gran preocupación que existe en las cadenas globales de valor y mencionó tres muy relevantes en la economía: la automotriz, la aeronáutica y la electrónica, que han traído grandes beneficios al país. Señaló que, por ejemplo, el sector automotriz genera más de un millón de empleos directos y entre 4 y 5 empleos indirectos.

Por cada empleo directo, la inversión extranjera directa captó, del 2008 al 2018, cerca de 68 mil 500 millones de dólares y es el principal generador de divisas.

En el sector automotriz, hablar de la posibilidad de cadenas de suministro rotas significaría que una empresa armadora en Estados Unidos no puede abrir,  debido a   la integración que existe entre los tres países de Norteamérica, lo que pone al país   en una posición muy delicada, pues si México no es confiable empezarán a buscar proveedores locales. Enfatizó que regresar a la industria de proveeduría aeronáutica  a Estados Unidos significaría perder todo lo que se ha ganado con exportaciones que crecían, antes de esta situación, a doble dígito

Comentó que la NAM de los EUA (National Association of Manufactures- EUA) mandó una carta al Presidente de la República instándolo  a  revisar  qué  es una empresa esencial en México, comparado con lo que corresponde en Canadá y Estados Unidos. Para estos países, socios de México  en  el  T-MEC,  el sector automotriz, el  aeronáutico  y  el electrónico son esenciales, pero no para nuestro país, con excepción de las telecomunicaciones, que es subsector de la electrónica. Las cadenas de suministro rotas se refieren a que cuando empiecen a operar los fabricantes de equipo original de estos sectores en EUA y Canadá y se quiera hacer en México, “no será posible porque no nos alineamos, no tenemos los mismos sectores denominados esenciales como ellos”.

Al respecto, la propuesta de CONCAMIN es homologar los sectores esenciales  con nuestros socios comerciales en Estados Unidos y Canadá,  homologar  los listados en donde están los sectores que pueden operar, y claramente los sectores automotriz, aeronáutico y electrónico, son parte, no solamente para el abastecimiento del Departamento de la Defensa, sino también de la aviación comercial, por tanto, la propuesta es la homologación, la sincronización de los sectores esenciales entre los tres países y por supuesto revisar los de Europa.

José Cohen, Vicepresidente de CONCAMIN y vocero del COVID- INDUSTRIAL, abordó el tema de la industria del calzado, textil y del vestido, que combinados generan más de 1.7 millones de empleos directos. Toda la cadena textil, vestido y calzado en su conjunto, están exportando actualmente 7 mil millones de dólares, la producción nacional equivale a 143 mil millones de pesos y el contenido nacional es de los más altos del país, superando el 37%. Otro dato importante es que el 70% de esta industria está conformada por mujeres, la industria tiene varias especialidades, por lo que cada empleo que se pierda, será muy difícil recuperarlo. Además de las exportaciones, es proveedor importante del mercado interno, sin embargo, el sector ya traía una caída muy preocupante desde antes de la pandemia.

Ante esta crisis de salud, consideró que lo principal es preservar el empleo, sin embargo el sector está en un alto riesgo porque hoy las empresas no tienen ingresos, existe un problema severo de liquidez, lo que, dijo, complica poder hacer frente a los compromisos y a las obligaciones. Además, expresó que ninguno de los tres sectores tiene ya recursos para poder subsistir hasta el 30 de mayo.

Se dijo sorprendido porque ya eran proveedores del sector salud y con la posibilidad de reconvertirse para realizar insumos ante la pandemia, y no hayan sido considerados como sector esencial, y en cambio el gobierno esté importando productos provenientes principalmente del mercado asiático. Señaló que una opción para el sector es la reconversión  y otra es que se les considere como un sector esencial.

Indicó que en todas las crisis hay áreas de oportunidad y que “producir en México es salvar a México”. Consideró que deben aprovechar la coyuntura de esta pandemia, que está cambiando todos los hábitos de consumo a nivel global, y se tiene la oportunidad de un importante mercado como el de EUA y Canadá, que están buscando tener su cadena de suministro en México, asimismo, recomendó buscar lo que va a perder Asia y tomar esa oportunidad para salir adelante.

Raúl Picard, Vocero del COVID- INDUSTRIAL  dijo  que  se   comprende   el apoyo a los pobres, lo que no se comprende es por qué tienen que engrosar la fila de los pobres, y agregó que eso es lo que no se debe permitir, añadió que la industria es un eslabón importante que genera riqueza, y si ésta no está funcionando, el gobierno no tendrá los recursos para poderlos repartir. Agregó que ningún empresario debe estar obligado a lo imposible y que las empresas están en su derecho de liquidar

conforme a la ley a cualquier personal que no pueda mantener, pero debe tratarse de mantener viva la empresa.

Posteriormente, los Voceros de COVID-INDUSTRIAL presentaron  cinco  propuestas de la CONCAMIN para enfrentar la crisis económica por el COVID-19:

  • Conformación de un Grupo de Alto Nivel para enfrentar el problema del COVID-19. Los sectores público y privado, junto con la academia, los trabajadores y la sociedad civil, evaluarán en conjunto riesgos y elaborarán un programa integral de acción frente a la situación social y económica generada por el COVID-19.
  • Impulsar un Acuerdo para la Preservación del Empleo y el Fortalecimiento del Mercado La caída del precio del petróleo provocada por el COVID-19 limitará los ingresos del sector público, por lo que será la inversión privada la que tendrá la capacidad de crear empleo. Para ello se requiere impulsar lo hecho en México y garantizar un pleno Estado de derecho.
  • Construir un programa de Reactivación Económica con cuatro directrices básicas:
  • Pago oportuno a proveedores de bienes y servicios en los tres órdenes de
  • Instrumentar un programa emergente de infraestructura básica en las regiones más rezagadas del país, de por lo menos 250 mil millones de
  • Programa especial de financiamiento de la Banca de Desarrollo a sectores estratégicos y a Pymes
  • Crédito accesible de la Banca Comercial

Establecer un calendario de retorno a la normalización de la actividad productiva. Generar certeza a los agentes económicos nacionales e internacionales.

Alinear los Sectores Esenciales de México a los de sus Principales Socios Comerciales, para evitar la pérdida de mercados. Reconocer el  papel de México en las cadenas globales de proveeduría y asegurar la continuidad de importantes inversiones que significan alta tecnología, innovación, exportaciones y empleos de alta calificación.

Al término de las presentaciones del Segundo Informe del COVID-INDUSTRIAL, se abrió el espacio para preguntas de los asistentes. Destacaron las siguientes:

  • En el tema de sectores no esenciales, ¿se está cabildeando la apertura del sector maquilador para alinear su apertura con Estados Unidos?
  • Hoy el Presidente ya dio las directrices de cómo atenderá la emergencia económica, no es nada nuevo a lo que se había estado señalando. ¿Es el comienzo de un fracaso anunciado, ustedes encuentran opción?
  • ¿Cuál es su opinión sobre el decreto de la Secretaría de Hacienda para dar a Pemex 65 mil millones de pesos y sobre la decisión de Banxico de bajar su tasa de interés?

Alejandro Malagón dijo que sí van a seguir cabildeando, de hecho el Presidente de CONCAMIN lo está haciendo, consideró importante que la información que se manejó en este informe, respecto a las empresas no esenciales, pero que son parte de las cadenas productivas, las conozca toda la sociedad y  reiteró  que se está realizando el tema del cabildeo para lograr que las cadenas productivas se conjunten y sobre todo, las relaciones que se están empujando a través del

embajador de Estados Unidos en México, que está consciente de la necesidad de hacer un plan espejo con Estados Unidos en el tema de las empresas no esenciales.

Para la segunda pregunta, Malagón señaló que los empresarios han llevado varias propuestas, en las que se ha mencionado el tema de los créditos y financiamientos, entre otros, ya sabemos cómo ser apoyados, pero lo que siguen apareciendo en las propuestas oficiales son los 25 mil millones de pesos en el millón de créditos de 25 mil pesos y ni siquiera se sabe si lo del seguro social ya se está ejecutando.

José Cohen complementó esta respuesta al asegurar que como COVID-INDUSTRIAL    y como industriales solamente pueden informar con los datos, y por las tendencias que arrojan la situación no se ve bien, agregó que estarán reportando de manera sistemática y periódica cómo se está deteriorando el sector, los números son los que estarán marcando cómo vamos y el ritmo de la industria.

José Luis de la Cruz, Presidente de la Comisión de Estudios Económicos, fue el encargado de responder la tercera pregunta. Dijo que fundamentalmente lo que se hizo al tratar de plantear un nuevo apoyo a Pemex es reflejo de los sectores estratégicos que el Presidente ha definido desde el inicio de su mandato, es decir, siguen pensando que reactivar al sector petrolero es estratégico para la economía, y por ello le están destinando más recursos, pero, en la parte de extracción de petróleo, con los precios actuales, la rentabilidad de esa transferencia va a ser realmente limitada, será hasta el mediano y largo plazo cuando se podrían ver los beneficios.

Consideró que si esta inyección de recursos que se le está haciendo a Pemex se complementa con un programa de desarrollo industrial, en donde otras ramas industriales tuvieran un programa que les permita aprovechar el hidrocarburo para transformarlo en México, podría generar crecimiento económico.

En la segunda ronda de preguntas destacaron las siguientes:

  • La bancada de Morena alista una reforma a la Ley Federal del Trabajo para obligar a las empresas a pagar el salario íntegro durante el  tiempo que permanezca la

¿Cuál es su postura ante esta reforma?

  • Anunciaron el COVID- INDUSTRIAL como un observatorio semanal de la industria, ¿cuántas empresas afiliadas a CONCAMIN han cerrado hasta    ahora    por la pandemia y a cuántos empleados han tenido que despedir en estas semanas?
  • ¿Qué empresas y de qué sectores piden regresar a las operaciones?

Ante la iniciativa para obligar a las empresas al pago del salario mínimo, Raúl Picard aseveró que el empresario no puede estar obligado a lo imposible, el 95% de las empresas son micro, apenas  y tienen para comer y muchas de ellas no podrán pagar un  salario  mínimo,  y el que no pueda pagar no lo va a hacer,   y no le vio mucho futuro a esa reforma. También cuestionó el que el gobierno no los ha apoyado y consideró injusto que Cenagas, ahora que las empresas están paradas, esté cobrando un cargo fijo, consideró importante que gobierno y empresa puedan hablar en una mesa de trabajo.

En relación a las empresas cerradas, Alejandro Malagón mencionó que en las gráficas presentadas, derivadas de la encuesta aplicada, se puede observar que el 50% está manteniendo a su plantilla; 49% sí ha tenido que despedir personal y un 1% ha tenido que contratar, ofreció cada día ser más claros en esta información para poder dar el dato exacto.

Sobre las empresas que se busca regresen a trabajar, apuntó que son aquellas que no sólo afectan una cadena, sino que ponen en riesgo nuestro pie de exportación, pues pueden buscar otras que las reemplacen en los Estados Unidos, debido a que no se estaría cumpliendo.

Raúl Picard, indicó que los 25 mil pesos todavía no han llegado a las empresas, no se sabe de ninguna empresa que haya recibido los 25 mil pesos.

Tercer bloque de preguntas

  • ¿Cómo ve el sector el plan de rescate anunciado por el Presidente?

¿Están llegando los 25 mil pesos a las microempresas?

  • ¿Qué tanto servirán las acciones que anunció ayer el Banco de México, tanto de bajar la tasa de interés como los recursos para el sector financiero?
  • ¿En cuánto calculan el monto de las pérdidas del sector exportador a la fecha y podemos decir que los más afectados son automotriz, aeroespacial y electrónicos?

Con relación al plan de rescate anunciado por el Presidente de la República, José Luis de la Cruz señaló que lo primero que transmitió el Jefe del Ejecutivo es que confía en un presupuesto que se elaboró antes de conocer el problema de crisis de coronavirus, y pareciera que lo que anunció tiene dos artistas: que confía en que el gasto social y la inversión estratégica que se diseñó en el aeropuerto, en las refinerías, en el sector energético en general, podría ser suficiente para enfrentar esta crisis, la más grave en 100 años. Y en segundo lugar que en el resto del presupuesto se va a aplicar un programa de austeridad, de ajuste fiscal importante.

Puntualizó que lo que se observa es que no va a ser una gran inyección de recursos fiscales, y que sólo está dejando lo que ya se hizo de política monetaria del Banco de México y algunos recursos que ya anunció para microcréditos, pero que en términos fiscales se sigue con el mismo presupuesto que se había diseñado, en donde, dijo, una de las limitantes es que no estaba diseñado para enfrentar una crisis como la actual.

Sobre la opinión del recorte de las tasas de Banco de México, José Cohen consideró que fue buena la decisión tomada, y esperan que sea la primera de muchas acciones. Resaltó que no están pidiendo rescates, que es un tema causado por una pandemia, una crisis que no tiene precedente, lo que quieren es seguir trabajando y para ello hay que tomar las medidas necesarias.

Complementó la respuesta Alejandro Malagón, indicando que las acciones de Banxico han sido las correctas, consideró que la falta de liquidez es evidente y por lo tanto esta medida le está dando liquidez al mercado, liquidez al sistema financiero, porque si se colapsa también éste, habría un efecto dominó hacia el resto de la industria.

Sobre el tema de las exportaciones, Eduardo Solís refirió que el año pasado  la industria de la manufactura exportó 411 mil millones de dólares, alrededor de 36 mil millones de dólares mensuales de exportación, en el sector automotriz son 147 mil millones de dólares en el año y ese sector está exportando alrededor de 12 mil millones de dólares de esos 36 mil mensuales, estos son los que se están viendo afectados en la parte nada más de exportación.

Las empresas que están dirigidas a la exportación, al no ser sectores esenciales, su producción está en cero, es decir, las caídas son del 100% por el tiempo que estén paradas y en la medida en que  esta situación se prolongue seguirán afectándose no solamente las cifras de comercio mencionadas, sino  también  los empleos, de ahí la necesidad de reactivarlos, y se está hablando de seguir protocolos de sanidad, de seguridad para proteger a los empleados, esta parte debe de quedar 100% cubierta y debe ser una alta responsabilidad.

Finalmente, Francisco Cervantes señaló “que la industria es nuestra preocupación y ocupación, es nuestra motivación y la seguiremos defendiendo e impulsando porque estamos convencidos que sin ella nuestro país no tiene futuro”.

 

Los comentarios están cerrados.